eldiario.es

9

El Banco de España confirma la ralentización de la economía: rebaja cuatro décimas el PIB en 2019 hasta el 2%

La caída del dinamismo de las exportaciones, una fuerte disminución del consumo privado y la inversión más una relajación en la creación de empleo llevan a la economía española a crecer un 2% en 2019 y un 1,7% y un 1,6% en cada uno de los dos años siguientes

Ante las peticiones del BCE a los Gobiernos para  poner en marcha reformas y políticas fiscales que ayuden a la política monetaria el Banco de España recrimina "la situación de indefinición política y de ausencia de actividad legislativa" en España

A pesar de una ligera disminución de los precios, el Banco de España también avisa del incremento del precio de la vivienda por sus "implicaciones sociales relevantes" y los "riesgos para la economía financiera" y la "marcha de la economía"

El Banco de España pide mayor acceso a datos para mejorar las políticas públicas

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España. EFE

El Banco de España confirma la ralentización de la economía española. El regulador  ha publicado este martes sus previsiones en las que señala que "el avance medio del producto interior bruto (PIB) se situaría en el 2% en 2019 y en el 1,7% y el 1,6% en cada uno de los dos años siguientes". Esto supone una caída de la previsión de crecimiento de cuatro décimas en 2019, dos décimas en 2020 y una décima en 2021 que hizo el Banco de España el pasado junio.

A pesar de esta visión más negativa, el regulador recuerda que "la economía española mantiene un diferencial de crecimiento positivo con la UEM, pero no está siendo inmune a la persistencia de la incertidumbre y al deterioro del entorno exterior". 

A la hora de analizar la rebaja del crecimiento económico español, el regulador apunta a varias circunstancias. Por un lado, "el dinamismo previsto de los mercados de exportación de España es ahora menor que hace tres meses, especialmente en 2019 y en 2020, como resultado del menor avance proyectado tanto para el área del euro como, sobre todo, para las economías de fuera de la Unión Económica y Monetaria". 

De hecho, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, se despidió este lunes de la comisión de Economía del Parlamento Europeo con una advertencia: "Nos enfrentamos a un enfriamiento económico más rápido y mayor de lo esperado". El BCE ha revisado a la baja 1 décima, hasta el 1,1 %, sus previsiones de crecimiento para el 2019.

Proyección de las principales macromagnitudes de la economía español, según el Banco de España

Proyección de las principales macromagnitudes de la economía español, según el Banco de España Banco de España

Además, el Banco de España argumenta que el descenso en las previsiones viene dada por "la pérdida de vigor de la demanda interna que revelan los últimos datos de la Contabilidad Nacional y, en parte, a la información coyuntural más reciente, que apunta a un debilitamiento de la actividad en los meses de verano". El regulador señala que "el deterioro del entorno exterior y las incertidumbres procedentes del resto del mundo —y, posiblemente también, otras de carácter interno— estarían ejerciendo un efecto moderador del nivel de gasto de empresas y familias. Este contexto de mayor incertidumbre seguiría pesando sobre las decisiones de gasto de los agentes".

Con estos argumento, el Banco de España prevé que el consumo interno caiga ocho décimas en 2019 respecto a la previsión de junio, colocándose en un modesto 1%. Una tendencia que se repite en el conjunto del área euro donde  "la desaceleración del empleo, junto con el paulatino retroceso de la confianza de los consumidores en el tercer trimestre del año, apunta a una expansión más modesta del consumo privado, que hasta ahora ha constituido el principal soporte del crecimiento".

Respecto al empleo, la generación neta de empleo reducirá la tasa de paro, aunque menos que en el pasado reciente, hasta el 13% en 2021, a pesar del aumento de la población activa.    

En el lado positivo, pese a los ataques que sufrieron las refinerías en Arabia Saudí el servicio de estudios del BdE  expone que "se observa una notable revisión a la baja del precio del petróleo, lo que favorece el crecimiento de las rentas reales de los agentes privados". Ademas, los bajos tipos de interés del mercado interbancario y de la rentabilidad de la deuda pública son ahora considerablemente inferiores a las anticipadas hace tres meses, "lo que se traduce en menores costes de financiación para el conjunto de la economía". 

Con este contexto, el Banco de España recuerda que "el BCE ha acompañado el reciente paquete de medidas de política monetaria con llamadas a la adopción de una agenda de reformas que impulse el crecimiento potencial y a la colaboración de la política fiscal, que, en ausencia de un instrumento a escala del área del euro, habría de recaer sobre los Gobiernos nacionales que dispongan de margen presupuestario".

"Incertidumbre de las futuras políticas económicas"

Por este motivo hace una llamada de atención ante "la prolongación de la situación de indefinición política y de ausencia de actividad legislativa" que, a su juicio, "está retrasando la adopción de las medidas necesarias para atajar las vulnerabilidades que todavía subsisten en la economía española y aumentar su capacidad de crecimiento".

En este sentido, el Banco de España puntualiza que "la próxima convocatoria de elecciones generales prácticamente imposibilita la presentación durante 2019 del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio 2020" con lo que  "persiste un elevado grado de incertidumbre acerca de la orientación futura de las políticas económicas y de la  adopción de medidas que permitan elevar la capacidad de resistencia de la economía española ante un eventual empeoramiento del contexto macrofinanciero global y aumentar su crecimiento potencial".

"En particular, se dispone de pocos detalles acerca de la política fiscal, en un contexto en el que el todavía elevado nivel de deuda pública hace que las finanzas públicas españolas sigan presentando elementos de vulnerabilidad ante eventuales perturbaciones adversas", concluye el BdE.

Aviso del mercado inmobiliario

"Existen diversos motivos que aconsejan que la dinámica del mercado inmobiliario sea objeto de un seguimiento estrecho por parte de los responsables de las políticas económicas. Por un lado, el sector tiene una gran relevancia para la marcha de la economía y su evolución puede originar riesgos para la financiera. Por otro, la senda de los precios y las condiciones de accesibilidad a la vivienda pueden tener implicaciones sociales relevantes". Con estas palabras el Banco de España hace un llamamiento ante el alto encarecimiento de los precios de la vivienda.

El regulador explica que "desde 2014, la vivienda se ha revalorizado más de un 18%, en términos nominales, en la zona del euro", aunque para "el caso de España, las estimaciones del Banco de España indican que el precio de la vivienda no está, en promedio, alejado de su valor de equilibrio". 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha