La portada de mañana
Acceder
La mortalidad por COVID se desploma: abril ha sido el mejor mes desde septiembre
Revivir el 15M: diez momentos para recordar el origen de una década
Opinión - Error del sistema ¡Reinicia!, por Rosa María Artal

Yécora, la última residencia con casos de COVID-19 en Euskadi, espera al viernes para poner fin a la pandemia en centros de mayores

Residencia de Yécora

Este lunes se ha cumplido un año desde que una primera residencia en Euskadi, la de Sanitas en el barrio vitoriano de San Martín, decretara una cuarentena por un brote de COVID-19. La medida extraordinaria se adoptó en domingo por la noche después de que se constatara que los contagios se habían disparado a 26, cuatro trabajadores y 22 mayores, dos de los cuales habían fallecido ya. El efecto de la campaña de vacunación ha reducido al mínimo los casos de coronavirus en estos centros después de que la pandemia se haya cobrado más de 1.000 vidas. De hecho, en Euskadi solamente queda un brote activo, el de la residencia de la pequeña localidad riojanoalavesa de Yécora, de menos de 300 habitantes y mucho más cerca de Logroño a Vitoria. Allí son tres los mayores aislados con el virus, aunque por el momento están asintomáticos y se encuentran bien de salud.

Alerta en Legorreta: Osakidetza llamará a los vecinos del municipio guipuzcoano a pasar una PCR para cortar la alta incidencia

Alerta en Legorreta: Osakidetza llamará a los vecinos del municipio guipuzcoano a pasar una PCR para cortar la alta incidencia

30 de esos 300 habitantes son ancianos que completan su vida en el complejo residencial y, de diciembre hasta ahora, 23 han ido contrayendo el Sars-Cov-2. Hubo un primer brote en diciembre con tres casos y que finalizó justo a finales de mes, cuando estaba a punto de iniciarse la campaña de vacunación. Ese zarpazo sí que acarreó un fallecimiento. Pero el brote más reciente ha sido muy diferente, según cuentan las profesionales de Yécora a este periódico.

Llegó al centro la primera dosis contra la COVID-19 pero una mujer fue al hospital por otra patología y le confirmaron el positivo. De ahí surgieron más de una docena de contagios asociados. Llegó incluso la segunda dosis... y volvieron a aparecer más positivos a partir del 1 de febrero. "Nadie sabe nada. No hay un patrón", cuentan estas fuentes. Los tres infectados se encuentran aislados y, si no hay cambios en su estado de salud, recibirían el alta el próximo viernes tras el fin de la cuarentena y pondrían fin a la pandemia en las residencias vascas hasta nueva orden. No obstante, por prudencia se ha realizado un nuevo cribado a los mayores que dieron negativo la pasada semana, siete en total, y los resultados se conocerán este martes. Se da la circunstancia de que en Yécora se ha registrado el caso de una mujer de 85 años que ha dado positivo por partida triple, en verano fuera del centro, en el brote de diciembre y ahora. No se trata de un caso de COVID-19 persistente, ya que en las dos ocasiones anteriores el virus se había negativizado.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación

Etiquetas
Publicado el
8 de marzo de 2021 - 21:14 h

Descubre nuestras apps

stats