La portada de mañana
Acceder
La nueva versión de Sánchez provoca fisuras con sus socios de coalición
150 días de guerra entre el Gobierno y las eléctricas
OPINIÓN | La consulta anticonstitucional de Batet, por Javier Pérez Royo

València aprueba un centro deportivo polivalente con skatepark en la zona cero del Cabanyal

Solar en el que se construirá la zona deportiva, junto al bloque de Portuarios del Cabanyal

La junta de Gobierno local del Ayuntamiento de València ha aprobado este viernes el proyecto de ejecución de la obra del espacio público de uso lúdico deportivo Marítim, que forma parte del programa EDUSI, que contará con un presupuesto de 1,2 millones de euros.

"Dentro del marco de regeneración del marítimo hoy damos un paso más aprobando la ejecución de la obra del nuevo espacio público de uso lúdico deportivo del barrio", ha resaltado la concejala de Deportes, Pilar Bernabé quien ha puesto de manifiesto que "aunque queda mucho por hacer, las nuevas dotaciones está siendo realidad".

"Frente a la degradación del anterior proyecto del Partido Popular, el Cabanyal-Canyamelar es objetivo prioritario de este ayuntamiento", ha expuesto.

En concreto, ha explicado que este nuevo espacio limita al norte con la calle Pescadors; por medio, con campo de fútbol municipal del Dr. Lluch; al sur limita, calle Portuarios por medio, con el polideportivo Dr. Lluch, actual sede de la Federación Valenciana de Tenis y completa así el gran espacio deportivo del Marítimo.

Pilar Bernabé ha señalado que con el diseño del proyecto se configura "una nueva plaza en el barrio que conecta este proyecto con la trama histórica y lo convierte en un punto de encuentro para la realización de todo tipo de actividades (470m2), en línea con el proyecto de ciudad València ciudad de plazas".

Entre los elementos emblemáticos incluirá un alcorque-banco que albergue un ejemplar de Ficus Elástica con el ánimo de que se convierta en un árbol ornamental que domine el espacio de la plaza y genere identidad a la zona.

En concreto el proyecto se compone de una pista abierta y de libre acceso (más de 1400m2) con un graderío para unos 200 espectadores y diseñado como un espacio equilibrado con una zona deportiva de uso libre ajardinada atravesada por una vía peatonal iluminada y con el pavimento de la plaza.

Alrededor de esta vía se disponen secuencialmente distintos usos lúdicodeportivos. En primer lugar, las dos actividades destinadas a los jóvenes, un skatepark y un boulder, actividades específicas que necesitan un espacio acotado y diferenciado del resto para no producir interferencias funcionales.

Y en el epicentro de la ordenación, el lugar donde confluyen todos los espacios y en el que se sitúa bajo una pérgola el kiosco-bar desde donde se observan la zona infantil; zona de mayores y un gimnasio urbano.

"Uno de los criterios que asumimos es el de diseñar un espacio abierto, de fácil acceso y tránsito, que se perciba como propio por los vecinos, en el que sus elementos no actúen como barreras sino como herramientas de integración", ha indicado Pilar Bernabé.

"Se trata por tanto de una intervención innovadora porque convierte un espacio deportivo en una plaza de encuentro", ha resaltado y ha puesto en valor que se trata de una intervención de "urbanismo innovador que crea una plaza deportiva en lugar de un espacio cerrado".

Etiquetas
Publicado el
15 de noviembre de 2019 - 14:33 h

Descubre nuestras apps

stats