eldiario.es

9

DESALAMBRE

Carmena y Colau sellan una alianza con alcaldes italianos críticos con la política migratoria de Salvini

Colau asegura que "en los últimos años, 17.000 personas han muerto ahogadas en nuestro mar Mediterráneo" y califica este fenómeno como "una masacre"

Carmena, Colau y Oscar Camps, de Proactiva Open Arms, visitaron en el Vaticano al papa Francisco, con quien dijeron compartir cerca de una hora de diálogo

 Trabajadores de la Cruz Roja asisten a los 47 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo  tras desembarcar este jueves en el puerto de Catania, sur de Sicilia, Italia.

Trabajadores de la Cruz Roja asisten a los 47 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo tras desembarcar este jueves en el puerto de Catania, sur de Sicilia, Italia. EFE / Italia

Madrid, Barcelona y Zaragoza escenificaron este sábado en Roma un pacto por la acogida de migrantes junto a varios alcaldes de ciudades italianas que se oponen a la política migratoria del ultraderechista ministro del Interior, Matteo Salvini. La alianza quedó recogida en un manifiesto conjunto en el que condenaron el cierre de fronteras que practican algunos países europeos y defendieron la labor de las ONG de salvar vidas en el mar.

"Creemos que Europa se hunde cuando incumple la Ley de Auxilio en el Mar, cuando reduce los medios de sus guardacostas, cuando acusa de tráfico de seres humanos a quienes salen a rescatar haciendo lo que deberían hacer los Estados, cuando trata de anular los mecanismos de solidaridad en nuestras ciudades", señala el documento, compuesto por siete puntos. El texto critica que "gobiernos europeos, envueltos en sus banderas y en supuestas visiones prácticas, evitan ayudarse solidariamente entre ellos ante flujos migratorios provocados por conflictos regionales".

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, fue la encargada de ejercer de portavoz en el acto celebrado en un céntrico hotel de Roma. La primera edil de la capital catalana aseguró "en los últimos años, 17.000 personas han muerto ahogadas en nuestro mar Mediterráneo” y calificó este fenómeno como "una masacre". "Después de la Segunda Guerra Mundial, después del nazismo, Europa dijo nunca más", agregó Colau, que insistió en no sentirse identificada con la actual política comunitaria.

En clave nacional, la representante de Barcelona en Comú añadió que "por muchas presiones que haya ahora en Europa, no se entiende el cambio radical por el que, de facto, el presidente Pedro Sánchez está aplicando una política de puertos igual que la que está aplicando el ministro Salvini en Italia”. Se refería Colau al bloqueo de barcos como el ‘Aita Mari’ o el ‘Open Arms’ de la ONG Proactiva. De hecho, esta organización fue una de las promotoras del encuentro, tras haber tenido problemas con los gobiernos de España e Italia. Con la paralización temporal de la alemana Sea Watch en Catania, en estos momentos ninguna ONG está presente en el Mediterráneo.

También asistió a la rueda de prensa de presentación el acalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, que pidió una "reforma de la legislación europea” para que "todas estas políticas que equiparan a los seres humanos como ilegales dejen de llevarse al terreno de la seguridad". La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no pudo acudir al acto debido a sus problemas de movilidad tras haberse roto un tobillo, ya que las calles de la capital italiana estaban bloqueadas al tráfico por una manifestación.

En perfecto italiano, Colau fue dando la palabra a sus homólogos de Nápoles, Palermo, Siracusa, Latina o Bolonia. Todos ellos, representantes de una reciente revuelta a nivel municipal con la política del Ministerio del Interior italiano, que se niega a abrir los puertos a los migrantes rescatados en el Mediterráneo y que ha impulsado una ley que restringe a la mínima expresión la protección humanitaria para estas personas que ya se encuentran en Italia. Tampoco estuvo presente el primer edil de Milán, mientras que desde Proactiva señalaron que otras ciudades como Valencia, Berlín o Dusseldorf se sumaron desde la distancia. El conjunto de las urbes que firmaron el acuerdo suman 12 millones de habitantes.

El alcalde de Nápoles, Luigi de Magistris, uno de quienes mantienen una relación más tensa con Salvini, criticó que se vinculara habitualmente con seguridad y auguró que su administración tomaría partido si algún día se denuncia el boicot de algunos gobiernos a los salvamentos en el mar.

Mientras, su homólogo palermitano, Leoluca Orlando, que también tiene la etiqueta de ‘antiSalvini’ habitual, pidió que el resto de ciudades se unan a su iniciativa para mantener las redes de acogida que el ultraderechista ministro del Interior "está desmantelando".

"Debemos rescatar a Europa de sí misma. Nos negamos a que la respuesta europea ante este horror sea la negación de sus Derechos Humanos y la inacción ante el derecho a la vida”, añade el comunicado. Según el texto, "salvar vidas es innegociable, y no autorizar salidas de barcos o negarles puerto, un crimen".

De esta forma, el conjunto de alcaldes piden ampliar la iniciativa a nivel europeo, argumentando que "el Mediterráneo ha sido la casa común de civilizaciones milenarias donde el intercambio cultural ha sido fuente de progreso y prosperidad", mientras que "hoy es la fosa común para miles de jóvenes que han encontrado la muerte por la ausencia de vías seguras y legales".

Y al margen de esta alianza, Carmena, Colau y el fundador de Proactiva Open Arms, Oscar Camps, visitaron ayer en el Vaticano al papa Francisco, con quien dijeron compartir cerca de una hora de diálogo. El encuentro, de carácter privado, no fue hecho público hasta hoy por la oficina de prensa de la Santa Sede, que lo calificó de "cordial coloquio".

En declaraciones a la Agencia Efe, Colau aseguró que charlaron sobre el "discurso del miedo, de demonizar al otro, de deshumanizar a las personas que huyen del horror que por ejemplo hay en Libia". La alcaldesa de Barcelona añadió que el papa está "muy preocupado” por el auge de la extrema derecha, como ya ha demostrado él mismo públicamente en distintas ocasiones, con un discurso favorable a la acogida de migrantes.

Según las alcaldesas, Francisco las felicitó por esta política que están llevando a cabo sus ciudades y les animó a "humanizar la política". "Siempre es bienvenido cuando estás cansado de oír gritos y voces como Trump, Putin o Salvini y te encuentras otro discurso completamente diferente. No todo está perdido", sentenció Óscar Camps, en declaraciones también a Efe.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha