Tres mujeres y 27 hombres en la cúpula de Cepyme: el techo de cristal contra el que no quiere legislar Garamendi

Imagen de archivo de varios miembros del Comité Ejecutivo de Cepyme, entre los que se encuentran varios vicepresidentes de la organización: de izquierda a derecha, María Helena de Felipe, Gerardo Cuerva (3i), Salvador Navarro (4i), Manuel García-Izquierdo (5d), Santiago Aparicio (3d) y Aurelio López de Hita (1d). Antonio Garamendi, presidente de Cepyme, situado en el centro.

"Provocar la igualdad", pero no por ley. Es lo que defendió este miércoles el actual presidente de la patronal de pequeñas y medianas empresas Cepyme, Antonio Garamendi. El empresario se opuso a que se legisle para fijar cuotas de género en los órganos de dirección de las empresas, como pretende hacer el Gobierno, y apuesta porque sean las propias compañías las que promocionen a las mujeres hasta los puestos de poder. En la organización que preside Garamendi el número de mujeres su Comité Ejecutivo es ínfimo: tres mujeres frente a 27 hombres.

El porcentaje de mujeres en los consejos de las empresas españolas que cotizan en Bolsa no llega al 20%

El porcentaje de mujeres en los consejos de las empresas españolas que cotizan en Bolsa no llega al 20%

El Comité Ejecutivo de Cepyme es el "órgano colegiado de permanente actuación en la dirección gestión y administración de la Confederación", explica la patronal en su página web. Está integrado por el presidente, Antonio Garamendi, los vicepresidentes, el secretario general y los vocales elegidos por la Asamblea General para un mandato de cuatro años. Entre estos 30 cargos, solo hay tres mujeres: una vicepresidenta, María Helena de Felipe, y dos vocales, Mª Val Díez Rodrigálvarez y Carmen Planas Palau.

Según marcan los Estatutos de la organización empresarial, el presidente de Cepyme –en este caso Antonio Garamendi– es el encargado de establecer el número de vicepresidentes que considere oportuno, que serán propuestos por él mismo entre los miembros del Comité Ejecutivo. Estos vicepresidentes asisten al presidente en sus atribuciones y sustituyen a Garamendi "en caso de ausencia o enfermedad".

Diez vicepresidentes: una mujer y nueve hombres

Garamendi ha optado por dotar a la organización de diez vicepresidentes, de los que nueve son hombres y solo hay una mujer. La única empresaria presente en este puesto es María Helena de Felipe, presidenta de Fepyme Cataluña.

Junto a ella, comparten cargo nueve empresarios: Santiago Aparicio, presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale); Gerardo Cuerva, presidente de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE); Manuel García-Izquierdo, presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC); José Miguel Guerrero, presidente de Confemetal; Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV); Aurelio López de Hita, presidente de Cepyme-Aragón; Ángel Nicolás, presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam); José Manuel de la Riva, en representación de Ametic; y Francisco Ruano, en representación de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC).

La composición de las Vicepresidencias de Cepyme cobra especial relevancia en la actualidad porque, de ser finalmente –como parece– Antonio Garamendi el próximo presidente de la CEOE, su hueco al frente de la patronal de pequeñas empresas será ocupado por uno de los diez vicepresidentes. El sustituto de Antonio Garamendi está entre esos nueve hombres y una mujer.

Los Estatutos marcan que en caso de que la presidencia quede vacante, el nuevo Presidente será propuesto "por y de entre los Vicepresidentes", y su cargo durará el periodo que reste hasta el fin del mandato del anterior presidente. La propuesta de presidente aprobada por los vicepresidentes será sometida a refrendo de los órganos de Gobierno de Cepyme (Asamblea General, Juan Directiva y Comité Ejecutivo).

Antonio Garamendi apuesta por que sean las propias empresas las que impulsen la igualdad en sus órganos directivos, pero la práctica demuestra que todavía las compañías están muy lejos de nombrar direcciones paritarias. El porcentaje de mujeres en los consejos de las empresas españolas que cotizan en Bolsa no llega al 20%. En concreto, está en el 19,15%. No solo ocurre en las empresas cotizadas, el techo de cristal existe también en las ONGla universidad y otros ámbitos.

Un estudio de Informa D&B del pasado marzo recoge por ejemplo que, pese a la recomendación de la Ley de Igualdad de 2007 de que ciertas empresas (las que no presentan cuentas abreviadas) alcanzaran el 40% de mujeres en sus consejos de administración, solo cumplen este punto un 12,28% de las compañías. La consultora subraya además que "la proporción de mujeres en los consejos apenas varía a lo largo de los cinco últimos años".

Etiquetas
Publicado el
3 de octubre de 2018 - 20:35 h

Descubre nuestras apps

stats