La portada de mañana
Acceder
Sánchez y Aragonès preservan el diálogo pese a la escalada verbal
El aumento de las explosiones del volcán incrementa el temor
Opinión - La justicia italiana no tiene nada que decir, por Javier Pérez Royo

Las presas del Guadiana están al nivel más bajo de los últimos 25 años

Embalse de La Serena

JL

0

Las presas extremeñas de la cuenca del Guadiana están en el nivel más bajo de los últimos 25 años, con unas reservas de 2.479 hectómetros cúbicos, 500 menos que hace un año, y dos zonas de consumo en situación de emergencia, una en alerta (Alange-Tierra de Barros), más cinco en prealerta.

Solo dos zonas, Villar del Rey (que abastece a Badajoz) y Nogales-Jaime Ozores (centro de la provincia pacense) están en situación de normalidad, una tranquilidad que reina por el contrario en todas las áreas de suministro en la cuenca extremeña del Tajo, que se encuentran en la calificación de normalidad hidrológica.

Aunque el otoño ha sido relativamente húmedo en la región, se arrastra un déficit importantísimo de sequías anuales que hacen que haya que remontarse a enero de 1996, hace 25 años, para encontrarse unos pantanos del Guadiana tan bajos.

En aquel entonces llegó a plantearse un trasvase de agua del Tajo al Guadiana, reversible, e incluso desde UGT Galicia se planteó la idea de traer agua en trenes a Extremadura dado los enormes caudales que los ríos gallegos vertían al mar.

Sus 2.479 hm3 actuales en las presas extremeñas del Guadiana suponen un 30,7% de llenado frente al 36,8% de hace un año; la cuenca en conjunto (con los pantanos de Toledo y Huelva) está ligerísimamente mejor pero todavía a 5,7 puntos de la reserva de hace un año.

Emergencia y alerta

En el Guadiana se encuentran desde hace meses en situación de emergencia las zonas de Piedra Aguda (Olivenza) y Tentudía (Monesterio), y desde agosto en posición de alerta la de Alange-Tierra de Barros que incluye a Mérida, ciudad que ha activado ya su plan de emergencia con restricción de riegos urbanos.

En situación de prealerta se sitúan cinco zonas, que afectan a las ciudades de Don Benito, Almendralejo, Villanueva de la Serena y Zafra entre otras localidades.

Con las reservas actuales, y de no mejorar la situación, Confederación Hidrográfica del Guadiana advierte que no se podría garantizar una campaña normal de riego en la primavera-verano próxima.

El actual ciclo de sequía dura ya ocho años, desde principios de 2013.

Mejor en el Tajo

La cuenca extremeña del Tajo se ha beneficiado este otoño de precipitaciones más importantes, que hacen que en estos momentos sus pantanos se encuentren con un volumen acumulado de 3.493 hm3, que son 900 más que hace un año.

El conjunto del Tajo, sumando los pantanos de Guadalajara, Toledo Madrid y Cuenca más Salamanca y Ávila, está al 50,2%, 13,6 puntos más que el año pasado.

Todas sus zonas extremeñas de suministro están en situación hídrica de normalidad: Tiétar, Alagón, Riegos del Ambroz, abastecimiento a Plasencia, Árrago, Bajo Tajo, y abastecimientos a Cáceres y Trujillo.

Etiquetas
Publicado el
20 de diciembre de 2020 - 21:58 h

Descubre nuestras apps