La portada de mañana
Acceder
La normativa de Felipe VI prohíbe a Juan Carlos I recibir préstamos sin interés
'¿Qué hace falta para retirar al emérito cualquier honor?', por Ignacio Escolar
Los casos en Europa vuelven a aumentar entre la incertidumbre de las variantes

Urkullu aprobará la Cuentas de 2015 apoyado en Mendia

Una sesión en el Parlamento vasco.

El Gobierno vasco, la Diputación de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao son las únicas principales instituciones que contarán con un presupuesto renovado en 2015. La estabilidad institucional que anhelaba el lehendakari para las principales instituciones vascas no ha podido ser. La proximidad de los comicios forales y locales lo han hecho imposible en Vitoria, la Diputación alavesa, donde Javier de Andrés los tuvo que retirar por la falta de apoyo, y lo mismo en el territorio guipuzcoano.

Más recaudación, 5.800 empleos netos, pero sin Presupuestos expansivos en 2015

Pero el Ejecutivo que lidera Urkullu entendió desde un principio el mensaje lanzado en verano por la entonces candidata a dirigir el PSE-EE y ahora secretaria general, Idoia Mendia: o se cumplían los pactos recogidos en el acuerdo suscrito en septiembre entre peneuvistas, socialistas y el lehendakari, o el PSE-EE no respaldaría las Cuentas. En el debate de Política General, el lehendakari dio muestras de haber entendido el mensaje y desde entonces no ha dejado de 'cuidar' al partido que lidera Mendia.

Los socialistas arrancaron de saque 150 millones de euros en las conversaciones previas a la presentación oficial de las Cuentas por el consejero de Hacienda, Ricado Gatzagaetxebarria, con el margen que había dejado el Consejo Vasco de Finanzas de octubre. Desde esa fecha ya se sabía que, pese a la mejora en la recaudación, las Cuentas de 2015 no iban a ser expansivas, como tampoco lo va a ser el compartamiento de la economía vasca, que prevé la "creación moderada de empleo neto", según el lehendakari, -en torno a unos 5.800 empleos- y un crecimiento de un 1,8%, según las previsiones de casi todos las entidades financieras y el propio Ejecutivo.

La negociación de las enmiendas parciales entre PNV y PSE han sumado finalmente, según los datos suministrados por los socialistas, un total de 185 millones de euros condicionados por las exigencias del partido de Mendia. Pero por el camino, el PP ha forzado la máquina para evidenciar que el apoyo socialista no se iba a poder ventilar este año con una abstención como en la votación del pasado año. El voto negativo de lo populares de Arantza Quiroga obligará en la sesión de este martes en el Parlamento vasco a que seis parlamentarios del PSE voten a favor de las Cuentas de 2015.

"Recortes"

EH Bildu se ha distanciado de las Cuentas que saldrán aprobadas al entender que siguen la senda de los recortes. Para la coalición soberanista, la ciudadanía va a tener que sufrir unos presupuestos con recortes en áreas sociales básicas porque el PNV y el PSE han decidido "cronificar los recortes en vez de buscar soluciones". "Se ha perdido otra oportunidad de acabar con esa situación porque han puesto sus intereses particulares por encima del interés general de la sociedad", han apuntado.

UPyD, que ya presentó una enmienda a la totalidad, al igual que EH Bildu, mantendra su apoyo frontal a estos presupuestos.

Etiquetas
Publicado el
22 de diciembre de 2014 - 19:04 h

Descubre nuestras apps

stats