Luces, cámara... ¡Y 'start'! Partidas de cine y juegos para disfrutar con palomitas

Imágenes en el E3 de 2010 del videojuego 'Heavy Rain', que bebe de películas como 'El silencio de los corderos' y 'Seven'.

Comparten muchos recursos. Para empezar, obviamente, las imágenes en movimiento. También están la música, los efectos especiales o los trepidantes desplazamientos de cámara. Videojuegos y cine llevan muchos años caminando de la mano, y no lo decimos precisamente por las adaptaciones que se han hecho de los primeros a la gran pantalla (‘Tomb Raider’, ‘Super Mario Bros’...) o por los videojuegos que se han producido como ‘merchandising’ de las películas.

Hablamos de lenguaje, de trasvases e influencias entre unos y otros. El bloguero José María Villalobos acaba de publicar 'Cine y videojuegos. Un diálogo transversal', un libro que recoge muchos de sus artículos sobre el tema y en los que aborda la relación entre ambas artes.

"Los videojuegos con fuerte influencia cinematográfica son perfectos para que las personas ajenas a este medio puedan acercarse a él. El cine hace las veces de mano amiga que nos adentra en lo desconocido", comenta Villalobos a HojaDeRouter.com. Son muchos los directores que han dejado en el celuloide el poso que antes les habían imprimido los videojuegos.

Villalobos cita a George Lucas o Steven Spielberg ("posiblemente los primeros que se dieron cuenta del potencial expresivo e industrial del medio interactivo") y en el libro también recoge a Peter Jackson, en cuya cinta 'The Lovely Bones', nominada al Óscar a la mejor película, Villalobos ve la influencia de muchos videojuegos, como 'Heavy Rain' o 'The Legend of Zelda: Majora's Mask'. Es más, Jackson fue muy puntilloso con las adaptaciones a videojuego de otras de sus cintas, la trilogía de 'El señor de los anillos' y 'King Kong'.

Si observas detenidamente ciertas películas, te darás cuenta de quiénes jugaron o juegan a videojuegos. Por ejemplo, 'Oldboy', del director surcoreano Chan-Wook Park, muestra una pelea que es digna heredera de aquel 'Street Fighter' que devoró tus horas muertas en los recreativos durante la infancia.

"Es fiel reflejo de aquellos viejos 'arcade' en los que el protagonista luchaba, contra enemigos a derecha e izquierda, con un desplazamiento lateral", describe Villalobos. La escena está rodada en plano secuencia, el clásico en los juegos de plataformas o de aquellos donde adoptamos la perspectiva del personaje protagonista, como 'Call of Duty', y que también podemos experimentar cuando 'acompañamos' a Sandra Bullock en 'Gravity'.

Si tenemos que pensar en un director español que llegue a esos niveles de influencia, para el experto sería Nacho Vigalondo: "Pertenece a esa generación de directores que ha crecido jugando a videojuegos y, como él mismo cuenta, en sus películas puede notarse esa influencia. Sin ir más lejos, 'Open Windows' podría verse como ese jugador que se ve inmerso en la aventura gráfica que se está ejecutando en su PC". A él se pueden sumar Jaume Balagueró y Paco Plaza, creadores de la saga '[REC]', en cuyas dos primeras películas se usaba la cámara subjetiva como si de un juego de disparos se tratara.

Películas mudas y cine negro en los bits

Cambiamos de tercio y nos vamos a los videojuegos. Empezamos a jugar y nos parece estar dentro de una sala de cine. ¿Por qué? Porque los desarrolladores se han servido de recursos del séptimo arte, desde el cambio de plano hasta la textura de las viejas películas mudas: las plataformas y puzles de 'Limbo' (2010) calcan el grano y esa pantalla oscurecida por los bordes, por no hablar del extraordinario uso de la luz, que poco tiene que envidiar al expresionismo alemán:

Muchos desarrolladores no dudan en confesar el homenaje al celuloide que hay en sus creaciones. Es el caso de 'Heavy Rain', un juego para PlayStation con más de 2.000 páginas de guion'Heavy Rain'. Su diseñador, David Cage, no ha escondido su inspiración en películas de los 90 como 'El silencio de los corderos' o 'Seven' y el uso de recursos como la profundidad de campo o el montaje fragmentado. Hay hasta gotas de agua en la ficticia lente de cámara de los títulos de crédito. El tráiler dice bastante:

Hasta el cine de género conoce una nueva vida entre los píxeles. Si 'L.A. Confidential' traía a mediados de los 90 el cine policíaco clásico, su sosias entre los videojuegos sería 'L.A. Noire''L.A. Confidential''L.A. Noire', que en 2011 recuperó la estética de las películas del género negro de los años 40 en una historia llena de corrupción y jazz, en la que 32 cámaras registraron cualquier mínima expresión de los actores para que los personajes fueran más verosímiles.

En esta relación entre ambas artes, ¿hay alguna carencia que achacar a los nuevos videojuegos? "Echo de menos, aunque cada vez menos, una buena escritura de personajes, de situaciones, de diálogos", admite José María. "'The Last of Us' me parece sublime en esos aspectos. No falta ni sobra una sola coma, y cada palabra refuerza lo que está sucediendo, tanto fuera como dentro de los personajes”.

Este juego para PlayStation es una vuelta de tuerca a las historias de zombis que, paradójicamente, se está preparando para adaptarse al cine. Villalobos resalta el prólogo de esta aventura, que "tumba por su calidad cualquier película moderna de zombies. Son menos de quince minutos que se agarran a las entrañas, a la memoria, al corazón". En el libro lo califica como el mejor juego “de toda una generación”.

Quien quiera ver cine en los videojuegos, que se apunte estas recomendaciones: "'El taxidermista', demo de 'Heavy Rain', encandilará a los amantes del suspense, que podrán probar en más de una ocasión cómo cambia el desenlace según interactúen con su entorno", mientras que "el comienzo de 'Enslaved', con sus brillantes colores y su facilidad de manejo, les meterá de lleno en un futuro de ciudades abandonadas por el hombre y tomadas por la naturaleza".

---

La imagen es propiedad de The Conmunity

Etiquetas
Publicado el
2 de marzo de 2015 - 12:06 h

Descubre nuestras apps

stats