La patronal vasca defiende la reforma laboral por su "flexibilidad" a la hora de contratar

Eduardo Zubiaurre, a la derecha, saluda a su antecesor, Roberto Larrañaga

Flexibilidad. Esa es la palabra mágica a la que se aferra la patronal vasca Confebask para defender la actual reforma laboral. Según los empresarios, "una reforma de la reforma" laboral en sentido contrario a posibilitar flexibilidad y capacidad de adaptación a las empresas en un entorno cambiante "no va a contribuir a crear empleo" y va a generar "más incertidumbres en el tejido empresarial". Así lo ha expresado el nuevo presidente de Confebask, el guipuzcoano Eduardo Zubiaurre, en su toma de posesión al sustituir en el cargo a Roberto Larrañaga.

"La situación es penosa y peligrosa. Cualquier día puede acabar en desastre"

"La situación es penosa y peligrosa. Cualquier día puede acabar en desastre"

En su primera comparecencia al frente de la organización, ha valorado la reforma laboral de 2012 porque supuso "flexibilizar el mercado laboral" e introducir elementos para que las empresas se adecuasen "a un entorno cambiante como aquel de profunda crisis". En su opinión, esos cambios son "una de las bases" de la recuperación económica y del empleo de los últimos años.

"Una reforma de la reforma no contribuiría a la creación de empleo, sino que incluso supondría un freno a la contratación", ha advertido el dirigente empresarial, quien ha puntualizado que "otra cosa es que se analicen" cuestiones como la temporalidad y se puedan introducir mejoras.

Altas cotizaciones sociales

En relación a la situación de Euskadi, ha destacado el hecho de que sectores "tan importantes" como el del automóvil, el acero o la Máquina Herramienta "reconozcan que siguen con mucha atención lo que sucede a nivel global, algo que les afecta de lleno por su alto potencial exportador". "De momento no hay alarma, pero se mantienen expectantes", ha añadido.

En cuanto a los retos, Zubiaurre ha destacado la necesidad de "cuidar el talento" para "generar, atraer y mantener ese talento". "Tenemos que hacer las empresas más atractivas".

Junto a este reto, ha citado otros como el de "mantener la estabilidad institucional en Euskadi" y lograr una fiscalidad empresarial "más competitiva". En relación a la fiscalidad, ha indicado que lo que defienden son "unas condiciones equiparables con nuestro entorno competitivo más cercano, que es el europeo". "Donde veamos que hay diferencias que nos pueden perjudicar, las haremos llegar, daremos nuestra opinión ante aquellas instituciones y agentes a las que corresponde", ha dicho.

El presidente de Confebask ha aludido a las altas cotizaciones sociales, que es un elemento que "dificulta la contratación" porque "la encarece". Otros retos son lograr un coste de la energía equivalente al de los competidores en Europa, la finalización de la Y vasca y contar con unas relaciones laborales "modernas, adaptadas a los nuevos tiempos, que dejen atrás el modelo de confrontación" por el que, según ha apuntado, han optado algunos sindicatos.

Etiquetas
Publicado el
18 de julio de 2019 - 19:27 h

Descubre nuestras apps

stats