Feijóo vuelve a acusar al Gobierno central de “mentir sobre los muertos” por coronavirus

El presidente de la xunta, Alberto Núñez Feijóo, responde a las preguntas de las grupos, esta mañana en el Parlamento de Galicia, en Santigo de Compostela. EFE/lavandeira jr

Alberto Núñez Feijóo volvió este miércoles a repetir su habitual letanía sobre que el Gobierno central miente sobre los fallecidos por coronavirus. “No vamos a mentir sobre los muertos, eso se lo dejamos al Partido Socialista y sus socios de gobierno”, dijo, sin añadir más explicaciones ni justificación a una acusación tan grave. Tampoco mencionó otro dato significativo: la diferencia existente entre las cifras oficiales de decesos por COVID en Galicia y el exceso de mortalidad sobre las previsiones registrada en las mismas fechas.

21.000 muertes más de las esperadas desde el inicio de septiembre: así evoluciona la peor crisis de mortalidad desde el inicio de la democracia

Así lo refleja el sistema de vigilancia de mortalidad del Instituto Carlos III, con sede en Madrid, y que hace un mes identificó Galicia como una de las cinco comunidades en que la segunda ola de coronavirus superó el exceso de muertes de la primera. Hace además 18 días que los muertos de esta segunda fase pasaron por encima de los de la primera. Pero ninguna de estas noticias parece afectar al ánimo del presidente de la Xunta, que en la última sesión de control parlamentario del año ofreció un balance triunfalista de su gestión de la pandemia y convirtió su intervención en un ataque a, sobre todo, Pedro Sánchez y el BNG.

“Somos la comunidad con menor incidencia del virus, con menor ocupación de UCI y de planta de hospitalización. Y la segunda comunidad con menos mortalidad por COVID”, celebró. A 23 de diciembre, han fallecido 1.350 personas, 48 se encuentran en cuidados intensivos y 293 hospitalizados, según informa el Servizo Galego de Saúde. A partir de ahí, el discurso de Feijóo giró hacia un repaso a los 100 primeros días de su gabinete trufado de furibundas andanadas contra su homólogo en Moncloa, el líder del Partido Socialista en Galicia y el BNG que encabeza la oposición en el Parlamento gallego.

A Sánchez lo acusó de cerrar Navantia y las centrales térmicas de Meirama y As Pontes, de engañar sobre el tren de alta velocidad y de pretender acabar con toda la industria conservera. A Gonzalo Caballero, secretario general del PSdeG, lo llamó “enlace sindical del Gobierno central” y aseguró que “desconoce sobre la pandemia prácticamente todo”. Y al BNG de Ana Pontón lo criticó por “traicionar a Galicia por una diputación o un ayuntamiento”, en referencia a los pactos que nacionalistas y socialistas sostienen en numerosas instituciones. De poco sirvió a Pontón su intento previo de ofrecer un acuerdo en cuatro temas: refuerzo de la sanidad pública, nuevo modelo de cuidado de mayores, plan de rescate de los trabajadores y estrategia para la gestión directa de los fondos de reactivación. “Deje de lado las descalificaciones, la prepotencia y la bronca”, había avisado, previsora, la portavoz nacionalista.

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2020 - 11:34 h

Descubre nuestras apps

stats