"¿Nos lanzamos a un proceso de confrontación interna y también con el Estado? No lo vemos", dice el PNV

Alderdi Eguna de 2021, con aforo limitado por la COVID-19

El PNV ha celebrado este domingo su tradicional Alderdi Eguna en las campas de Foronda, a las afueras de Vitoria, pero por segundo año consecutivo ha estado condicionado por las restricciones sanitarias. En su intervención, el presidente del Euzkadi Buru Batzar (EBB), Andoni Ortuzar, ha apostado por un "autogobierno justo, que quiere y merece" Euskadi, sin hacerle "liftings" al actual, sin recurrir a "quimeras" y sin "romper nada" y sin "corsés". En el mismo foro, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha llamado a "dar un salto adelante" con un nuevo pacto político que reconozca "la realidad nacional" del pueblo vasco y que incluya "un sistema bilateral de garantías que impida el incumplimiento unilateral de lo acordado" por parte del Estado. En todo caso, no habrá rupturas: "¿Nos lanzamos a un proceso de confrontación interna y también con el Estado ahora, en la situación que vive Euskadi, España y Europa?Es lo que parece que quieren otros. Eso tampoco lo vemos".

Andueza quiere liderar el socialismo vasco mirando a la izquierda, "con manos libres" y "lealtad" al pacto con el PNV

Andueza quiere liderar el socialismo vasco mirando a la izquierda, "con manos libres" y "lealtad" al pacto con el PNV

Ortuzar ha indicado que su partido, que aspira a "una sociedad próspera" gracias a una "Euskadi soberana", abrirá al final del año un "ambicioso proceso de escucha activa" a la sociedad vasca. "En esta hora tan trascendental en la vida de nuestro país, el PNV está preparado para pelear y ganar ese futuro", ha asegurado. En esta etapa, los jeltzales consideran "importante pulsar a la sociedad para saber qué quiere y qué espera". "No estamos en tiempos de despotismo ilustrado de 'todo para el Pueblo, pero sin el pueblo'", ha añadido. La formación 'jeltzale' "abrirá a tope sus oídos y su mente a escuchar, a compartir un diagnóstico y buscar soluciones a los problemas para construir esa Euskadi en verde, rojo y blanco". Se trata de un planteamiento que el EBB compartirá con la Asamblea Nacional el próximo jueves. "A finales de julio ya lo hicimos todas las ejecutivas del Partido conjuntamente. Y el plan es que la Asamblea General que retomaremos a finales de noviembre suponga el pistoletazo de salida de este proyecto", ha apuntado, para puntualizar que pretende ser un proceso "que deje huella".

Ortuzar se ha referido al "autogobierno presente y futuro". "Estamos consiguiendo, lentamente, con retrasos y cabreos, que se nos transfieran todas las competencias del Estatuto de Gernika", ha subrayado. En este sentido, ha recordado que, "por primera vez, un Gobierno español ha asumido por escrito esa deuda y se ha comprometido con un calendario a sus traspasos", un proceso que se prolongará durante "unos cuantos meses hasta cerrar durante esta legislatura todo" el actual texto estatutario.

Para el líder jeltzale, la pregunta es: "¿después qué?, ¿nos conformamos con lo que hay?, ¿como mucho, le hacemos un lifting a nuestro autogobierno, le metemos un poco de botox para que parezca más lozano, y se acabó?. Es lo que parece que quieren algunos y algunas. Nosotros y nosotras, no", ha asegurado. También ha cuestionado si hay que "despreciar todo lo construido hasta ahora y sobre quimeras construir un castillo en las nubes". "¿Nos lanzamos a un proceso de confrontación interna y también con el Estado ahora, en la situación que vive Euskadi, España y Europa?Es lo que parece que quieren otros. Eso tampoco lo vemos", ha señalado. "Sin romper nada -ha dicho-, con el sostén legal que proporcionan la Disposición Adicional de la Constitución y la disposición final del Estatuto de Gernika, y con el sostén popular y democrático que da el apoyo inmensamente mayoritario a más y mejor autogobierno, el autogobierno que quiere y merece este pueblo".

También Urkullu ha puesto en valor el hecho de que, "por vez primera", un Gobierno de España se haya comprometido por escrito al cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika, "lo que sitúa ante la siguiente fase". "Se trata de iniciar una nueva etapa, de dar un salto adelante, de pactar la modernización de esa forma de relación singular y bilateral que simbolizan nuestros Derechos Históricos", ha dicho.

Por ello, propone "una solución política que incluya un sistema bilateral de garantías que impida el incumplimiento unilateral de lo acordado". "Sin respeto a lo acordado no hay solución política. La interdependencia es también una lección aprendida durante la pandemia, esto es, la actualización de la relación bilateral que reflejan nuestros Derechos Históricos, cuya singularidad respeta y ampara el pacto constitucional", ha asegurado.

Iñigo Urkullu ha destacado que existe la oportunidad de alcanzar un nuevo pacto político que reconozca "la realidad nacional, la singularidad del autogobierno vasco, que asiente una relación bilateral en el Estado y favorezca la presencia y proyección internacional de Euskadi Basque Country". Para el lehendakari, es necesario "reforzar el autogobierno político" y ha lamentado que haya quien "ha pretendido utilizar la pandemia para uniformizar y recentralizar", dar continuidad a la 'erosión silenciosa del autogobierno vasco". "Por eso, avanzar en autogobierno es, también, volver la vista atrás para asegurar que el Estatuto de Gernika sigue suponiendo el reconocimiento de la identidad del Pueblo Vasco, singular, diferenciada y constituida por la titularidad de los Derechos Históricos", ha aseverado, para apuntar que "la interdependencia es también una lección aprendida durante la pandemia", informa Europa Press.

Etiquetas
Publicado el
26 de septiembre de 2021 - 15:15 h

Descubre nuestras apps

stats