La portada de mañana
Acceder
El Gobierno reinicia la legislatura
Así han transformado los fondos internacionales el mercado inmobiliario
Opinión - Réquiem por el 15M, por Elisa Beni

VÍDEO | Una edil de EH Bildu en Beasain dimite y pide disculpas por participar en las aglomeraciones pese a la suspensión de las fiestas

La edil de EH Bildu que ha dimitido este sábado por participar en las 'fiestas' de Beasain

Las 'no fiestas' de Beasain acabaron con mayores aglomeraciones de personas de las permitidas en la actual fase de desescalada de la pandemia y con la Ertzaintza obligada a acudir a una zona de terrazas en Zaldizurreta, lo que motivó una estampida para evitar las sanciones por las calles de la localidad guipuzcoana alrededor de las 22.00 horas de este viernes. Las distancias y las mascarillas brillaban por su ausencia y todo ha derivado en una investigación y la dimisión de una joven concejal de EH Bildu.

Según se aprecia en el vídeo -hay más haciéndose virales por las redes sociales- un centenar de personas, en su mayoría jóvenes, se congregaron este viernes por la noche en torno a una farola y reprodujeron algunas de las tradiciones de Loinatz. Avisados por algunos vecinos, agentes de la Ertzaintza se personaron en el lugar pero cuando su presencia fue advertida "todos echaron a correr", según indican fuentes policiales. Se ha abierto una investigación. Algunos presentes se mostraron disconformes con lo sucedido y optaron por grabarlo y denunciarlo.

Una de las personas que participaron activamente en los hechos era Maddi Imaz, de 27 años y edil de EH Bildu en la localidad. Ha presentado su dimisión y ha pedido disculpas en un comunicado. Los participantes también han realizado un escrito sobre lo ocurrido y reconocen que "se les fue de las manos" por un "calentón" y tras haber bebido. "En ambiente de fiesta y con unos potes encima la situación se nos fue de las manos, perdiendo totalmente la conciencia de la situación generada por la COVID-19", se puede leer en la nota. Piden en todo caso que no se manche el nombre de Beasain y llegan a decir que sus padres los educaron correctamente, que ellos no tienen nada que ver con lo acontecido.

Se da la circunstancia de que el Ayuntamiento había emitido días atrás un comunicado pidiendo "responsabilidad", quizás por el temor a lo que al final se terminó produciendo. "Pese a la suspensión de las fiestas, se espera que en los próximos días la ciudadanía responda ante la actual situación con respeto y altura de miras", emplazaba el Gobierno municipal. Y seguía: "El estado de alarma se mantiene y siguen en vigor las normas dictadas por las autoridades por lo que continúa siendo responsabilidad de todos cumplirlas y poder avanzar hacia el final del estado de alarma. El Ayuntamiento recuerda que se deben evitar las aglomeraciones de gente especialmente los próximos días y el fin de semana, y que, de acuerdo con las normas, a las 23:00 de la noche la población debe estar en sus casas. En este sentido, con el fin de mantener una buena armonía y respeto entre la ciudadanía, se ruega que no se produzcan actuaciones como excesos de ruido que alteren la normal convivencia. El respeto a los que más están sufriendo en este estado de confinamiento es obrar solidariamente".

La incidencia de la COVID-19 en Beasain (13.000 habitantes, aproximadamente) ha llegado a casi 4 casos por cada 1.000 habitantes y el principal foco ha sido la residencia Arangoiti, con al menos 6 fallecidos. Gipuzkoa ha sido el territorio vasco menos castigado durante la pandemia. Puedes consultar aquí todos los datos por barrios, municipios y residencias en Euskadi.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats