eldiario.es

9

València recupera el tinglado 2 del puerto como espacio abierto de uso público

Las obras de rehabilitación han devuelto al inmueble protegido su esplendor y colores originales.

Paralelamente, el Consorcio València 2007 ya ha finalizado la redacción de los pliegos del proyecto para crear una gran plaza arbolada, dotada de elementos de sombra, juegos y zonas deportivas.

El tinglado 2 tras la rehabilitación

El tinglado 2 tras la rehabilitación

Las obras de rehabilitación del Tinglado 2 acaban de finalizar en el plazo previsto de 23 semanas. Las actuaciones, dirigidas por la sociedad valenciana Arkitera S.L.P y realizadas por la UTE Grupo Bertolín SAU-Martín Casillas SLU, han permitido recuperar la seguridad, la salubridad y los elementos de decoración de este edificio histórico catalogado como Bien de Relevancia Local.

Con esta obra, el Consorcio València 2007 (CV07), gestor de La Marina de València, desempeña su compromiso de recuperar patrimonio histórico de carácter industrial y pone a disposición de la ciudadanía un gran espacio público abierto donde colectivos locales puedan realizar sus actividades.

Al tiempo que cumple con su objetivo estratégico de apropiación ciudadana de la dársena histórica, el CV07 mejora la calidad del espacio con el fin de contribuir también a la activación productiva del recinto marítimo.

A partir del 31 de octubre, el recién restaurado tinglado albergará parte de la exposición y actividades del salón náutico Valencia Boat Show, que se desarrollará hasta el 4 de noviembre en La Marina de València. En estos momentos, el Consorcio prepara ya el acto de inauguración del recuperado Tinglado 2.

Recuperado por dentro y por fuera

Hoy el Tinglado 2 ya brilla con sus colores originales y muestra su belleza a través de su recién restaurada ornamentación. Además, se han reforzado sus estructuras con el fin de frenar el proceso de deterioro al que estaba sometido el edificio portuario a causa de factores como el óxido y las palomas.

Las reparaciones se han realizado tanto en las estructura metálicas y muros como en los revestimientos, en la decoración, en la carpintería y en los vidrios, con el objetivo de poder emitir el certificado de seguridad, salubridad y ornato que exige la normativa actual.

Las intervenciones realizadas sobre el tinglado han sido las previstas: se ha limpiado, reparado y saneado la estructura metálica, protegida también contra el fuego, la oxidación y la corrosión; se han reforzado vigas, faldones, muros, columnas y arcos; se han limpiado y reinstalado revestimientos como los zócalos y se han repuesto o restaurado elementos ornamentales y de carpintería, molduras y vidrios.

En materia de salubridad, se han sustituido canales y bajantes, se han ejecutado aliviaderos y se ha preparado la conexión a red enterrada del saneamiento existente.

Una gran plaza para Poblats Marítims

Paralelamente, el Consorcio València 2007 ya ha finalizado la redacción de los pliegos técnicos del proyecto de recuperación del entorno del Tinglado 2, un edificio que históricamente ha ligado el mar con la ciudad.

Sobre un área de 12.250 m2, se creará una gran plaza arbolada, dotada de elementos de sombra, juegos y zonas deportivas, que aproximará físicamente La Marina a los barrios vecinos. En enero de 2019, se prevé lanzar una convocatoria internacional para seleccionar el mejor proyecto.

Tinglados con historia

La Marina de València, nuestro frente marítimo. El antiguo puerto de la ciudad, convertido en un espacio público de un millón de m 2 abierto a la innovación y la náutica.

Los tinglados del puerto de València se construyeron entre 1911 y 1923, ante la necesidad de construir naves de almacenamiento. Fueron cobertizos destinados a depositar y clasificar mercancías, sobre todo naranjas, uvas, arroz y cebollas, las principales especialidades derivadas del nuevo modelo de agricultura valenciana.

Se edificaron dentro del Plan General de Ensanche y Mejora del Puerto de València (1910), dirigido por el ingeniero José María Fuster. El subdirector de obras del puerto, Federico Gómez de Membrillera, diseñó la disposición, distribución y el estilo arquitectónico de seis tinglados, de los cuales hoy se conservan tres (el 2, el 4 y el 5).

Estos emblemáticos conjuntos arquitectónicos, relacionados con la industria y el comercio, han asociado históricamente a València con el progreso y la modernidad.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha