Basuras, nieve sucia y ramas: el cóctel ideal para que proliferen las plagas en Madrid

La basura se acumula en las calles de Madrid.

"El idílico manto blanco que cubría Madrid hace unos días ha dado paso a una estampa mucho más sombría, compuesta por toneladas de basuras desparramadas por las calles, contenedores rebosantes de residuos, montones de sucia nieve pisoteada en los laterales de las calles e innumerables charcos".  Así comienza el comunicado que la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) emitió este martes avisando de que la llegada de lluvias a la capital puede generar un problema de salud pública urbana si las infraestructuras que deben absorber el agua están taponadas con restos vegetales y de basura que no se ha podido tirar en los contenedores. 

Almeida en la nieve: más conexiones en directo que gestión

Almeida en la nieve: más conexiones en directo que gestión

ANECPLA recuerda que al agua de las lluvias se sumará la del deshielo de la histórica nevada Filomena, lo que puede provocar un aumento considerable del caudal en los sumideros, ya de por sí medio bloqueados por los restos de árboles, arbustos y basuras esparcidas, tal como han denunciado numerosos vecinos en las redes sociales. 

La secretaria general de ANECPLA, Milagros Fernández Leceta alerta de que "si no se actúa rápido, la acumulación de residuos y la lluvia esperada pueden generar una situación de alto riesgo para la salud pública, al propiciar la proliferación de ratas, cucarachas, y otras plagas urbanas con capacidad para transmitir enfermedades vectoriales como la salmonelosis, la disentería, la leptospirosis y otras muchas".

Tal como explicaba este diario hace apenas 48 horas, muchas calles de la capital llevan hasta diez días sin ver pasar el camión de la basura, lo que implica una importante acumulación de restos que no han sido retirados. Con la lluvia, dichos restos pueden acabar de derramarse si no se eliminan antes de que lleguen las lluvias. 

"Es imprescindible que acotemos este problema y entre todos actuemos frente a él. Necesitamos que desde los gobiernos se vuelquen todos los esfuerzos y recursos posibles en despejar las zonas públicas de basuras y residuos en el menor tiempo posible. Mientras tanto, también hacemos un llamamiento a la población para que, en la medida de lo posible, generen el menor número de desperdicios que puedan y saquen sus basuras con menor asiduidad hasta que los servicios se vean totalmente restablecidos", ha indicado Milagros Fernández de Lezeta.

Por su parte el presidente de ANECPLA, Sergio Monje, ha explicado que la presencia de restos orgánicos desperdigados "es un manjar para ratas y cucarachas". Estos animales, que son capaces de adaptarse a un rango muy amplio de temperaturas y esconderse en los sitios más inhóspitos, se alimentan de cualquier resto de comida abandonada y se ven favorecidos por la humedad que generarán las lluvias, así como por la subida de las temperaturas. 

En este sentido Monje señala que "la presencia durante más tiempo del imprescindible de bolsas de basura y otros residuos en la vía pública, además de ser susceptibles de ser abiertas por animales callejeros y su contenido desperdigado por las aceras, son el factor perfecto para que especies plaga como las mencionadas, transmisoras de importantes enfermedades proliferen peligrosamente". 

Hace unos días la periodista Mamen Mendizábal advertía de un vídeo donde se ve a cuatro roedores salir de un embornal y moviéndose entre la nieve de una calle.

Por su parte el Ayuntamiento asegura que no ha recibido ninguna denuncia por ratas y el alcalde, Jose Luis Martínez-Almeida, prometió el lunes que las calles estarían limpias en el momento en que empezase a llover. Sin embargo La Sexta denunciaba este martes que las basuras siguen en plena calzada. 

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
20 de enero de 2021 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats