Euskadi ve "respetable" que los jóvenes pasen a Francia para vacunarse más rápido saltándose el protocolo de España

Playa de la localidad de Biarritz

Lo que eran casos particulares y excepcionales se ha convertido en un flujo masivo y en una polémica sanitaria, ética e incluso diplomática. Jóvenes veinteañeros y treintañeros vascos están alardeando en las redes sociales de que se han saltado el orden de vacunación fijado en España al coger citas en una app para vacunódromos ubicados en Francia, principalmente en la zona cercana a la frontera con Irún, donde hay excedente por los rechazos en la población local. En Onda Vasca, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha calificado esta práctica como "respetable" aunque ha hecho ver sus "muchas dudas" sobre cómo se garantizará la segunda dosis a estas personas o cómo se incorporarán sus datos en la historia clínica y el denominado 'pasaporte COVID', la herramienta puesta en marcha para poder viajar tras la inmunización.

El tren de alta velocidad avanza lento en Euskadi: un viaje de 34 años sin ver la estación final

El tren de alta velocidad avanza lento en Euskadi: un viaje de 34 años sin ver la estación final

"Son respuestas que todavía, al menos, en el Departamento de Salud no podemos responder porque no habido ninguna comunicación por parte del Gobierno francés de que se iba a dar esta posibilidad. Nosotros seguiremos con la pauta de vacunación para hacerlo lo antes posible", ha explicado Sagardui. Fuentes de Osakidetza confían en que el Ministerio de Sanidad pueda contactar con sus homólogos franceses para que se establezca un protocolo y en que haya alguna propuesta de cara al próximo consejo interterritorial, previsto para este miércoles, ante la magnitud que ha adquirido el problema.

En el plano sanitario, estas fuentes no verían con buenos ojos, de entrada, que las personas que han viajado a Francia para recibir la primera dosis reclamen la segunda en su lugar de origen cuando les venza el plazo (21 días con Pfizer y 28 con Moderna), lo que obligaría a anteponerlos a quienes les tocase por prelación. Ahora mismo se vacuna al colectivo de entre 40 y 45 años. Además, hay incertidumbre con la validez de los certificados que pueda emitir la Sanidad francesa y su interconexión con la historia clínica. ¿Cómo saber quién ha completado la pauta con una sola dosis por haber pasado la COVID-19? ¿Saldrán estas personas de la base de datos de Osakidetza o podrían 'repetir' vacuna al no constar su viaje? ¿Aceptará la Sanidad vasca que se emita el 'pasaporte COVID' a quienes se han saltado ostensiblemente el protocolo?

Otro punto llamativo es que Francia esté permitiendo el acceso a estas personas a su territorio. En la web oficial de Asuntos Exteriores se alude a que "las personas de once años o más deberán presentar un test PCR o de antígenos con resultado negativo realizado menos de 72 horas antes de la salida". Solamente se excepciona de esto a "aquellos desplazamientos que efectúen los residentes de las llamadas cuencas de vida fronterizas a 30 km a la redonda de su domicilio y de menos de 24 horas de duración", lo que sí que afectaría a muchos guipuzcoanos hasta Donostia (a 25 kilómetros de Hendaya) pero no cualquier desplazamiento. Contrasta esta libertad de tránsito con el celo que durante años lleva exhibiendo la Policía Nacional francesa en el control de la muga, con controles casi permanentes para bloquear el paso de migrantes, que han incluido 'devoluciones en caliente'.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
21 de junio de 2021 - 12:11 h

Descubre nuestras apps