eldiario.es

9

DESALAMBRE

Malta autoriza el desembarco de los 49 rescatados por dos ONG tras un acuerdo con ocho países de la UE

Los 49 migrantes asistidos por Sea Watch y Sea Eye que llevaban más de 12 días esperando un puerto seguro han llegado a media tarde a La Valeta

Según ha explicado el primer ministro maltés, Joseph Muscat, serán redistribuidos en ocho países europeos, entre los que esta vez no está España: Alemania, Francia, Portugal, Irlanda, Rumania, Luxemburgo, Holanda e Italia

"La UE ha decidido liberar a sus 49 rehenes. Después de 19 días en el mar, nuestros huéspedes finalmente llegarán a un puerto seguro", dice Sea Watch

Las ONG advierten de que se agravan las condiciones para los 49 rescatados en el mar

Fotografía cedida por la ONG Sea-Eye que muestra a tripulación del buque Professor Albrecht Penck que rescata a un grupo de personas que viajaban en una patera en el Mediterráneo el 29 de diciembre de 2018. EFE

A media tarde, sonrientes y saludando con la mano, tocaban tierra por fin en el puerto de Haywharf en La Valeta. Las 49 personas que desde hace más de 12 días esperaban para desembarcar tras ser rescatadas por los barcos humanitarios de las ONG alemanas Sea Watch y Sea Eye han llegado a Malta este miércoles a bordo de una nave de las Fuerzas Armadas maltesas. En el primer caso, ya sumaban 19 días en alta mar tras el rechazo de Italia y Malta, el récord de tardanza de la UE en ofrecer un puerto seguro, a pesar de los continuos llamamientos de la organización para conseguir un puerto seguro.

El primer ministro maltés, Joseph Muscat, aseguraba durante la mañana de este miércoles en una rueda de prensa en la mañana que era "cuestión de horas" la llegada a la isla de los 49 migrantes tras un acuerdo con ocho países europeos. Las condiciones de los rescatados, entre ellos menores y niños de corta edad, comenzaban a ser preocupantes por el mal tiempo y por la larga espera.

Muscat ha adelantado que, tras llegar a la isla, después serán redistribuidos en ocho países europeos: Alemania, Francia, Portugal, Irlanda, Rumania, Luxemburgo, Holanda e Italia. El pacto alcanzado recuerda a la solución cerrada a finales de junio para permitir el desembarco en Malta del buque humanitario Lifeline, que permaneció seis días en alta mar con 234 personas a bordo ante el cierre de los puertos italianos, así como la que permitió el desembarco del barco Aquarius el pasado agosto, que llegó a La Valeta con 141 rescatados para ser reubicados en seis países europeos. En este nuevo acuerdo, sin embargo, no está España, a diferencia de lo que ocurrió en ambos casos. 

Muscat ha matizado que no se ha tratado de un acuerdo de la Unión Europea sino que han sido negociaciones privadas entre los ocho países, aunque agradeció la labor de "liderazgo" que ejerció el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en esta situación.

"Me alegro de que nuestros esfuerzos por desembarcar a los migrantes en Malta hayan traído resultados y que todos los que están a bordo desembarquen ahora mismo. Felicito a Malta por permitir este desembarque y los Estados miembros que mostraron una solidaridad activa en la aceptación de los migrantes", ha asegurado por su parte el comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos, en Twitter. No obstante, Avramopoulos ha apuntado que la Unión Europea "no puede seguir confiando en soluciones ad hoc desorganizadas cuando se trata del desembarco de migrantes que entran". 

En esta línea se ha manifestado la ONG alemana Sea Watch, que ha celebrado la decisión pero reclama lo mismo que llevan tiempo solicitando las organizaciones de rescate y Acnur: un sistema estable que permita el desembarco de las personas rescatadas de embarcaciones en peligro y evite que los barcos se queden durante días vagando en el Mediterráneo.

"La UE ha decidido liberar a sus 49 rehenes. Después de 19 días en el mar, nuestros huéspedes finalmente llegarán a un puerto seguro. Esto representa una forma de confesar el fracaso del Estado, la política no debe hacerse a expensas de las personas en peligro. Gracias a todos los que estuvieron con nosotros en estos días", ha afirmado en un tuit. "Se necesita una solución estructural", ha escrito la rama italiana de la organización. 

Malta acepta el desembarco pero continúa poniendo trabas a las ONG. Muscat ha agregado que los barcos humanitarios no atracarán en la isla y que se les exigirá abandonar las aguas territoriales maltesas inmediatamente tras el transbordo de los migrantes. "Mientras los Estados comunitarios no pueden rechazar el rescate si está bajo su responsabilidad, por otro lado, también las ONG deben obedecer las órdenes de las autoridades competentes", ha dicho el primer ministro maltés. "Si uno no lo respeta, ya sean los Estados miembros o las ONG, tendremos problemas en los próximos meses", ha amenazado. 

Asimismo, ha insistido en que ninguno de los dos rescates efectuados por los barcos de las ONG alemanas se produjo en aguas territoriales maltesas y que no eran tampoco "el puerto más cercano", por lo que "no era su responsabilidad".

Mientras, en Italia, el ministro del Interior, Matteo Salvini, ha adelantado su deseo de "aclarar" la participación en el reparto en una reunión con Giuseppe Conte y sus socios de Gobierno del Movimiento Cinco Estrellas, partidarios de recibir a las familias, frente a la negativa del líder ultraderechista. "Sigo siendo contrario a cualquier llegada (de migrantes) a Italia y continuaré para expulsar a los clandestinos del país", ha dicho Salvini en una declaración enviada a los medios.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha