Iñaki Berraondo, 'número dos' de la Sanidad vasca y valido de los tres últimos consejeros deja también el Gobierno

Iñaki Berraondo, este lunes con la consejera Gotzone Sagardui tras anunciar su marcha

Cuentan de Iñaki Berraondo (Bilbao, 1955), hasta ahora 'número dos' de la Sanidad vasca pero que ha decidido abandonar el cargo de viceconsejero, según se ha anunciado este lunes, que durante algunos momentos críticos de esta pandemia ha habido días en los que ha tenido que revisar él mismo las estadísticas del coronavirus que se ofrecían a la opinión pública. El doctor Berraondo, que estudió en Canadá y que acumula décadas en cargos intermedios de Osakidetza, ha sido el valido de los tres últimos consejeros de Salud, Jon Darpón, Nekane Murga y ahora Gotzone Sagardui.

La incidencia de la COVID-19 sigue a la baja en Euskadi a la espera de la "posible" aparición de contagios por la nueva cepa

La incidencia de la COVID-19 sigue a la baja en Euskadi a la espera de la "posible" aparición de contagios la nueva cepa

Con su marcha se va el último cargo de responsabilidad que había vivido la llegada del coronavirus desde el inicio. Algunos lo consideraban el consejero en la sombra en estos meses, quien lidiaba con la oposición los miércoles de primavera por videoconferencia o quien daba explicaciones sobre los problemas con proveedores, como la fracasada operación de compra de respiradores turcos adelantaba por este periódico y que tantas veces negó Euskadi hasta que Berraondo admitió que les habían "birlado" las máquinas en un mercado revuelto.

El domingo, cuando en las escalinatas del hospital de Txagorritxu una comitiva dio la bienvenida a las primeras 405 vacunas contra la COVID-19 en Euskadi, varios de los asistentes remarcaron que era el cumpleaños del viceconsejero Berraondo. Cumplía 65 años y, según ha explicado en su rueda de prensa de despedida, ha considerado que era el momento de abandonar sus responsabilidades al coincidir con la que tradicionalmente ha sido la edad de jubilación. "Yo no dimito. Me voy", ha querido matizar. Y después ha vuelto a hacerlo: "No me voy. Me aparto un poquito. Pienso seguir apoyando al Departamento". Sagardui se ha deshecho en elogios hacia su hasta ahora mano derecha.

En realidad, Salud ha ofrecido pocos detalles de esta salida. Berraondo deja de ser viceconsejero -asegura que a su edad le pesa el ir y venir desde Donostia, donde reside, hasta Vitoria- pero aparentemente ocupará otro cargo de confianza en Gipuzkoa que no se ha concretado. Como tampoco se ha aclarado quién relevará a Berraondo como 'número dos' de Sagardui. "Cada cosa tiene su momento", ha salido al paso la consejera preguntada por los periodistas. Se da la circunstancia de que son tres las bajas de peso en Salud en solamente una semana. El pasado lunes dimitió el portavoz y coordinador del equipo de rastreadores, Ignacio Garitano, que regresa a su plaza de facultativo en Txagorritxu, y el miércoles completó un ciclo la que fuera jefa de gabinete de Darpón y Múgica, Isabel Octavio, que ahora da el salto a EiTB con Andoni Aldekoa.

"No he perdido a nadie", ha insistido Sagardui, que ha definido a Osakidetza como una gran familia y un gran equipo. Pero en la nueva legislatura han marchado también el director general de Osakidetza, Juan Diego, que no compareció ni una sola vez en toda la pandemia, o el responsable de Salud Pública, Juan José Aurrekoetxea. Y antes Salud vivió otra revolución interna con motivo de las denuncias de irregularidades en las oposiciones médicas de 2018, que se llevaron por delante al propio consejero Darpón, a otra directora de Osakidetza, María Jesús Múgica, y al responsable de Recursos Humanos, Juan Carlos Soto. Darpón y otras dos excargos de su equipo trabajan ahora para Keralty, una empresa sanitaria del sector privado (la antigua Sanitas Internacional) que dirige el millonario próximo al PNV Joseba Grajales y que emplea también a otro exconsejero de Salud, Jon Azua.

Berraondo ha aprovechado su última comparecencia pública para hacer un balance de 2020 y de cómo respondió la Sanidad vasca a la llegada de un virus desconocido en origen, su reto más importante en cuatro décadas de historia. "Como país, hemos gestionado la pandemia de manera adecuada. Conseguimos gestionar una primera ola sin llegar al colapso, aunque hubo momentos de tensión muy importantes. En la segunda ola, hemos sido capaces de hacer un buen papel, de contenerla sin llegar a los límites de la primera. Y con la vacuna ahora se nos abre una oportunidad", ha autodiagnosticado.

En la rueda de prensa, una periodista ha preguntado por unos datos estadísticos de la evolución del coronavirus. Como es habitual incluso en el Parlamento, Sagardui ha cedido la palabra al viceconsejero. Berraondo ha contestado, sí, pero ha dejado ver que se abre una nueva fase: "La sailburu es una experta ya en todo este tema". El 'número dos' de Salud se marcha.

Etiquetas
Publicado el
28 de diciembre de 2020 - 18:22 h

Descubre nuestras apps

stats