El Gobierno no se suma a los 10 países europeos dispuestos a acoger a refugiados de Lesbos tras el incendio de Moria

Un niño camina entre los escombros del campo de refugiados de Moria en la isla de Lesbos, Grecia, el 09 de septiembre de 2020

El Gobierno descarta por ahora sumarse al grupo de países que se han mostrado dispuestos a acoger a solicitantes de asilo del campo de Moria, en la isla griega de Lesbos, tras el devastador incendio que ha calcinado gran parte del campamento donde vivían en condiciones muy precarias. Fuentes gubernamentales consultadas por elDiario.es alegan que España ya experimenta una importante "presión migratoria" en sus costas, fundamentalmente en Canarias, e insisten en que la migración requiere una "solución conjunta" de la Unión Europea.

Los países del sur de la UE urgen a que se apruebe una política común migratoria ante "las imágenes dantescas" de Lesbos

Los países del sur de la UE urgen a que se apruebe una política común migratoria ante "las imágenes dantescas" de Lesbos

En los mismos términos se ha expresado este lunes la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, en una rueda de prensa con su homóloga de Andorra. Cuestionada acerca de las ofertas de países como Alemania y Francia para recibir a menores no acompañados de Lesbos y sobre la disposición de algunas ciudades españolas como Barcelona para albergarlos, González Laya ha transmitido la "solidaridad de España con Grecia", pero ha insistido en que "la gestión de la emigración es responsabilidad de todos los Estados miembros de Europa".

"Como país de primera frontera, España entiende la situación de Grecia", ha señalado la titular de Exteriores, tras lo que ha asegurado que "España y Grecia están en una situación bastante parecida: 14.000 migrantes han llegado a España de manera irregular en lo que va de año. Es inferior a las cifras del año pasado pero se ha multiplicado por siete en Canarias y por cinco las llegadas de Argelia. España está teniendo que gestionar de una manera responsable y humana la llegada de los migrantes a nuestras costas, que nosotros también tenemos que acoger".

El pasado jueves, el presidente Pedro Sánchez calificó de "dantescas" las imágenes de Moria en la cumbre de países mediterráneos de la UE, en la que los siete jefes de Gobierno del sur de la UE pidieron que se acelere un acuerdo comunitario sobre asilo y migración, bloqueado desde 2015. En la misma línea se ha expresado González Laya este lunes. "Quizás ha llegado la hora de que en lugar de hacer ejercicio constante de respuesta ad hoc a situaciones concretas, le demos a la migración un marco estable en forma de un acuerdo europeo por la emigración", ha proseguido, antes de insistir en que el "deseo" del Gobierno español es que "no tengamos que convertir los temas migratorios en cuestión de negociaciones constantes entre Estados miembros, para que no haya menores de países terceros que tengan que sea objeto de estas 'negociaciones' entre Estados miembros".

La ministra se refería así al anuncio del titular alemán del Interior, Horst Seehofer, que el pasado viernes aseguró que una decena de países se habían ofrecido a acoger a los alrededor de 400 menores no acompañados que el día 9 fueron evacuados a la ciudad septentrional griega de Salónica, donde deben permanecer diez días en cuarentena. El ministro alemán confirmó que su país acogerá, por lo pronto, entre 100 y 150 de esos menores y compartirá con Francia la tarea de "reubicar" al grueso de ese grupo. Otros ocho países –Finlandia, Luxemburgo, Holanda, Eslovenia, Croacia, Portugal y Bélgica, más la extracomunitaria Suiza– reubicarán al resto. El mecanismo de reubicación de menores no acompañados desde Grecia no es nuevo. El país heleno lleva ya meses trasladando con cuentagotas a distintos países a refugiados menores. El objetivo es reubicar a 1.600.

Las ofertas relativas a los menores acompañados de Moria han sido calificadas de insuficiente tanto desde los Verdes y La Izquierda, en la oposición parlamentaria, como desde el gubernamental Partido Socialdemócrata (SPD), socio de coalición del bloque conservador de Merkel.

Según informa la agencia EFE, este lunes el Gobierno alemán se ha mostrado dispuesto a acoger "una parte sustancial" de los refugiados del campo griego de Moria, no solo los menores que han quedado sin techo, sino también familias con niños, informan fuentes del Ejecutivo. El portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, ha insistido en que Alemania trabaja para encontrar una "solución europea" respecto a la acogida de los más de 12.000 refugiados. Sin embargo, y a la espera de la nueva propuesta en materia de asilo anunciada por la Comisión Europea, ofrecerá "ayuda rápida" a Grecia en la actual situación, lo que incluye la acogida de esos refugiados, recoge la agencia.

Ayuntamientos y comunidades se ofrecen a acoger

En España, a lo largo del fin de semana, partidos políticos, ayuntamientos y comunidades autónomas han pedido al Gobierno y a la Unión Europea que actúen para poner fin a la situación que miles de personas padecen en la isla de Lesbos, en Grecia. La Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Barcelona han ofrecido acoger a 120 y 55 personas, respectivamente. Este lunes, el Gobierno Vasco ha ofrecido al Ejecutivo central y a la Comisión Europea los recursos de las instituciones autonómicas para acoger en Euskadi a refugiados del campo de Moria.

Asimismo, el Ayuntamiento de Valencia ha exigido mejor coordinación y soluciones urgentes ante esa crisis humanitaria en un llamamiento conjunto con Amsterdam y Barcelona a las autoridades europeas y nacionales. Estas tres ciudades han realizado un llamamiento a las instituciones europeas y a los Estados para una mejor coordinación y la búsqueda de soluciones ante la crisis. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha destacado la solidaridad y la hospitalidad del pueblo valenciano y ha recordado que Valencia es ciudad refugio desde 2015.

Por su parte, Unidas Podemos ha alertado sobre la situación de "desprotección y abandono" de miles de personas en el campo de refugiados de Moria, tras el incendio que asoló la zona, y ha pedido a la Unión Europea (UE) que destine recursos "de inmediato" para paliar la crisis humanitaria que se ha producido. El grupo parlamentario EH Bildu ha presentado una proposición no de ley en el Congreso por la que insta al Gobierno a garantizar el derecho de asilo de los refugiados en el campo de Moria. EH pretende que se traslade a los refugiados de ese campo, especialmente a los niños, a los países de la Unión Europea con todas las garantías sanitarias.

Etiquetas
Publicado el
14 de septiembre de 2020 - 15:32 h

Descubre nuestras apps

stats