La cúpula de Abertis se embolsa 38,2 millones en plena guerra de opas

El ex consejero delegado de Abertis y nuevo primer ejecutivo de Gas Natural, Francisco Reynés.

En plena guerra de ofertas públicas de adquisición (OPAs) por el control de Abertis, la cúpula de la concesionaria de autopistas ha cerrado 2017 con un premio de 38,2 millones para catorce personas, con el ya exconsejero delegado, Francisco Reynés, como principal beneficiado.

A Reynés, recién nombrado primer ejecutivo de Gas Natural, le han correspondido más de 21 millones de euros, entre sueldo (2,872 millones) y pensión. La mayor parte, 18,142 millones, corresponde a su plan de pensiones, que en 2017 recibió una aportación extraordinaria de 8,91 millones como consecuencia, explican fuentes de Abertis, de la ejecución de un incentivo a largo plazo (ILP) por el cumplimiento del plan estratégico 2015-2017.

Por su parte, la alta dirección también se ha beneficiado del citado ILP, que deja en anécdota el aumento (37,3%) de la retribución del consejo de administración de Abertis, que cobró (sin contar esa aportación a la pensión de Reynés) 5,332 millones.

Los altos directivos de la concesionaria (trece personas) se embolsaron el año pasado 17,181 millones de euros, lo que triplica los 5,933 millones de 2016, según recoge el informe de gobierno corporativo remitido el miércoles por la noche por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Estos incrementos retributivos coinciden con la batalla de ofertas públicas de adquisición (OPAs) que libran la constructora española ACS y el grupo italiano Atlantia por el control de la concesionaria de accionistas, que el año pasado ganó 897 millones de euros en 2017, un 13% más que el año anterior, y obtuvo unos ingresos que, por primera vez en la historia, superaron los 5.000 millones de euros, un 13% más.

La empresa propondrá en su próxima Junta de accionistas, que se celebrará el 13 de marzo, la venta de su participación del 57,05 % en el capital de Hispasat a Red Eléctrica Corporación (REE) por un precio no inferior a 656 millones de euros. La operación supone desbrozar uno de los escollos que afronta la opa de la italiana Atlantia sobre Abertis, por el carácter estratégico de la empresa de satélites.

El Gobierno ya se ha posicionado a favor de la oferta de ACS, que está pendiente del visto bueno de la CNMV tras la luz verde de la Comisión Europea a su propuesta, presentada a través de la alemana Hochtief y que, en principio, es más ventajosa para los accionistas, aunque el mercado da por hecho que al menos los italianos ofrecerán más dinero y mejorarán las condiciones de su oferta.

Etiquetas
Publicado el
8 de febrero de 2018 - 11:30 h

Descubre nuestras apps

stats