Mercadona estudia comprar Pescanova

Juan Roig se quiere hacer con el control de Pescanova

Si el pez grande se come al chico en el mar, en el mundo empresarial no es diferente. Según publica en su edición de hoy el diario Las Provincias, Mercadona está estudiando asumir el control accionarial de Pescanova.

Jamón, pan y horchata: la dieta mediterránea, en manos de capital extranjero

Jamón, pan y horchata: la dieta mediterránea, en manos de capital extranjero

Según los pormenores que recoge el diario, el debate está en si Juan Roig, dueño de la cadena de supermercados con más exito de España, se logra quedar con más del 50% de la empresa como es su deseo. Además, se ultima que el acuerdo incluya también un número determinado de pedidos de Mercadona a Pescanova.

Con todo, eldiario.es se ha puesto en contacto con Mercadona para confirmar la información y fuentes de la empresa se han declarado "las primeras sorprendidas". Según la cadena de supermercados, no hay ninguna conversación con la empresa gallega.

El principal accionista de Pescanova es la familia Carceller, dueños de Damm, que controla un 8% de la compañía. El 6,2% del capital social lo controla el Grupo Damm (en calidad de persona jurídica) mientras que otro 1,6% lo poseen los Carceller a través de la firma Corporación Disa.

El resto de los accionistas con los que estaría negociando el empresario gallego son su expresidente, el polémico Manuel Fernández de Sousa (7,5%), Carolina Masaveu, que apareció en mitad de la quiebra asegurando que tenía un 3,74% de la empresa, y el fondo Luxempart y Silicon Metal, con más de un 5% cada uno.

Según la publicación levantina, lo más probable es que sea el fondo de inversión Atitlán, dirigido por Roberto Centeno, yerno de Juan Roig, el que firmaría la operación aunque no se descarta que pueda ser cualquier otra empresa relacionada con el dueño de Mercadona.

La compra no supondría una fusión de las empresas sino una inversión de Roig a título personal en la gallega. Este proceso de concentración daría un vuelvo al panorama de la industria de la alimentación en España.

Las negociaciones tienen lugar en mitad de dos procesos que afectan el futuro de la empresa de alimentación con sede en Vigo. Por una parte, la negociación con los pactos para refinanciar la deuda de la compañía, lo que a buen seguro implicará una quita para poder garantizar su viabilidad. Por otro lado, el proceso judicial en la Audiencia Nacional que está esclareciendo la posible responsabilidad en la caída de la empresa de su anterior equipo gestor, especialmente Sousa.

Hace justo un año, la cadena de supermercados de Juan Roig tuvo que rescatar a Caladero, su proveedor de pescado congelado que estaba al borde de la quiebra.

Etiquetas
Publicado el
24 de octubre de 2013 - 14:43 h

Descubre nuestras apps

stats