La COVID-19 deja otros 38 fallecidos en Euskadi, una subida de pacientes graves en la UCI y seis días consecutivos de mayor incidencia

El hospital de Cruces

Euskadi registró la pasada semana una caída significativa de la mortalidad provocada por la COVID-19, con 38 fallecimientos registrados entre el 8 y el 14 de marzo, aunque el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) considera que nueve de ellos no murieron por el Sars-Cov-2 como causa directa. No obstante, sigue sin registrarse un solo día sin decesos, ya que han oscilado entre dos y nueve en ese período. Las muertes totales durante la pandemia han sido 3.950 de los 164.370 positivos diagnosticados, el 2,4%. Estos registros podrían verse empeorados porque, en pleno repunte de la incidencia en lo que se teme que podría ser la quinta ola en Euskadi, la UCI ha vuelto a sobrepasar la barrera de 100 ocupantes una semana después y en esta fase de la pandemia mueren uno de cada cinco ingresados.

Las vacunas contra la COVID-19 exhiben un nivel de protección del 99,93% en Euskadi tras haber llegado a 66.283 personas

Las vacunas contra la COVID-19 exhiben un nivel de protección del 99,93% en Euskadi tras haber llegado a 66.283 personas

Los hospitalizados totales con COVID-19 son 323, cuando el 10 de marzo eran 328. El número medio de ingresos en la última semana crece de nuevo hasta situarse en más de 35 cada día, llegando incluso a 39 este martes. El descenso de la ocupación en la red de Osakidetza es inapreciable, sobre todo porque no se aclara si la bajada viene motivada por altas por mejorías o por fallecimientos. Es en la franja de edad comprendida entre los 40 y los 59 años donde más ha subido la proporción de pacientes con coronavirus que han precisado atención médica y ya son un 35,6% del total, diez puntos más que a principios de febrero. Hay otro elemento de preocupación no vinculado con el coronavirus: sumados los casos críticos de COVID-19 con los de otras patologías hay menos del 25% de las camas totales de la UCI libres.

En una tribuna en este periódico, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ya ha advertido de que un rebrote en el momento actual sería más peligroso si cabe porque no se ha conseguido aliviar la presión asistencial de la anterior ola, la que siguió a la Navidad. "Caso de que enfrentáramos una nueva ola, el punto de partida sería más alto, esto es, de mayor tensionamiento que en el inicio de las anteriores olas", advierte el lehendakari, que pide "rigor" en el cumplimiento de las medidas y cuyo equipo no descarta tener que dar marcha atrás y endurecer algunas restricciones incluso antes de Semana Santa, según ha manifestado Jonan Fernández en Radio Euskadi.

Tras sumar 402 nuevos casos positivos en las últimas 24 horas (205 en Bizkaia, 118 en Gipuzkoa, 69 en Álava y 10 de fuera o sin residencia conocida), la tasa a 14 días por cada 100.000 habitantes acumula otra jornada más alza, la sexta. La tasa se instala en 206 (nivel amarillo de alerta que en Álava llega a 221). La pandemia ha crecido un 2% en los últimos siete días, un 11% en el caso del territorio que más había conseguido domar la escalada anterior, Gipuzkoa. La transmisibilidad se ha vuelto a disparar también ya que el R0 vuelve a indicar que cada contagiado multiplica el virus a más de una persona, por lo que se interpreta que la pandemia vuelve a estar en expansión. Este indicador se sitúa en 1,13 -un nivel cercano al que antecedió a los picos de noviembre y enero- y sube incluso al 1,17 en Álava. La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ya advirtió de la importancia de que se facilitara el trabajo de los rastreadores y que los positivos dieran la lista completa de sus contactos para que ningún asintomático escape del rádar y genere nuevos brotes.

El 35,3% de los nuevos positivos son sintomáticos en el momento de la toma de muestras y la tasa entre los mayores sigue siendo mucho más baja que la media (122 por 206) merced al efecto de la vacunación. La pandemia crece más entre los menores de 18 años -especialmente entre los jóvenes de 17 y 18- y eso tiene reflejo en los 44 centros educativos con casos de coronavirus. Hay un total de 76 aulas clausuradas, el 0,43% del total de la red no universitaria. A nivel más local, la localidad de Aretxabaleta ha visto reducida su tasa y sale del nivel rojo de alerta.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación.

Etiquetas
Publicado el
17 de marzo de 2021 - 13:13 h

Descubre nuestras apps

stats