eldiario.es

9

Latas de cerveza y tarrinas de helado de la época de Barcelona 92 entre las rocas del Puerto de Dénia

Cultura Sostenible retira de la escollera sur de la dársena un auténtico retrato sociológico del despojo: envases que muestran lo que han consumido a lo largo de los últimos lustros distintas generaciones y que han acabado contaminando el mar

El mosaico fotográfico muestra algunas de las latas y envases recogidos por Cultura Sostenible durante las últimas jornadas de limpieza.

El mosaico fotográfico muestra algunas de las latas y envases recogidos por Cultura Sostenible durante las últimas jornadas de limpieza.

¿Se acuerdan de las Olimpiadas de Barcelona 92? ¿Aquellas del oro de Fermín Cacho? Se hicieron latas de refresco para conmemorar la efeméride y ahora, casi treinta años después, ha aparecido una escondida entre las rocas de la escollera sur del puerto de Dénia.

¿Se acuerdan de Flebasa? Fue una naviera que estuvo operativa hasta 1998 entre Dénia y las Baleares. Uno de los vasos de plástico que se repartían al pasaje de aquellos antiguos ferrys que hoy han pasado ya a mejor vida también ha sido en estos últimos días recogido entre esas mismas piedras afiladas de la dársena.

También hay lo que parece ser un envase de caramelos todavía más veterano, del año 1988. O una tarrina de helado de un conocido establecimiento de la calle Marqués de Campo de Dénia que continúa funcionando. Pero debe hacer lustros que ya no sirve tarrinas con ese diseño.

Da la impresión de que las cantidades y la antigüedad de plásticos que siguen apareciendo en el litoral de Dénia no agotan su capacidad de sorpresa. Durante la pasada semana, el colectivo Cultura Sostenible estuvo realizando tareas de limpieza en la escollera sur del recinto portuario. Allí aparecieron de nuevo envases que fueron utilizados hace décadas, en pleno siglo XX. Puede que alguno fuera de cuando Cacho era una promesa del atletismo.

Se trata casi de un retrato sociológico del despojo: muestra lo que hemos ido consumiendo a lo largo de los últimos lustros no sólo las generaciones actuales sino sus padres o incluso sus abuelos. Y todo, claro, contaminando el mar.

Durante esa jornada de limpieza, Cultura Sostenible se encontró con otras sorpresas desagradables: alfombras de plástico de más de cinco metros que según ese colectivo fueron utilizadas para fijar las rocas de esa escollera hace ya más de tres décadas. Desde entonces han continuado igual. No se ha descompuesto, por supuesto. Tardan 800 años en hacerlo, “contribuyendo a la destrucción del ecosistema marino. contaminando la costa y destruyendo la fauna marina”.

No sigan limpiando ustedes allí”

Cultura Sostenible agrega que algún responsable de la dársena no permitió que continuaran con sus tareas de limpieza, que de este modo no pudieron ser finalizadas. Y ha mostrado su enfado por ello, aunque la entidad no piensa quedarse con los brazos cruzados: ha comunicado esta situación a otros grupos ecologistas. De hecho,  “la Confederación de Ecologistas en Acción será el primero a  tomar medidas a respeto”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha