Cintillo conectados

Facundo Manes, neurocientífico: "La soledad es una alarma que nos recuerda que somos seres sociales"

Facundo Manes lleva meses analizando la pandemia mundial del coronavirus y sobre todo las consecuencias socioculturales de la misma. El prestigioso neurocientífico argentino ha charlado con el director de elDiario.es en Conectados sobre los cambios que está causando en la sociedad esta enfermedad y aquellos que todavía están por venir.

El experto ha puesto el foco en lo relativo a la salud mental y cómo se está deteriorando por la excepcionalidad que vivimos desde hace ya más de un año tras la irrupción de la COVID-19. Manes ha analizado cómo la pandemia también nos ha despojado de un horizonte al que aferrarnos y ha disparado la incertidumbre sobre el futuro, un estado de fatiga mental que consume "muchísimos recursos cognitivos".

"Estamos todos agotados porque desde hace meses hacemos cosas que antes no hacíamos y eso consume recursos mentales, al igual que no hacer las cosas que antes hacíamos", explicaba, a la vez que alertaba de que "el impacto mental de lo que estamos viviendo durará más que la pandemia".

Manes ha detallado cuáles son los grupos que se están viendo mentalmente más afectados por la pandemia. Destacaba el de los jóvenes entre 15 y 25 años y explicaba que es porque "el cerebro termina de madurar después de los 20 y los adolescentes todavía no modulan sus emociones". También reflexionaba sobre la vulnerabilidad de las mujeres, que más allá de la lucha por la igualdad se ven con más carga de trabajo, y la carga mental de los sanitarios que trabajan en primera línea.

Sobre cómo la tecnología está cambiando la forma de socializarnos, Manes ha valorado positivamente su uso para mantenernos conectados, aunque ha reflexionado sobre que en un futuro, hay habilidades que no pueden suplirse ni con tecnología, ni con inteligencia artificial ni con trabajos en remoto. "Hay que estar seguros que la IA nunca va a superar al ser humano en las habilidades que nos hacen humanos: compasión, altruismo, detectar lideres, inspirar, motivar, capacidad empática...", explicaba.

Así insistía en que hay que invertir en las cualidades que nos hacen humanos y resaltaba que "el cerebro humano es un órgano social" y que "prevalecimos por adquirir la habilidad de vivir en grupo". Por eso, en circunstancias como las que atravesamos, "la soledad es una alarma que nos recuerda que somos seres sociales".  

"Menos miedo y más cuidado"

Para el neurocientífico, una de las claves para salir más resilientes de esta crisis es "encontrar nuevos propósitos que trasciendan al individuo", algo para lo que es especialmente necesaria la empatía. Destacaba también que nos encontramos todavía "en una etapa de ansiedad" y que esta "es un miedo anticipatorio". Y alertaba de que "el miedo puede ser usado por líderes autoritarios", por lo que se necesitan "líderes que unan y que no nos guíen con el miedo".

En esta línea, enumeraba una serie de prácticas para cuidar nuestro bienestar mental en esta pandemia.

  • "Tenemos que convivir con el virus pero evitar el miedo. De todas las emociones el miedo es la más importante, porque es una alerta al peligro y nos paraliza. Nos pone a la defensiva y no puede ser nuestra guía al futuro. Hay que convivir con el virus con menos miedo y con más cuidado". 
  • Distanciamiento físico, pero seguir conectados socialmente.
  • Ante la incertidumbre, es importante " organizar una rutina diaria, dormir, comidas, hacer ejercicio, vida laboral, social, familiar...". Manes subrayaba que esto nos da "sensación de control". es muy importante porque nos da sensación de control
  • "Si alguien cree en algo, creer. Los sistemas de creencia nos hacen más felices". 
  • Tener cierta perspectiva, para lo que es importante, según el experto, que los que nos gobiernan "nos den un cierto horizonte".
  • El ejercicio físico es para el neurocientífico "el mejor ansiolítico y antidepresivo natural".
  • Invertir en calidad del sueño.
  • Tener un propósito que exceda al individual, "vernos como un colectivo, no vale el sálvese quien pueda".

Viaje al cerebro de los negacionistas

Los socios y socias de elDiario.es han podido trasladar sus cuestiones al neurocientífico. Una de ellas, preguntaba sobre los mecanismos con los que funcionan los negacionistas de la pandemia. "Vemos la realidad tal y cómo la filtran nuestros prejuicios y creencias", explicaba Manes. El experto señalaba que por un lado existe un sistema de toma de decisiones "racional, analítico y consciente", que usamos "pocas veces porque requiere energía mental", y otro mecanismo más "automático", basado en aprendizaje previo y "atajos mentales". "A lo largo de la vida vamos creando prejuicios, tomamos todo lo que coincide con nuestras creencias e ignoramos lo que no coincide, por eso la evidencia no cambia lo que pensamos. Esa evidencia crea un malestar en la identidad. Por eso nadie cambia con la evidencia, se cambia con proyectos superadores y empatía", ahondaba.

Etiquetas
Publicado el
2 de febrero de 2021 - 17:30 h

Descubre nuestras apps

stats