El Gobierno autorizará el lunes la consulta popular para la fusión de Don Benito y Villanueva

El alcalde de Villanueva de la Serena, Miguel Ángel Gallardo, y el alcalde de Don Benito, José Luis Quintana

La unión de las ciudades extremeñas de Don Benito y Villanueva de la Serena pasará este lunes un nuevo trámite. El Consejo de Ministros autorizará en su reunión del día 8 la celebración de la consulta popular entre los vecinos de ambos municipios, puesto que cumple con todos los requisitos establecidos en el artículo 71 de la Ley de Bases del Régimen local, según ha anunciado este jueves la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez.

Esta consulta era un compromiso de los alcaldes pacenses con los vecinos, que serán llamados a las urnas a finales de febrero o principios de marzo -se baraja el 20 de febrero- para decidir si, como ha dicho Rodríguez, “dejar a un lado las rivalidades y recelos típicos de dos municipios vecinos y sumar esfuerzos por el bien común” o, por el contrario, abandonar una idea recurrente desde hace décadas pero imposible hasta ahora de materializar.

La ministra de Política Territorial ha destacado que se trata de una “lección de cogobernanza” que están dando “a todos” estos dos ayuntamientos pacenses, que son un “ejemplo de la colaboración que queremos impulsar en nuestro modelo territorial”. Pero aún está por ver si al menos dos tercios de los vecinos que participen en el referéndum aprueba esa fusión, puesto que es el apoyo que han exigido los ayuntamientos para seguir adelante.

De ser así, el nuevo municipio, del que aún se desconoce su nombre y sus señas de identidad, que saldrán de un concurso de ideas, votará a su primer alcalde o alcaldesa en las elecciones locales de 2027, cuatro años antes de los que en un principio se anunció.

De la fusión de ambos municipios saldría una nueva entidad local con una población aproximada de 65.000 habitantes, lo que la convertiría en la tercera de Extremadura, solo por detrás de Badajoz y Cáceres, y con una extensión de 713 kilómetros cuadrados. El área urbana resultante se alzaría como segundo polo económico de la provincia de Badajoz y primer núcleo municipal económico tanto del sector de la agricultura y la ganadería como de la industria en Extremadura.

Según los estudios preliminares de ambos consistorios, el impacto de esta fusión en términos de riqueza, actividad económica y desarrollo de rentas sería de incrementos del 2,75 % en las rentas de los hogares y del 5 % tanto en empleo, especialmente en servicios y empresas, como en población con estudios universitarios.

Los plazos que se barajaron hace unos meses se están adelantando por los apoyos que la fusión está recabando, como el del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, las fuerzas políticas locales y de la Asamblea de Extremadura y, sobre todo, de los empresarios y colectivos de Don Benito y Villanueva de la Serena, con los que se mantienen encuentros informativos para incidir en las bondades de la unión.

Por lo tanto, también se agilizarán las tareas pendientes, como la elaboración de planes técnicos, como los estudios de solvencia municipal, la unificación de normas tributarias y planes urbanísticos ,así como de los servicios públicos y trabajadores municipales. También se ha anunciado que se construirá un núcleo administrativo en la zona del hospital comarcal, aunque el compromiso es descentralizar los servicios públicos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats