Bizkaia y Gipuzkoa vacunarán a toda la cabaña bovina y ovina tras confirmarse un foco de lengua azul en Aia

Vacunación contra la lengua azul

La Diputación Foral de Bizkaia ha decidido vacunar a toda la cabaña bovina y ovina del territorio después de que se haya confirmado la existencia en Gipuzkoa de un foco de lengua azul, una enfermedad que afecta a los rumiantes pero no a la salud de las personas ni tampoco pasa a la cadena alimentaria. La institución foral asumirá el coste de la vacunación de las más de 100.000 cabezas de ganado bovino y ovino censadas en Bizkaia.

En concreto, se han identificado dos casos de lengua azul en una explotación ganadera de la localidad guipuzcoana de Aia. El protocolo de actuación ante esta enfermedad establece que la vacunación de ganado sea obligatoria en un radio de 50 kilómetros a la redonda del foco en el que se detecta y voluntaria en el resto de zonas cercanas, si bien la Diputación de Bizkaia ha decidido de manera preventiva implantar la vacunación obligatoria en todo el territorio.

En el caso de Gipuzkoa, La Diputación ha activado el protocolo contra la enfermedad y la institución foral asumirá todo el gasto de la campaña de vacunación y el control sanitario.

En un comunicado, el diputado foral de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural de Gipuzkoa, Imanol Lasa, ha indicado que aunque la confirmación oficial de estos dos casos se ha dado este viernes, en los últimos días la Diputación viene trabajando con las diputaciones de Bizkaia y Álava, y con el Gobierno Vasco, para aplicar medidas contra esta enfermedad, ya que el protocolo del Ministerio de Agricultura también obliga a otros territorios a adoptarlas.

De este modo, la Diputación de Bizkaia ha explicado, se pretende "garantizar la salud de la cabaña ganadera y evitar, así, posibles perjuicios a un sector que, como el resto de actividad económica, está viéndose afectado por la crisis generada por el coronavirus".

En todo caso, ha precisado que esta enfermedad no constituye "un problema de salud pública" ya que no afecta a la salud de las personas ni tampoco a la cadena alimentaria, sino que es una enfermedad vírica no contagiosa que afecta a los rumiantes y cuya única vía de transmisión es la picadura de ciertas especies de mosquitos del grupo Culicoides.

Asumirá el coste

La Diputación ha anunciado, además, que asumirá el coste de la vacunación de las 47.000 cabezas de ganado bovino y las 56.300 de ovino que hay censadas en Bizkaia.

La vacunación comenzará en la zona establecida como "cordón sanitario" del foco, la comprendida en un radio de 50 kilómetros a la redonda, que comprende los municipios a los que dan servicio las OCA de Gernika, Markina, Durango e Igorre.

En concreto, estas localidades son Abadiño, Ajangiz, Amorebieta-Etxano, Amoroto, Arratzu, Arrieta, Atxondo, Aulesti, Bermeo, Berriatua. Berriz, Busturia, Dima, Durango, Ea, Elantxobe, Elorrio, Ereño, Ermua, Errigoiti, Etxebarria, Forua, Garia, Gautegiz-Arteaga, Gernika-Lumo, Gizaburuaga, Ibarrangelu, Igorre, Ispaster, Iurreta, Izurtza, Kortezubi, Larrabetzu, Lekeitio, Lemoa, Mallabia, Mañaria, Markina-Xemein, Mendata, Mendexa, Morga, Mundaka, Munitibar-Arbatzegi Gerrikaitz, Murueta, Muxika, Nabarniz, Ondarroa, Otxandio, Sukarrieta, Ubide, Zaldibar, Zeanuri y Ziortza-Bolibar.

Una vez se haya vacunado a todo el ganado en esta zona, se avanzará en la vacunación en el resto del territorio hasta completar la totalidad de la cabaña ganadera.

En el caso del ganado ovino, la vacuna se suministra en una única dosis, mientras que en el ganado bovino es necesario revacunar a los 21 días de la aplicación de la primera dosis.

Dos o tres semanas de campaña de vacunación

El diputado foral de Gipuzkoa, ha previsto que la campaña de vacunación dure dos o tres semanas, y será entonces cuando se levantarán las restricciones para el transporte de animales, recuperando la normalidad. Según ha indicado, la Diputación foral ya ha mantenido contacto con agentes del primer sector del territorio, para dar cuenta de todas las medidas que van a adoptarse.

La Lengua Azul o Fiebre Catarral Ovina es una enfermedad vírica contagiosa. Afecta tanto a los animales rumiantes domésticos como a los salvajes, especialmente a las ovejas, y se transmite a través de insectos, principalmente a través de la picadura de mosquitos del género Culicoide. Los mosquitos son infectados con el virus al picar e ingerir la sangre de los animales infectados, propagándose así el virus a los animales sanos.

Esta enfermedad no tiene ningún efecto sobre los humanos, por tanto, no supone ningún riesgo para la salud pública. Se han descrito 29 serotipos del virus de Lengua Azul, en Europa se han detectado seis de ellos (1, 2, 4, 8, 9 y 16) y en España cuatro (1,2,4,8); la gravedad de los síntomas depende del serotipo.

En el caso de Euskadi se ha diagnosticado un serotipo ocho procedente de Francia. Los síntomas incluyen fiebre, hemorragias y ulceración en el tejido buconasal, secreción salival excesiva, diarrea abundante, vómitos, neumonía y debilidad.

El último foco detectado en Euskadi se produjo en 2009, y en el conjunto del estado español en noviembre de 2010, en Cádiz. En consecuencia, a los tres años, en 2013, fue declarado oficialmente libre de la enfermedad lengua azul. Desde el 20 de julio, y sobre todo durante el mes de septiembre, se han diagnosticado 43 focos de lengua azul serotipo 8 en Francia, por lo que todo apunta a que el motivo puede ser un mosquito procedente de ella.

"Actualmente, la vacunación es la medida más eficaz y práctica para reducir al mínimo las pérdidas asociadas a la enfermedad y para interrumpir el ciclo del animal afectado", han señalado desde la Diputación de Gipuzkoa.

Etiquetas
Publicado el
30 de octubre de 2020 - 12:15 h

Descubre nuestras apps

stats