eldiario.es

9
Menú

Cultura

Kamikaze abre con "Un enemigo del pueblo" un debate sobre la censura

- PUBLICIDAD -
Kamikaze abre con "Un enemigo del pueblo" un debate sobre la censura

Kamikaze abre con "Un enemigo del pueblo" un debate sobre la censura

El Pavón Teatro Kamikaze, Premio Nacional de Teatro 2017, abre temporada con "Un enemigo del pueblo (Ágora)", versión libre de Álex Rigola que plantea un debate entre sociedad e individuo y, sobre todo, un alegato por la libertad de expresión, que, como se supo hace días, no contará finalmente con Willy Toledo.

Lejos del "teatro canónico", la adaptación de "Un enemigo del pueblo" de Rigola sobre el texto de Henrik Ibsen busca superar al cine y la televisión como solo puede hacerlo el teatro, "rompiendo la cuarta pared", con 400 espectadores diarios a los que en un momento de la obra se invita a participar y a votar, modulando con sus discursos y decisiones el desenlace.

Nao Albet, Israel Elejalde, Irene Escolar, Óscar de la Fuente y Francisco Reyes son los cinco actores que plantean la trama: las aguas del balneario que constituye el motor económico de un próspero pueblo de la costa están infectadas y sanearlas requeriría unas obras costosísimas y el cierre temporal del centro.

¿Debería hacerse pública esta información, dañando a toda la región, o deberían anteponerse los intereses personales de los implicados a los de toda la sociedad?

"Más que de emociones, lo que se origina aquí son tensiones entre lo que queremos éticamente y lo que estamos dispuestos a hacer, un problema de cada día", ha explicado Rigola, para quien "no hay buenos ni malos" en los distintos posicionamientos.

Para hacer aún más cercana esta cuestión, la barrera entre el actor y su personaje se difumina. Así, Francisco Reyes es Fran, mientras que Irene es Irene Escolar, que ya había participado en un montaje poco convencional de "Vania" junto a Rigola.

"Es un mito que el actor sobre el escenario desaparezca tras el personaje, y aquí me siento más desnuda que nunca", ha señalado la actriz sobre una idea extendida en el medio que esta obra trata de subvertir, obligando a sus intérpretes a ser "personas" durante todo el montaje y a vivirlo "en tiempo presente" cada día para convencer a los espectadores de sus razones.

Por el carácter decisivo del público sobre el cariz final de la obra, este se suma a ellos como sexto protagonista en el llamado ágora, segmento del montaje en el que se debate sobre la conveniencia del sufragio universal.

"Cuando el parlamento es un teatro, el teatro debe ser un parlamento", ha recordado Elejalde, haciendo suya una frase mítica que decora en forma de mural la Sala Mirador de Madrid, antes de declararse "gratamente muy sorprendido con la gente, que en las funciones previas ha ofrecido bastantes opiniones muy bien conformadas".

Para el nominado al Goya al actor revelación en 2014 por su papel en "Magical Girl", además de licenciado en Ciencias Políticas, productor de la obra y gerente del teatro Pavón, este era el momento propicio para representar "Un enemigo del pueblo" en cuanto es también y sobre todo una reflexión sobre la libertad de expresión.

"Las sentencias judiciales que se han dado, por ejemplo contra algunas canciones, nos ponen en peligro. Se nos presiona para autocensurarnos, lo que en lo artístico es como que te amputen las manos. Libertad de expresión significa escuchar cosas que no queremos escuchar", ha defendido Elejalde, que ha cuestionado así que se pueda meter a Willy Toledo en la cárcel por ofender sentimientos religiosos.

La casualidad ha querido que la presentación, que ha tenido lugar hoy en Madrid, a un día de su estreno oficial, haya ocurrido además en la misma jornada en la que un juzgado de Madrid ha emitido una orden de detención contra este actor por no acudir a declarar en dos ocasiones por supuesta vejación de los sentimientos religiosos.

"Con Willy Toledo esta hubiese sido una obra muy diferente", ha constatado Rigola tras negar que su ausencia del montaje se debiera a este asunto (la versión oficial alega "problemas de agenda" del intérprete) y ha asegurado a continuación que espera "poder trabajar alguna vez" con él.

El debate que suscita esta obra, en cualquier caso, permanecerá abierto en el Pavón Teatro Kamikaze de Madrid del 5 de septiembre al 7 de octubre en funciones ordinarias y, posteriormente, pasará a dilucidarse en Girona.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha