eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

'Ley y Orden. El caso Menéndez': la realidad se lo pone fácil a la ficción

Calle 13 estrena una miniserie de no ficción que reconstruye una de las historias más célebres y escalofriantes de los 90: el caso Menéndez

Edie Falco en la serie

Edie Falco en la serie

Las series de no ficción también está viviendo un momento dulce en televisión. En un panorama donde las ideas originales cotizan al alza, los casos reales siguen demostrando que no solo las fábulas son capaces de mostrar historias increíbles para mantener enganchados a los espectadores. 

Algunas de estos relatos diluyen la fina frontera entre realidad y ficción, convirtiéndose en series documentales como Making a MurdererO.J: Made in America o, en España, Muerte en León y Lo que la verdad esconde: Caso Asunta.

Se tratan de relatos seriados, que reconstruyen casos reales y no necesitan inventar nada, o casi nada, para competir en igualdad de condiciones con grandes dramas  alejados de la verosimilitud. No obstante, algunas de estas historias también pasan al terreno de la ficción, aunque conservado su inspiración en hechos que realmente ocurrieron.

El año pasado, Ryan Murphy utilizó el caso del actor O. J. Simpson, que fue acusado del asesinato a su exmujer, para poner en marcha la serie antología de American Crime Story. La siguiente entrega reconstruirá el asesinato del diseñador italiano Gianni Versace y, desde hace unos días, también está disponible en Calle 13Ley y Orden True Crime. El caso Menéndez.

La miniserie parte con dos condicionantes muy marcados por los que muchos espectadores ya la sitúan en su radar. El primero es estar encuadrada dentro de la franquicia Ley y orden, una de la más longeva y rentable de la pequeña pantalla, algo que también condiciona su tono narrativo. El segundo, y más mediático, es reconstruir, desde la ficción, uno de los casos criminales y juicios más famosos de la historia reciente de Estados Unidos.

El 20 de agosto de 1989, los servicios de emergencia de Los Ángeles registraron una llamada desesperada desde el millonario barrio de Beverly Hills. Una voz masculina pedía auxilio tras encontrar a sus padres tiroteados en el salón de la mansión familiar. Era Lyle Menéndez, y las víctimas era José y Kitty Menéndez, que habían muerto acribillados por más de 15 disparos realizados con escopetas.

En su primera declaración ante la policía, Lyle y su hermano Eric, un universitario de segundo año de Princeton y un jugador semiprofesional de tenis, relataron que se encontraron los cadáveres cuando regresaron a su casa tras ir al cine.

La cara oculta tras el lujo y la riqueza de los Menéndez

A pesar de la desesperante llamada al 911, la actitud de los dos hermanos pronto empezó a levantar sospechas entre los policías encargados en hallar a los presuntos autores del doble asesinato quienes, además, tenían como misión descubrir los motivos que les llevaron a irrumpir en una mansión de Beverly Hills, acribillar al matrimonio y salir sin llevarse aparentemente nada de la lujosa vivienda.  

Hasta que fueron detenidos seis meses después como presuntos culpables, Kyle y Eric se gastaron casi un millón de dólares en artículos de lujo y empezaron a mostrar que, de puertas hacia adentro, la vida familiar de los Menéndez distaba mucho de la estampa feliz que proyectaban entre sus conocidos.

Kyle y Eric, que actualmente siguen en prisión, se rebelaron contra la férrea disciplina de padre de la manera más sangrienta posible. Tampoco se puede decir que, mientras estaba en marcha la investigación policial, pusieran mucho empeño en disimularlo.

José Menéndez era un emigrante cubano, un exitoso hombre de negocios hecho a sí mismo que imponía una férrea y asfixiante disciplina a sus hijos para que no dieran por sentado su riqueza. Lo que parecía una ventaja, terminó provocando una guerra abierta entre el padre y sus dos progenitores, que estaba minando la salud de la madre, y que en el juicio se convirtió en el principal argumento de la defensa.

Aquí es donde entra el otro personaje clave de la serie: la abogada Leslie Ambrason, a la que da vida Edie Falco. Si la gran protagonista deAmerican Crime Story: The People vs OJ Simpson era la fiscal del caso Marcia Clark (Sarah Paulson), aquí es Leslie Ambrason quien retrata a la sociedad de la época y  la presión mediática que generó en torno al caso. Quizá, lo más interesante de la historia. Para el resto de detalles, y sobre todo para los espectadores más impacientes, siempre estará Wikipedia.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha