Los tribunales reabren la causa civil por la desaparición de cinco millones en la herencia de Isidoro Álvarez

Dimas Gimeno, Marta y Cristina Álvarez Guil.

La Audiencia Provincial de Madrid ha levantado el suspenso sobre la demanda que había interpuesto María Antonia Álvarez contra las hermanas Marta y Cristina Álvarez Guil, presidenta de El Corte Inglés y vicepresidenta de la Fundación Ramón Areces, por la desaparición de cinco millones que iba a recibir en una herencia tras el fallecimiento de su hermano Isidoro Álvarez, el histórico presidente de la cadena de grandes almacenes, según ha adelantado La Información y ha confirmado eldiario.es.

Las hermanas Álvarez Guil liquidan la patrimonial de la fortuna personal de Isidoro Álvarez

Las hermanas Álvarez Guil liquidan la patrimonial de la fortuna personal de Isidoro Álvarez

María Antonia Álvarez, madre del defenestrado presidente de la compañía Dimas Gimeno, también demandó en esta causa a los albaceas del testamento Ramón Hermosila, abogado que suele llevar los casos de la compañía, Carlos Martínez Echevarria, histórico directivo de El Corte Inglés, y el que fuera secretario del consejo de la empresa Antonio Hernández-Gil, que falleció el paso mes de enero.

El Juzgado de Primera Instancia número 19 de Madrid accedió a la petición de los abogados de María Antonia Álvarez de acordar la suspensión de la causa por una prejudicialidad penal ya que exista otra causa abierta relacionada en la que se recogen una grabaciones en la que los directivos de la firma Carlos Martínez Echevarría y Florencio Lasaga supuestamente hablan de los cinco millones desaparecidos.

En esos audios, en unas conversaciones en la que participarían supuestamente los directivos históricos de la compañía de centros comerciales se recogerían "acciones ilegales" como "presunto alzamiento de bienes, administración desleal, falsedad en documento público", según se expone en el escrito de la demanda.

Esta causa se encuentra ahora en el Tribunal Constitucional como recurso de amparo tras haber sido archivada en los tribunales madrileños, pese a que la Fiscalía había pedido en un escrito que la demandante acudiera a declarar "para que detalle su denuncia inicial" y, lo que tiene más trascendencia, que "aporte la documental relativa a las imputaciones realizadas".

En este caso de la prejudicialidad penal, el magistrado de la Audiencia Provincial estima el recurso presentado por el representante legal de las hermanas Álvarez Guil y se reabre el procedimiento civil de esta demanda.

La demanda ha tenido un cambio de juez "por motivos de agenda" de manera que la designada originalmente, Begoña Pérez Sanz, fue sustituida por el magistrado José Manuel Arias Rodríguez. No es la primera vez que hay un cambio en los tribunales que llevan las causas abiertas entre los familiares de Isidoro Álvarez por su herencia, también hubo un baile de juzgados en el que tuvo que intervenir el Consejo General del Poder Judicial por la demanda de nulidad de la adopción de las hermanas Álvarez Guil.

Etiquetas
Publicado el
3 de febrero de 2020 - 12:31 h

Descubre nuestras apps

stats