Cómo hacerte una bonita corona de Navidad para tu puerta en menos de una hora

Corona de Navidad

Tanto si ya tenemos la decoración navideña lista como si la hemos dejado para última hora, una corona navideña para la puerta (exterior o interior) resulta un modo sencillo de añadir un toque festivo a nuestra casa. Y, a juzgar por Instagram, también son una tendencia creciente.

Cómo tener un árbol de Navidad sin matar un abeto ni comprar uno sintético

Cómo tener un árbol de Navidad sin matar un abeto ni comprar uno sintético

La buena noticia: fabricarnos una bonita corona navideña para la puerta resulta sencillo y barato, algo importante, porque comprar una decente puede salirnos por unos 40 euros o más. Además, es rápido: construirla puede llevarnos una hora, incluso menos tiempo.

Cuatro ideas sencillas y resultonas

Aquí recogemos cuatro ideas de coronas de Navidad para la puerta; fáciles y para todos los gustos. Y damos las pautas para colgarlas sin hacer agujeros.

1. Corona de Navidad "disco": con bolas brillantes

Si nos gusta el brillante, y no queremos renunciar a meter los destellos navideños en casa, este puede ser un buen proyecto. Además, para construir esta corona para la puerta solo necesitamos unas bolas navideñas, unas guirnaldas de espumillón y un aro que sirva de base.

Podemos construirlo con cartón o comprar un aro metálico doble, con un aro exterior y otro interior, para que sujete todo mejor (los encontramos fácilmente por unos dos euros). Esto, y un poco de pegamento para unir todo.

Por lo demás, solo necesitamos pegar el espumillón al aro y, cuando lo tengamos, ir añadiendo las bolas brillantes o navideñas, con más pegamento. El resultado queda muy bonito si utilizamos guirlandas y bolas del mismo color, por ejemplo, de un tono plateado.

Pero las opciones son infinitas, y podemos combinar colores y tamaños de bolas como se nos antoje. Esta corona es estupenda para las fiestas navideñas, y también para recibir el año nuevo.

2. Corona de Navidad "vintage" o nostálgica

Si no queremos renunciar a un toque original ni a darle nuestra propia personalidad a la corona, esta idea puede resultar estupenda. Con la misma base que hemos contado antes (es decir, soporte de cartón o aro metálico doble), primero pegamos la guirlanda de espumillón a la base. 

Y, sobre ella, vamos añadiendo los objetos y los juguetes que nos apetezca: figuritas de animales, cámaras de fotos retro (de plástico, y que no pesen), imágenes impresas, muñecos de robot, etc. No hay límite. Un consejo: para que los objetos vintage destaquen más, suele funcionar mejor un espumillón de color verde, que imite a las acículas de un abeto o árbol navideño.

3. Corona de caramelos para la puerta

A veces lo más sencillo resulta la mejor opción. Y, también, puede ser la más sabrosa, como demuestra esta corona navideña de caramelos. Para que tenga más relieve, podemos utilizar un marco de corona de espuma de poliestireno blanco; o hacernos nuestra propia base circular de cartón y pintarla con pintura de color blanco en aerosol.

Por lo demás, necesitamos caramelos bonitos (por ejemplo, rayados) que tengan un fondo de color blanco, o algo de este tono. Ahora, se trata de ir pegándolos, uno junto al otro, en la base de nuestra corona. Además de caramelos, podemos utilizar otros dulces, como nubes y esponjas dulces, que añaden un toque más mullido a nuestra corona. ¡Y lista! 

Un truco: si utilizamos algún tipo de adhesivo comestible, como los que se utilizan en pastelería para hacer las coberturas tipo fondant o chocolate para postres, podremos comernos la corona una vez que pasen las fiestas.

4. Corona rústica y natural

Otra opción sencilla e infalible: crear una corona vegetal con restos de ramas y hojas secas caídas que encontremos durante un paseo por el parque. Podemos utilizar restos de poda de un abeto (o un pino) y hojas secas, tan fáciles de encontrar estos días por el suelo.

También resulta bonito añadir piñas naturales. Todos estos materiales son gratuitos, y darán un toque natural a nuestros pisos urbanitas.

¿Y cómo cuelgo la corona de la puerta sin hacer agujeros?

Hay varias formas de colocar una corona en la puerta sin utilizar taladros ni destrozar el mobiliario. La primera y más rápida: podemos colgarla utilizando un gancho con adhesivo (o autoadhesivo).

Otra opción estupenda es utilizar un gancho para puerta, como los que venden para colgar las toallas, y que van abrazados a la parte superior de la puerta. Además, suelen ser bastante baratos, sobre un euro las dos unidades. 

Otra opción: utilizar un lazo bonito y unas chinchetas. Es cierto, hemos dicho que eran ideas sin agujeros, pero las chinchetas van sujetas a la parte superior de la puerta, y apenas dejan marca. Por lo demás, el lazo lo anudamos de la corona y después lo fijamos a la puerta, por encima, con un par de chinchetas básicas. ¡Y listo!

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats