Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La alcaldesa de Marbella cancela en Luxemburgo la hipoteca de tres millones
La última entrega de MAR confirma el fraude fiscal de la pareja de Ayuso
Opinión - El problema de los tres gorros. Por Elisa Beni

¿Qué pasó en Hipercor?: los universitarios vascos saben poco sobre ETA

Imagen del atentado de Hipercor en Barcelona (1987)

Iker Rioja Andueza

¿Quién fue Miguel Ángel Blanco y por qué lo asesinó ETA? ¿Qué ocurrió en el Hipercor de Barcelona en 1987? ¿Qué son los GAL y quiénes eran Lasa y Zabala? Un estudio del Instituto de Derechos Humanos Pedro Arrupe de la Universidad de Deusto para el área de Convivencia del Gobierno vasco concluye tras formular encuestas sobre terrorismo en Euskadi a un millar de universitarios vascos que existe un “significativo” nivel de “desconocimiento o de duda” entre los jóvenes en relación al medio siglo de violencia protagonizada por ETA y su entorno pero también por los GAL o por el Batallón Vasco-Español.

Respecto al atentado de Hipercor, uno de los más sanguinarios de ETA y que dejó en Barcelona más víctimas que el reciente ataque yihadista, el 50% de los encuestados, estudiantes de carreras del área social y de humanidades en la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), en Mondragón y en la propia Deusto, asegura desconocer qué ocurrió frente a un 44% que sí atina al afirmar que fue un atentado con “muchas víctimas mortales”. Un 2%, incluso, atribuye al yihadismo lo ocurrido en 1987 en el centro comercial. Y a la formulación “Miguel Ángel Blanco fue una persona secuestrada y asesinada por ETA” el 40% marcó “No sabe/No contesta” y el 7% aseguró que no.

En cuanto a los GAL, el 55% lo encuadra como un grupo parapolicial, si bien el 38% no conoce nada sobre ellos, el 4% lo sitúa en la órbita del antifranquismo y un 3% dice que fue una rama de ETA. ¿Y Lasa y Zabala? El 13% cree que fueron víctimas de ETA, el 1% “dos niños desaparecidos” y el 32% ignora que fueron secuestrados, torturados, asesinados y ocultados. “No sólo indica que no conocen adecuadamente lo ocurrido, sino que se da un alto nivel de confusión al respecto”, se puede leer en el informe de conclusiones del trabajo, presentado este viernes en San Sebastián por sus autores y por el secretario de Convivencia del Ejecutivo vasco, Jonan Fernández.

Por lo tanto, ¿son significativos los datos que apuntan a que este colectivo opina en un 70% que la tortura de las Fuerzas de Seguridad del Estado fue sistemática o en un 57% que es probable o muy probable que se vuelvan a producir en el futuro “vulneraciones de derechos humanos por cuestiones políticas”?

El coordinador de esta investigación, Iker Usón, ha asegurado que el 60% de los participantes nacieron en 1998. “Tenían 10 ó 12 años cuando ETA estaba cometiendo el último atentado. No es por relativizar, es por contextualizar”, ha manifestado este experto universitario a preguntas de los periodistas. 

La visión optimista del trabajo, en cambio, muestra que la juventud tiene “un alto interés por la temática del terrorismo” y sobre todo que existe una abrumadora mayoría que rechaza la violencia (sólo un 2% apoya a ETA, cuando un informe del Ararteko de 2009 elevaba ese porcentaje al 15%). Sobre esa base, los autores del trabajo y el propio Gobierno ven un “amplio margen” para impulsar políticas de concienciación o formación en derechos humanos. En la enseñanza obligatoria, por ejemplo, funciona desde hace años el programa de Víctimas Educadoras (ahora rebautizado como Adi-Adian) por el cual víctimas de ETA o de los GAL acuden a institutos y colegios a ofrecer charlas y narrar su experiencia y su dolor.

Etiquetas
stats