La ronda sureste de Cáceres mantiene final de mayo como fecha de apertura

Prueba de resistencia en el viaducto Valdeflores hecha este lunes

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, mantiene la fecha de apertura de la ronda sureste para finales de mayo: "A estas alturas no hay ningún cambio y los que haya será mínimos y no alterarán significativamente esa fecha”.

Si se cumplen las previsiones, se mantendrá el 25 de mayo, que fue el plazo fijado para la modificación autorizada por la Junta de Extremadura (inicialmente, debía haberse terminado en marzo).

A este retraso se ha referido el alcalde, “por la aparición de restos arqueológicos, que demuestra lo que en su día se previó de la zona, que podía plantear dificultades con el proyecto”. 

Si ha habido que desviar la ronda por la aparición de restos arqueológicos, se alegra de que no vaya soterrada, porque se habría tardado en verla abierta 30 años.

Ese retraso se produjo para concluir la capa de rodadura, colocar la pasarela peatonal en el nuevo mirador de la carretera de la Montaña o soterrar una línea de alta tensión. 

El primer tramo unirá la carretera de Miajadas y las avenidas de Dulcinea y la Hispanidad con la N-521 y su conexión con la ronda norte, que “permitirá liberar de tráfico zonas como Miralrrío y Ronda Vadillo desde este verano”, en palabras de Salaya.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 22 millones de euros (con financiación europea) y la vía servirá para redefinir la movilidad, vertebrar la ciudad y "propiciar un tráfico más fluido y seguro", a través de sus 3.800 metros de longitud, cinco glorietas (y la conexión con otra ya existente) y dos viaductos: el de la vaguada de Valdeflores y otro para salvar la Ribera del Marco, que solicitó el propio Ayuntamiento.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats