eldiario.es

Menú

Cuando los alarmistas son los otros

Los recientes incendios forestales acaecidos en España después de un periodo inusualmente tranquilo han provocado como en anteriores ocasiones muchas y muy dispares aportaciones al debate social, en general y por fin, bastante constructivas. Por ello nos ha sorprendido las que en este diario publicó el pasado 11 de agosto el señor Carles Arnal acusando a los forestales de ser innecesariamente alarmistas. Se refería entre otros, y sin citarlo expresamente, a Marc Castellnou, un renombrado experto en incendios forestales, Ingeniero de Montes por la Universitat de Lleida. Castellnou, pese a su relativa juventud, ha sabido primero consolidar los Grupos de Apoyo de Actuaciones Forestales (GRAFs), de los bomberos de la Generalitat de Cataluña, como referencia de la lucha contra los incendios forestales en Cataluña y, posteriormente, tejer relaciones por el resto de España y de Europa, así como a escala global. Ha sido reconocido por multitud de organismos dentro y fuera de España e invitado como experto para analizar incendios especialmente traumáticos como los de Chile o Portugal el año pasado. Además, ha impulsado la Fundació Pau Costa en honor a los 5 compañeros que fallecieron en 2009 en el incendio de Horta de Sant Joan y desde la que se lleva a cabo un trabajo de investigación en la primera línea del conocimiento, formación y comunicación altamente innovadora y reconocida.

Cierto es que su estilo puede sonar a veces provocador, guiado por el objetivo de concienciar al oyente sobre la magnitud del problema, sobre todo si seguimos cometiendo el error tan magistralmente descrito por Einstein de pretender resolver un problema emergente con respuestas del pasado. Uno de los innumerables méritos del equipo liderado por Marc Castellnou ha sido precisamente romper con la inercia de reclamar desde la extinción más y más medios para reorientar el foco al estado del paciente (el monte). Y he aquí lo innovador y generoso del enfoque – lo normal es reclamar más medios para las propias competencias - al coincidir con las líneas de pensamiento más innovadoras en otros ámbitos públicos.

Precisamente el principal mensaje de la Cumbre de Rio+20 fue el hecho que la Humanidad había sido capaz de resolver prácticamente todos los retos sectoriales, mientras que los retos aún no resueltos eran fundamentalmente de naturaleza transversal. Ello obligaba a abordar de forma integrada los tres pilares de la sostenibilidad (ecológico, social y económico). Curiosamente el señor Arnal aboga por el caduco enfoque de abordar los incendios meramente priorizando la extinción y la reducción de su número, es decir la actuación represora marginando la salud del paciente. Llevado a la sanidad, es como si nos centrásemos meramente en invertir más y más en urgencias en vez de abordar la mejora de la salud, que es hoy la prioridad de todo sistema sanitario que se precie.

Seguir leyendo »

Tot Esport (o quasi)

En què s'assembla el futbol a Déu? En la devoció que li tenen molts creients i en la desconfiança que li tenen molts intel·lectuals. A aquestes paraules de Galeano podriem afegir que també s’assemblen en la omnipresència. Com a prova, només cal fer una volteta per les xarxes socials o, sense anar més lluny, per la programació d´À Punt i això que hem hagut d´esperar vora quatre mesos des de l’emisió en proves de la nostra televisió per l’estrena dels programes esportius insígnia: Tot Futbol i Tot Esport (o quasi).

Tot Futbol serà el Estudio Estadio de la nit del diumenge. Després de vora cinc anys sense tele autonòmica i de fer piruetes multimèdia per a poder veure, no ja un partit, tan sols un resum o les millors jugades dels nostres equips davant l'allau merenga i blaugrana en els mitjans, gaudirem per fi de la cobertura que la televisió autonòmica promet donar als nostres equips gràcies a l'acord aconseguit amb Mediapro. L’afició estem d’enhorabona. No obstant això, sembla que aquesta cobertura no arribarà als “modestos” de la tercera divisió mereixedors com els “grans” de rebre atenció i reconeixement del gran esforç que realitzen per mantindre's en peus i ser ambaixadors, en molts casos els únics, dels seus pobles en tot el territori autonòmic. La identificació de la ciutadania amb els seus símbols esportius és innegable, ja siguen figures de talla mundial com l’alacantí David Ferrer o del terreny, com la pilotari de Beniparrell Ana Puertes. I una televisió autonòmica que vulga guanyar-se, no solament l'audiència, sinó el cor dels valencians i les valencianes, ha de tindre la sensibilitat d'acostar-se a l'esport en general i, en aquest cas, al futbol en particular, també en categories locals.

Però com tot no ha de ser futbol, o així de felices ens les prometíem després d'escoltar les paraules d'Empar Marco en la presentació de la programació esportiva, els dimecres s'emet Tot Esport, on tenen el seu minut de glòria la resta d'esports, tota la immensa resta. Donada la seua gran varietat s'entén la dificultat per a repartir el temps de dedicació a tots ells. Per aquest motiu sorprengué veure que, ja en el primer programa emés, el futbol es colara des del començament i acaparara vora la meitat del programa, minuts que se suposava havien de dedicar-se a esports que finalment no van tindre cabuda com l'handbol, la vela, el voleibol, el golf, el judo o el rugbi per nomenar-ne alguns amb més nombre de llicències esportives i, per tant, amb més seguidors, en el nostre territori. Tot reconeixent la importància de l'esport com a element de cohesió social i de vertebració del territori, els mitjans de comunicació públics tenen la responsabilitat d'atendre la seua varietat amb permis de ´sa majestat el futbol’.

Seguir leyendo »

Tinduf, un viaje al alma del pueblo saharaui

El 10 de mayo como todos los años, se celebraba esta vez el 45 aniversario del nacimiento del Frente POLISARIO en los campos de personas saharauis refugiadas de Tinduf (Argelia).

Tinduf es un campamento distribuido en 5 provincias ( Wilayas) en medio del desierto del Sáhara, habitado por más de 250.000 personas, muchas de las cuales llevan más de 40 años viviendo (y sobreviviendo) a las inclementes condiciones de un inhóspito paraje en el que han nacido o crecido a la espera de poder volver a su hogar: el Sáhara Occidental.   Su historia es de resiliencia, de espera y esperanza.

Con ocasión del 45 aniversario del nacimiento del Frente POLISARIO tuve la maravillosa oportunidad de visitar los campamentos con la comisión de representación política de España, siendo acompañados en todo momento por representantes de la Delegación saharaui, cuerpo diplomático de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Seguir leyendo »

La(s) crisis sin fin de Turquía

Recep Erdogan tras su victoria electoral de junio 2018, junto al retrato del líder histórico Kemal Ataturk

Mientras todo el planeta contempla dramáticamente el desplome de la libra turca durante los últimos meses y especialmente tras las últimas semanas, a Ankara le cuesta cada vez más disfrazar los motivos que han llevado a la república a padecer una degeneración nacional crónica. Tras el fracaso del intento de golpe militar que tuvo lugar en julio de 2016, el presidente Erdogan está jugando sus últimas (y más peligrosas) cartas para lograr mantener el poder renovado con el que ejerce su liderazgo a base de decreto y mano dura, especialmente hasta alcanzar su deseado sistema presidencial puro.

La dictadura es para el ideario nacional turco un concepto complejo de descifrar, tal vez por su doble papel histórico: un demonio derrotado que al mismo tiempo se renueva constantemente en la vida política y lucha para ayudar a enfrentarse a otros. El partido mastodóntico AKP, como también Recep Tayip Erdogan, no son la clase de rostros nuevos que aparecen hoy en día en los hemiciclos europeos con propuestas radicales y desesperadas. Tras la formación del estado moderno kemalista, basado en las premisas laicas y nacionalistas de Ataturk, el grupo se ha destacado en el nuevo siglo como la única fuerza capaz de unir a una nación que vive a varias velocidades. Dicha unión, basada en el Islam político y el conservadurismo de una nación etnocentrista, un plato clásico en la región, jamás tuvo otro fin que mantener en pie un gigante que de otro modo se derrumbaría por mil y una razones. Para ello no existe otro método que, paradójicamente, tumbar los pilares de la Turquía moderna y democrática en la que han nacido y que defienden.

Se trata de una contradicción que, sin embargo, lleva años de lenta preparación en el seno de una clase política que ha sabido encargarse de una nación encaminada en la buena dirección, y al mismo tiempo ha puesto el punto final cuando lo ha considerado debido. Actualmente más del 18% de los jóvenes turcos están desempleados, mientras que las economías pequeñas sufren el endeudamiento exterior masivo al que han sido sometidos por su líder. Erdogan rechaza incluso ahora, con una divisa sangrando y una población cada vez más empobrecida, subir los tipos de interés para combatir el proceso inflacionario y tratar su economía moribunda. ¿Aún no queda claro por qué Londres está subiendo los tipos de interés para combatir la subida de precios actual y Ankara no? Olvídense de la Turquía que hace cinco años aún parecía tener interés en ser candidata a unirse a la UE.

Seguir leyendo »

Trinquet de Pelayo: memòria de la pilota valenciana

Diuen que el joc de la pilota és tan antic que es remunta a l’Antiguitat, quan formava part de les tradicions esportives i de l'esplai de molts pobles de la Mediterrània. L’esport i el joc formen part essencial de la cultura i de les formes de diversió i sociabilitat. En la nostra tradició mèdica, també des de l'Antiguitat, l’hipocratisme estimulava l’activitat física i l'esport com a instruments de salut. En l'Edat Mitjana, els metges recomanaven equilibri i moderació, tant en la dieta, com en el somni i en la pràctica de l'activitat física. Així ho feia Arnau de Vilanova en el seu regimen sanitatis dedicat al rei Jaume II i també en altres escrits dedicats a la vida sana de la noblesa.

La historia diu que la pilota era una pràctica popular als carrers de les poblacions valencianes durant tot el període medieval, encara que més endavant la pràctica fou restringida a recintes tancats per motius d’ordre públic, per evitar baralles i aldarulls. El Consell General de la Ciutat de València va promulgar un bàndol el 14 de juny del 1391 on es prohibia el joc de pilota al carrer, perquè exaltava els ànims, incitant els insults i la gresca. Tant de bo aquesta restricció, que al capdavall va impulsar la creació dels primers trinquets a les poblacions valencianes. No sé ben bé quina fou la raó per la qual sols al Regne de València es va escampar l’afició a la pilota en el trinquet, mentre desapareixia de la resta de territoris de la Corona d’Aragó. I és per això que el joc al trinquet, la pilota valenciana, té una significació ben especial en la identitat cultural dels valencians. Tot i que el joc de pilota existia a molts altres territoris -els bascs, per exemple, abandonaren el joc cara a cara substituint-lo pel frontó- la pilota valenciana va tenir una difusió limitada a altres territoris europeus o americans.

L’escala i corda passa per ser la modalitat més popular, la que més passions desperta. I diuen que el trinquet de Pelayo n’és la catedral, el temple màxim. Un lloc emblemàtic on també es practica el raspall, potser les dues vessants  més populars de la pilota.

Seguir leyendo »

Trinquete de Pelayo: memoria de la pelota valenciana

Dicen que el juego de la pelota es tan antiguo que se remonta a la Antigüedad, cuando formaba parte de las tradiciones deportivas y de ocio de muchos pueblos del Mediterráneo. El deporte y el juego forman parte esencial de la cultura y de las formas de diversión y sociabilidad. En nuestra tradición médica, también desde la Antigüedad, el hipocratismo estimulaba la actividad física y el deporte como instrumentos de salud. En la Edad Media, los médicos recomendaban equilibrio y moderación, tanto en la dieta, como en el sueño y en la práctica de la actividad física. Así lo hacía Arnau de Vilanova en su regimen sanitatis dedicado al rey Jaume II y también en otros escritos dedicados a la vida higiénica de la nobleza.

La historia dice que la pelota era una práctica popular en las calles de las poblaciones valencianas durante todo el periodo medieval, aunque más adelante la práctica fue restringida a recintos cerrados por motivos de orden público, para evitar peleas y algaradas. El Consejo General de la Ciudad de Valencia promulgó un bando el 14 de junio de 1391 donde se prohibía el juego de pelota en la calle, porque exaltaba los ánimos, incitando a los insultos y las broncas. Bendita restricción, ya que en definitiva impulsó la creación de los primeros trinquetes en las poblaciones valencianas. No sé muy bien cuál fue la razón por la que sólo en el Reino de Valencia se difundió la afición a la pelota en el trinquete, mientras desaparecía del resto de territorios de la Corona de Aragón. De ahí que el juego en el trinquete, la pelota valenciana, tenga una significación muy especial en la identidad cultural de los valencianos. Aunque el juego de pelota existía en muchos otros territorios -los vascos, por ejemplo, abandonaron el juego cara a cara sustituyéndolo por el frontón- la pelota valenciana tuvo una difusión limitada en otros territorios europeos o americanos. La escala i corda pasa por ser la modalidad más popular, la que más pasiones despierta. Y dicen que el trinquete de Pelayo es la catedral, el templo máximo. Un lugar emblemático donde también se practica el raspall, tal vez las dos variedades más populares de la pelota.

El Trinquete de Pelayo me traslada a los años de la infancia. A una Valencia gris, cuando, de la mano del abuelo, recorría las calles del centro de la ciudad. Me trae el ruido humano del catch en la plaza de toros, el sonido metálico de las ranas camino del campo de Vallejo, el olor rancio de los animales en el circo y las noches de vedettes y varietés en la plaza del barrio. Para un niño, las dimensiones de los espacios se distorsionan, y los cerca de sesenta metros de largo del Trinquete de Pelayo me parecían más grandes que el circo máximo de Roma. El sonido apasionado del público, que vibraba con cada gesto de los jugadores -especialmente cuando devolvían pelotas imposibles- se mezclaba con el golpe seco de la pelota de cuero contra las manos, contra la pared o la tierra, y los gemidos y los improperios mezclados con aplausos y exclamaciones. Toda la llotgeta vibraba de espectadores, de gente que a veces burlaba el peligro del pelotazo. Ajenos a la atmósfera tensa de la competición, hombres mayores con gorra o boina, quizás con un puro en la boca, jugaban al xamelo poniendo la ficha en medio con un golpe seco y rostro inexpresivo. Los sonidos de la calle eran otra cosa. Atravesar la puerta y adentrarse en ese espacio de sueños que era el trinquete transformaba el rumor de las voces y el pulso de la vida. Había sido construido un siglo antes, en 1868, cuando estalló la vieja revolución democrática, y en mi memoria de niño todavía estaba abierto al cielo. Después, durante dècades, desapareció de mi vida, se ocultó escondido tras los muros de una entrada disimulada. Hoy se conmemora el 150 aniversario de la fundación del Trinquete de Pelayo, un lugar aún vivo, un espacio discreto y único de la cultura valenciana. El Ayuntamiento de Valencia le ha otorgado la medalla de oro de la Ciudad y los infatigables Víctor y Recaredo Agulló preparan un libro para commemorar el aniversario. Es un reconocimiento emotivo para ese tesoro escondido en el corazón de la ciudad, que forma parte de nuestra memoria como pueblo.

Seguir leyendo »

Defender la labor sagrada del periodismo

El mundo necesita prensa libre más que nunca. Y ésto - especialmente en la comunidad de empresarios de comunicación y jefes de prensa, de la que formo parte hace muchos años - debería ser un mantra. Sin una prensa libre, total y absolutamente libre, ni se pueden defender las propuestas de valor de nuestros clientes ni defender la democracia.

Más que nunca, la democracia y el capitalismo necesitan ahora una prensa libre donde nuestros compañeros redactores y editores puedan ejercer su trabajo sin presiones ni económicas ni políticas. Y nosotros, desde nuestro lado de la barrera, debemos tomarnos en serio cuál es nuestra responsabilidad como profesionales.

Porque también nosotros somos periodistas, muchos de nosotros (yo incluido) dedicamos una gran parte de nuestra carrera a contar las historias adecuadas, a hacer las preguntas correctas y a tratar de entender la realidad para explicarla a los ciudadanos.

Seguir leyendo »

Títulos electrónicos. ¿Dónde está la innovación universitaria?

El 12 de agosto este medio planteaba la existencia de  dudas sobre la validez de la copia electrónica de títulos universitarios que ofertan campus públicos y privados. En un semestre ciertamente descorazonador hemos asistido con perplejidad a un conjunto de noticias que ponen en cuestión los procesos de gestión de títulos desde la admisión, pasando por la convalidación, siguiendo con la asistencia y la realización de pruebas, para acabar con el aspecto formal de la edición del documento que acredita formalmente la obtención del propio título. El círculo completo.

Pero lo relevante de la última noticia puede que no resida únicamente en el cuestionamiento de la validez de una copia electrónica a la que se le incorpora un sello digital para validar su correspondencia con un original en soporte papel. La noticia es otra. ¿Es posible que, en 2018, once años después de la primera Ley de Administración Electrónica todavía no se emitan títulos válidos e indiscutibles en formato electrónico? ¿Es razonable que allí dónde esto existe sea fruto de una iniciativa empresarial? ¿Es posible que, tras dos leyes, la de 2007 y la Ley 39/2015, no tengamos una respuesta segura en este campo? Que la respuesta sea afirmativa resulta sencillamente descorazonador.

Pero cabe intuir que es síntoma de una cuestión más profunda. La Universidad Española ha sido tradicionalmente un elemento determinante para la innovación en la transformación digital. Incorporó los primeros “Centros de Cálculo” a finales de los años sesenta. Y en ellos y con ellos, los investigadores universitarios en física, matemáticas o química fueron los padres de la informática española. Internet llego a este país de la mano de Red Iris, y de nuevo la universidad fue vital. Los universitarios tuvimos el privilegio de “navegar” con un rudimentario Gopher, usar las primeras versiones de Mosaic, tener correo electrónico en los primeros noventa, usar el chat con IRC… La Universidad de Alicante fue pionera en el mundo web, la universidad inventó Cervantes Virtual. Y si alguna vez se hace la historia de la innovación en web 2.0 en este país habrá que mirar el experimento público-privado de Portal Universia en los primeros años de este siglo, sus servicios centrados en el usuario, su red social “Qué fue de”, o su papel de canalizador de iniciativas innovadoras foráneas como el Open Course Ware del MIT. Y si entrásemos en el detalle de aspectos como la computación distribuida y la supercomputación este artículo sería tan interesante como extenso.

Seguir leyendo »

¿Los avances científicos aportan a la igualdad?

El mundo y las condiciones de vida han mejorado a través de los tiempos gracias a las aportaciones científicas.  Pero, ¿todos los avances científicos son beneficiosos para la existencia del ser humano?, ¿son otorgados en igualdad de condiciones para todas las personas?, o se convierten en un beneficio para unas pocas.

La ciencia hace presencia en los diferentes campos de la existencia humana, tanto para bien como para mal; avances en las telecomunicaciones, innovación en los medios de transportes, fabricación de armas químicas, biológicas y nucleares que son utilizadas única y exclusivamente para el exterminio de la humanidad.

Teniendo en cuenta que el campo de la ciencia es demasiado amplio,  ponemos el foco en la  medicina en relación con la industria farmacéutica, encargada de la cura de múltiples enfermedades, el mejoramiento de la salud y la calidad de vida de millones de personas.

Seguir leyendo »

De los trajes al máster

Francisco Camps celebra su absolución en el juicio de los trajes.

Cuando el TSJ valenciano mandó sentar en el banquillo en 2011 al entonces presidente Francisco Camps propició su dimisión, pero en realidad le hizo un gran favor. Por una parte, al llevarlo a juicio ante un jurado popular hizo posible que fuese absuelto de la acusación de cohecho impropio pese a que otros fueron condenados al reconocer que habían recibido regalos de la trama Gürtel. Por otra parte, aquel denominado juicio de los trajes desconectaba los obsequios realizados por la organización corrupta del resto de delitos, mucho más graves, que todavía se instruyen (como la millonaria mordida en la organización de la visita del Papa a Valencia o los contratos de Álvaro Pérez, El Bigotes, con la Generalitat Valenciana) o que ya han sido juzgados con condenas notables (como la financiación ilegal del PP o la adjudicación de los pabellones de la Comunidad Valenciana en Fitur).

Francisco Camps ha logrado escapar hasta ahora de toda acción judicial sobre Gürtel gracias a que el TSJ valenciano se negó en su momento a considerar el de los trajes como un caso vinculado al resto de la investigación que le fue trasladada desde la Audiencia Nacional.

No ha sido el único "favor" del TSJ a Camps, claramente beneficiado de su aforamiento, porque también evitó en 2013 que le imputaran en el caso Nóos, a él y a la entonces alcaldesa de Valencia Rita Barberá, cuando rechazó hacerse cargo de la parte de la causa que envió el juez de Palma José Castro. Eso llevó a una nueva paradoja, la de que fuesen condenados, además del cuñado del rey, Iñaki Urdangarín, cargos relevantes del PP de las Islas Baleares, como el mismo expresidente Jaume Matas, y no los políticos valencianos que protagonizaron hechos similares.

Seguir leyendo »