eldiario.es

Menú

Puig y Díaz piden que el Estado perdone deuda de las autonomías mal financiadas

La petición conjunta de los presidentes valenciano y andaluz evitaría que la Generalitat devolviera 9.000 millones recibidos del FLA

- PUBLICIDAD -
Ximo Puig y Susana Díaz, tras una reunión en el Palau de la Generalitat.

Ximo Puig y Susana Díaz, tras una reunión en el Palau de la Generalitat.

Los presidentes de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, han reclamado este domingo que se condone la devolución del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), un instrumento con que el estado ha dado liquidez a las autonomías, a las comunidades infrafinanciadas en una cantidad equivalente a la financiación que han dejado de percibir respecto a la media española.

La Generalitat debe 20.000 millones del FLA. Y según los cálculos expuestos por Puig, sufre una infrafinanciación de 1.300 millones de euros al año. El actual modelo de financiación autonómica, vigente desde 2009, habría privado a los valencianos de 9.100 millones desde su aplicación hasta 2015 o de 10.400 si se incluye el presente ejercicio, 2016. Esa cantidad, de aceptarse la propuesta de Puig y Diaz, sería condonada del FLA.

En paralelo, se debería trabajar por un nuevo sistema de financiación. "La Comunidad Valenciana y Andalucía tenemos problemas comunes y vamos a buscar fórmulas para cohesionar España desde la singularidad territorial y la igualdad de las personas. Ni para Andalucía ni para Valencia el sistema de financiación es suficiente y hay que buscar fórmulas que no rompan, sino que unan", ha dicho Puig.

La propuesta hecha por ambos presidentes, compañeros de partido y aliados dentro del PSOE, quita hierro a la tensión entre la Junta de Andalucía y Compromís. La coalición valencianista, socia de gobierno de los socialistas en la Generalitat, exige la condonación de la deuda histórica con el estado para apoyar una eventual investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

La Junta avisó de que cualquier reivindicación en esa línea  debería no perjudicar (o favorecer también, según los casos) a Andalucía. Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat y líder de Compromís, no se quedó callada.  "Exigir una mejor financiación para la Comunidad Valenciana no va contra ninguna autonomía", dijo. "La deuda histórica es una revindicación de todo el Consell", PSPV-PSOE incluido, añadió.

El mismo viernes, Díaz también rebajó la tensión. Quien "esté buscando enfrentar a territorios no nos va a encontrar en eso, sino en el trabajo para que el nuevo Gobierno de España afronte  una financiación adecuada para todas las comunidades para que todos los ciudadanos, vivan donde vivan, accedan a la sanidad, a la educación o a la dependencia en las mejores condiciones y que no haya agravios".

El "problema valenciano"

El anuncio de Puig y Díaz también refuerza el principal objetivo de Puig: visualizar lo que denomina el problema valenciano -la inviabilidad de la Generalitat por una mala financiación- a nivel estatal. El presidente de la Generalitat ha embarcado a todos los partidos y la sociedad civil valenciana en la reivindicación de un nuevo modelo de financiación. En esa línea, ha  recurrido los presupuestos del Gobierno para 2016 ante el Tribunal Constitucional. El Consell defiende que el Estado discrimina al Estado tanto en el reparto de fondos como en las inversiones.

Puig y Díaz se han reunido en el Palau de la Generalitat antes de acudir juntos a la celebración del Día de Andalucía en Mislata (Valencia), donde han sido invitados por la Federación de Entidades Culturales Andaluzas en la Comunitat Valenciana. Ambos han pasado de puntillas por las negociaciones para formar gobierno. "No me corresponde conocer el estado de las negociaciones", ha dicho la presidenta andaluza.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha