El PP gallego descarta una revuelta interna por el cierre del paritorio de Verín e intenta alejar el foco político del conflicto

Una de las protestas contra el cierre del paritorio de Verín

"El Grupo Parlamentario está unido, gracias por el interés". El portavoz del PPdeG en el Parlamento de Galicia, Pedro Puy, se mostró este lunes contrariado ante las preguntas por una eventual revuelta interna de los nueve miembros de la formación que se sientan en el legislativo gallego en representación de los populares de Ourense para, de este modo, secundar el rechazo de su jefe de filas, José Manuel Baltar, al cierre de la sala de partos de Verín.

Verín vuelve a echarse a la calle con un velatorio simbólico contra el cierre del paritorio de su hospital

Verín vuelve a echarse a la calle con un velatorio simbólico contra el cierre del paritorio de su hospital

Después de que el PP ourensano haya firmado con Democracia Ourensana y Ciudadanos una moción contra el recorte decidido por el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo y el propio Baltar haya instado a la Xunta a "rectificar" la medida, Puy ha insistido en la "unidad" del grupo que sustenta al Ejecutivo. Lo que no sucedió con las revueltas de Baltar padre hace más de una década, no va a suceder ahora con Baltar hijo, ha venido a decidir. Los nueve escaños ourensanos del PP no se van a sumar a los de la oposición para votar contra el cierre, asegura, cerrando la puerta a una operación que carecería de efectos prácticos -estas votaciones no son vinculantes- pero sí un demoledor impacto político para los populares gallegos y el propio Feijóo. De ahí su apuesta por alejar el foco político del conflicto.

Según Puy, en el seno del Grupo Parlamentario están de acuerdo en que es "responsable" cerrar el paritorio porque está avalado por "criterios técnicos" y la única discordancia, de haberla, se reduce a la "comunicación". Es por eso que cree una manera "poca digna de hacer oposición" que Común da Esquerda, BNG y Grupo Mixto -En Marea- hayan pedido a los diputados ourensanos del PP votar con ellos a favor reabrir la sala de partos mientras el PSdeG, al mismo tiempo, subraya que "hasta los propios dirigentes del PP en Ourense" son quienes "desacreditan" la medida que el Feijóo defiende. Pero en la dirección del grupo parlamentario conservador aseguran que harán lo que han hecho en estos diez años, apoyar la medida del presidente.

Mientras en la villa ourensana se va forjando lo que, muy probablemente, va a ser una nueva movilización unitaria contra la política sanitaria de la Xunta, como ha mostrado la asamblea celebrada este lunes en el auditorio de la localidad, el PPdeG intenta retomar el control de la agenda. Para los populares, la prioridad es una proposición no de ley para reclamar al Gobierno de España la financiación autonómica pendiente. También procuran, igualmente, atribuir a Pedro Sánchez las previsibles subidas de los peajes de la autopista AP-9 en 2020 -como en años anteriores, por el IPC y por las obras de ampliación del puente de Rande, por las que comenzó a cobrar antes de que estuviesen terminadas-. Las cifras concretas todavía no se conocen, si bien los populares ya las dan por hechas tras una publicación al respecto, este lunes, en el periódico La Voz de Galicia.

"Si Feijóo no es capaz, que se haga a un lado"

En los grupos parlamentarios de la oposición, por su parte, todavía resuenan las declaraciones en las que Feijóo atribuyó el cierre del paritorio de Verín a una carencia de pediatras para la que "no tiene solución". "Si Feijóo no es capaz de contratar pediatras, que se haga a un lado", dice desde el BNG Ana Pontón. "Que dimita -agrega-, porque sería la mayor prueba de su incompetencia". "Si el PP piensa" que los vecinos movilizados en Verín "se van a cansar" en la protesta, "se equivoca", augura la líder del Bloque, quien reitera la oferta a los diputados ourensanos del PP a demostrar si, efectivamente, "discrepan de la decisión del jefe del Ejecutivo" votando en consecuencia.

En un sentido semejante, desde el Grupo Mixto el diputado Davide Rodríguez (En Marea) reiteraba el llamamiento al PP de Ourense a "romper la disciplina de voto para favorecer y defender los intereses de la ciudadanía de Verín" también en el Parlamento gallego. A su juicio, lo de Verín es un primer síntoma, pero no la última decisión en este mismo sentido. "Verín es el primero, pero a partir de aquí van a ser O Barco, Burela, O Salnés, Cee... Porque el gobierno de Feijóo, si no le hacemos frente, seguirá eliminando servicios de nuestros hospitales" comarcales, augura.

Etiquetas
Publicado el
10 de diciembre de 2019 - 08:47 h

Descubre nuestras apps

stats