Las restricciones en bodas, comuniones y el turismo en Extremadura se flexibilizarán a finales de mes

Extremadura prevé flexibilizar las celebraciones y el turismo a final de mes

Los sectores del turismo, de la hostelería y de la celebración de eventos, como bodas y comuniones, podrían recibir buenas noticias en los próximos días. El consejero de Sanidad, José María Vergeles, ha anunciado este jueves que Extremadura podría relajar las restricciones de estos negocios en las próximas semanas. No obstante, será una decisión condicionada por la evolución de la COVID-19, dado que aún se está analizando las consecuencias de la Semana Santa en los datos epidemiológicos.

El consejero ha explicado que a tenor del porcentaje de población vacunada, más de un 25% en Extremadura, lo que aumentará en los próximos tiempos, se debe dar “un respiro a los sectores que peor lo pasan”.

En el caso de las celebraciones, ha dicho que el objetivo es incrementar los aforos “poco a poco, siendo posible que se instaure como mucho al principio un 50 y un 100 %, dependiendo si es interior o exterior”.

Pero Vergeles ha manifestado que le dan “mucho miedo” las comuniones, las cuales “hicieron pasar el año pasado una racha malísima, no por el hecho en sí de celebrarlas, sino porque al final se juntan personas de las distintas celebraciones que se llevan a cabo en el mismo hotel, lo que llevó a unos problemas tremendos”.

En este sentido, a su juicio “tiene que quedar muy claro que las barras libres estarán prohibidas durante una buena temporada y que no se pueden juntar gente de distintas comuniones, a lo que hay que acostumbrarse, como se ha acostumbrado la población a usar mascarillas”.

El titular extremeño de Sanidad ha hecho estas declaraciones después de participar en un programa de radio de alumnos del colegio Manuel Pacheco de Badajoz, donde los chavales le han preguntado cuándo volverá la normalidad en el caso de las celebraciones de sus comuniones o respecto a las bodas de algunos de sus maestros.

El consejero les ha respondido que “se empezará a realizar un primer intento para empezar a normalizar las bodas y comuniones a finales de este mes, para conseguir en la medida de lo posible que se pueda contar con el acompañamiento de los familiares y de los amigos más íntimos”. “A lo mejor no se puede aún llegar al 100 % de como era antes, -ha dicho Vergeles a los alumnos-, pero se intentará que las medidas sean más flexibles”, siempre en función del comportamiento del virus durante los próximos días.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats