Centenares de personas de la zona fronteriza del Bidasoa denuncian la última muerte de un migrante

Ba Diadie, migrante residente en Irún, en la concentración de este lunes en el Puente de Santiago

Centenares de ciudadanos de ambos lados de la muga se han movilizado la tarde de este lunes en el Puente de Santiago para homenajear y "dar un adiós digno" al migrante procedente de Costa de Marfil que murió este sábado, 20 de noviembre, cuando intentaba cruzar a nado el río Bidasoa. Se trata de la séptima persona que muere este 2021 en la frontera entre el territorio español y el francés. "Ya dijimos que esta desgracia podía volver a suceder", ha denunciado Irungo Harrera Sarea, organizadora de la concentración.

"La Policía francesa dificulta cada vez más el tránsito de migrantes y eligen vías más siniestras"

"La Policía francesa dificulta cada vez más el tránsito de migrantes y eligen vías más siniestras"

Poco antes de las 19:00 de la tarde, cientos de personas esperaban en el lado guipuzcoano del Puente de Santiago para cruzarlo y juntarse en el medio, justo delante del puesto fronterizo de la Policía francesa, con los manifestantes del otro lado de la muga. Tras un minuto de silencio, Irungo Harrera Sarea ha tomado la palabra para manifestar que "la migración no mata, son las condiciones las que empujan a estas personas migrantes a asumir riesgos innecesarios". Al llamamiento de la red ciudadana se han sumado, entre otros, el sindicato LAB, Podemos Gipuzkoa, Abotsanitz y Kontseilu Sozialista Bidasoa. "Esta tragedia no tuvo que haber sucedido, pero lo cierto es que la política migratoria europea no ha cambiado", ha expresado David Muñoz (Elkarrekin Podemos-Ezker Anitza), segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de Irún y delegado de Bienestar Social.

"El cierre de esta frontera, cierre cada vez más riguroso, que bajo la excusa de una alerta terrorista están utilizando, sobre todo, para parar el tránsito de las personas negras", ha lamentado Itziar Gómez, de Irungo Harrera Sarea. Por ello, las personas migrantes se ven obligadas a buscar caminos por los que cruzar la muga, aparentemente, sin el riesgo de que la Policía les pueda devolver a Gipuzkoa. Sin embargo, ya son siete las personas que, este 2021, al otro lado de ese camino han encontrado la muerte. La primera víctima fue un joven que se suicidó en abril a orillas del Bidasoa. Después, en mayo y agosto, otros dos migrantes perdieron la vida ahogados mientras intentaban cruzar la frontera nadando. En octubre, tres personas fallecieron cuando fueron arrollados por un tren en Ziburu, cerca de la estación de tren de San Juan de Luz, y el viernes pasado otra resultó herida por la misma causa. "En Hegoalde mata el Bidasoa; en Iparralde, las vías del tren. ¡Basta! Para nosotros, el único camino es garantizar la seguridad de los migrantes hasta Baiona", ha exigido Amaia Fontang, de Etorkinekin.

Irungo Harrera Sarea también ha interpelado a las instituciones, al "Gobierno vasco, Gobierno español, Diputación [Foral de Gipuzkoa], Ayuntamiento de Irún", que "están jugando con las vidas de estas personas", para que hagan "todo lo que puedan" para evitar las muertes de los migrantes, pues esta semana "a más de diez personas se les ha denegado el acceso al dispositivo de la Cruz Roja". Los migrantes que llegan a Irún pueden acudir a un albergue gestionado por la Cruz Roja, aunque se les condiciona la entrada a un máximo de tres noches y a no llevar más de un año en España. Por eso, la red ciudadana ha defendido que "no vale escuchar ahora quejas y lamentos inertes". Etorkinekin ha solicitado también a los Ayuntamientos de las localidades de Iparralde que se encuentran en el camino de los migrantes que se movilicen para que "estas desgracias no vuelvan a ocurrir". "Esperamos que en las próximas semanas se pongan en marcha medidas de verdad para que no nos tengamos que reunir otra vez para denunciar la muerte de otro migrante", ha reivindicado Fontang.

Tras la intervención de las redes organizadoras Ba Diadie ha querido tomar el micrófono. Llegó a Irún hace diez años desde Mauritania y ha afirmado que entonces "ningún migrante pensaba que podría morir en el Bidasoa, nunca". "Lo que pasa en África es culpa de la gente de Europa, de las personas que están en los gobiernos, porque no puede ser que los africanos seamos pobres aun teniendo de todo, como oro y minerales", ha protestado. Asimismo, Diadie ha demandado ayuda de toda Europa para "cambiar la política migratoria". Los centenares de manifestantes lo han aplaudido y han coreado la canción 'Txoria txori' de Mikel Laboa para despedir al migrante marfileno fallecido.

Etiquetas
Publicado el
22 de noviembre de 2021 - 21:30 h

Descubre nuestras apps

stats