La portada de mañana
Acceder
El bloqueo de los conservadores lleva al Poder Judicial al límite
El Gobierno tantea a ERC y Bildu para desbloquear la Ley de Vivienda
OPINIÓN | Cumplir la ley, por Ignacio Escolar

Mallorca, donde la mafia no necesita muertos

El recién elegido president del Govern balear en la serie Sicília sense morts.

Angy Galvín

Mallorca —

7

Mallorca es Sicilia sin muertos. En una isla donde (casi) todo el mundo se conoce -aquí uno se encuentra a su ex fácilmente, no como en Madrid-, las envidias, las mentiras, las traiciones y, sobre todo, la corrupción tienen las patas muy cortas. La política no es, ni mucho menos, un ámbito que se quede fuera, como retrata la nueva serie de IB3 Sicília sense morts, una historia que repasa los años de corrupción en el Consolat de Mar, sede de la Presidencia balear, con guiños velados a la época de Jaume Matas (PP).

De los hospitales a las ITV: cuando la privatización de servicios públicos deriva en corrupción

De los hospitales a las ITV: cuando la privatización de servicios públicos deriva en corrupción

La serie narra la historia de un ficticio presidente del Govern balear, que recibe una caja con una rata muerta llena de gusanos. Este hecho desencadenará una investigación periodística que sacará a la luz las corruptelas, las miserias y los deseos de venganza de varios personajes relevantes de las islas en un contexto de vacas flacas: el Govern se ha quedado sin 'pasta' por culpa de las infraestructuras megalómanas, las fiestas y las empresas funerarias.

Este ficticio, presidente del Govern, que ascendió desde las nuevas generaciones del Partido Nacional -de derechas y con sede en Madrid- tras coquetear con la extrema derecha, está muy bien relacionado con los empresarios de las islas. El nuevo líder del archipiélago es, también, el cabecilla de un partido extremadamente corrupto que, con tan solo 40 años, consigue ganar las elecciones a la izquierda y alzarse con el poder.

Una joven (y precaria) periodista indagará, a instancias del director de un periódico progresista, el caso de la rata del president, junto con una 'vieja gloria' del diario. Las filtraciones a la prensa juegan un papel muy importante -el público podrá ver cómo funcionan las fuentes periodísticas y cómo usan los políticos a los redactores para beneficio propio- en este caso, en el que la clave pasa por adivinar si los ataques hacia el president son fuego amigo o vienen de la mafia -que de esto, en Mallorca, también se sabe mucho-.

“La insularidad influye en pensar que estás fuera de la ley”

Lluís Prieto, director de la serie, cree que la zona mediterránea -Comunitat Valenciana, Catalunya y Illes Balears- siempre ha tenido un “interés estratégico” para las empresas y para las mafias y que, por ello, han proliferado los casos de corrupción, pero que no es un elemento intrínseco del carácter mediterráneo y que “en Castilla también hay intereses”: “La corrupción es un síntoma de una enfermedad social mucho más grave generada por el individualismo y la falta de conciencia colectiva”.

“La Monarquía española y su relación con las islas, el caso Nóos... todo ha contribuido a que en Balears se destape más corrupción, pero no somos más corruptos que cualquier otro. Además, la sensación de insularidad, de que no formas parte del Estado porque estás apartado, a veces te da el sentimiento de que estás fuera de la ley, de que hacemos lo que queremos porque en Madrid no se enteran”, añade Prieto en una conversación con elDiario.es.

Aunque nadie es capaz de ubicar de dónde viene la expresión “Mallorca es Sicilia, pero sin muertos”, Prieto apunta a que “se refiere a que en Mallorca, que es una isla como Sicilia, el poder de la mafia o de los intereses políticos se consigue sin necesidad de armas o amenazas violentas”. “Nuestro carácter o forma de hacer no necesita la violencia. No hace falta la violencia para que una mafia pueda funcionar. Con la personalidad o la idiosincrasia de todo los mallorquines de querer quedar bien ya es suficiente. Esto hace mucha presión social entre los individuos”, comenta Prieto, quien dice que todo el mundo puede caer en cualquier momento en las garras de la corrupción.

“Un político, por sí solo, no podría ser jamás un corrupto. La corrupción necesita de diferentes agentes y estratos sociales”, comenta el director de la serie. Preguntado por la corrupción en los medios de comunicación -al ser la prensa la que se encarga de investigar el caso de la rata muerta que aparece en la casa del presidente-, Prieto afirma que “más que corruptos, los periodistas tienen poder, incluso más que los políticos, porque pueden traficar con la opinión pública”. “Hay mucha más corrupción que la que sale en las televisiones, la que se publica es porque ya cae por su propio peso o es muy obvia”, sostiene.

La sombra de Matas

Prieto asegura que la serie Sicília sense morts es una adaptación de la novela homónima de Guillem Frontera y que, por lo tanto, tiene tintes de ficción, si bien Frontera “ha implicado en su libro anécdotas que son muy ciertas”. “La novela ya era una versión en base a una realidad que pudo suceder durante un período de tiempo. Algunos personajes se inspiran en la realidad, pero no cometen los mismos delitos”, explica el director, quien aclara que la producción audiovisual está ubicada “obviamente en una Mallorca de hace 10 o 15 años”. “La realidad nos proporciona unos ingredientes, pero la serie no está buscando señalar con el dedo quién es quién”, añade.

La localización principal de la serie ha sido el Consolat del Mar, sede de la Presidencia balear, que durante años ha sido el escenario real de los casos de corrupción más importantes del archipiélago, sobre todo durante la época de Jaume Matas. Aunque Prieto no lo afirma, Sicília sense morts bien podría ubicarse en la época de este expredient balear. Obras colosales, contratos a dedo, adjudicaciones irregulares... Un ovillo de investigaciones envolvieron a Matas desde que fuese desterrado de Balears tras el batacazo electoral que sufrió en 2007 y que lo abocó al abandono de la política.

Con una carrera política marcada por su apuesta por el crecimiento económico y turístico, su elevado tren de vida y los sobrecostes en varias de las macroinfraestructuras impulsadas bajo su segundo mandato (2003-2007), a menudo criticadas por su elevado impacto ecológico, lo colocaron en el punto de mira de la Justicia. En total, se ha enfrentado a diez juicios, de los que ha resultado condenado a más de 50 años de inhabilitación y a penas que suman más de ocho años de cárcel. Sin embargo, permaneció un total de dos años y cuatro meses entre rejas.

Todo comenzó con la construcción de la que se convertiría en su infraestructura estrella: el velódromo Palma Arena. Las numerosas deficiencias detectadas en la edificación dieron pie al impulso, en 2009, del conocido como caso Palma Arena, una de las mayores causas de corrupción en Balears. Su complejidad llevó al juez José Castro a desgajarla en hasta 28 piezas separadas. Entre ellas, el caso Nóos (por regar de fondos públicos la entidad liderada por Iñaki Urdangarin), por el que fue condenado a tres años y ocho meses de prisión. En la actualidad, Matas se encuentra en tercer grado.

Sin embargo, Prieto insiste en que la serie no busca que el espectador “juzgue” a los personajes y ni quiere “acusar a nadie de nada”, sino que “espera que la gente pueda alejarse de sus prejuicios y empatizar con las personas, aunque no con sus comportamientos”. “Ya juzgarás en la realidad cuando la vida te ponga las cosas por delante. Me gustaría explorar qué haríamos cada uno de nosotros en posiciones determinadas, a lo mejor no seriamos tan ejemplares si tuviéramos poder. Ni tienes que ser cabrón para ser político ni es tan guay ser periodista, tenemos que eliminar prejuicios”, añade.

Una producción de IB3 en colaboración con TV3 y À Punt

Sicília sense morts ha sido producida por IB3 en colaboración con Nova Producciones y la participación de TV3, À Punt y Filmin. Se preestrenó en el Atlàntida Film Fest y estará disponible a partir de otoño en estas tres televisiones. Al acabar la emisión, sus ochos episodios llegarán a Filmin, con subtítulos en castellano.

“Muchas televisiones públicas europeas de reconocido prestigio tienen series de ficción con tramas de ‘thriller político’. Aparte, en IB3 también hemos producido series documentales de temática social y política con un riguroso trabajo periodístico detrás como El Rei, Illes en transició, Història B o la esperada Munar, que llegará este otoño”, expone Joan Carles Martorell, director de IB3 Televisió, a elDiario.es.

Está basada en la novela de Guillem Frontera, publicada por Club Editor en 2015. Frontera (Ariany, Mallorca, 1945) es conocido, sobre todo, por sus novelas -con solo 23 años ganó el Premio Gabriel Maura de Novela con Els carnissers, que le catapultó en el panorama literario isleño; además de haber recibido el Premio 31 de desembre de la Obra Cultural Balear, el Premio Joan Alcover de poesía y el Premio Crítica Serra d’Or-.

Dirigida por Prieto -director de series de IB3 com oTreufoc y Mòpies- y con guion de Xavier Uriz -cocreador de series como Llàgrima de sang o L’Anell y ganador del Premio Ciutat Palma de Teatre en 2016- y Toni Lluís Reyes ,-quien trabajó en la serie Amor de cans, basada en la novela homónima de Maria Antònia Oliver-, está protagonizada por Félix Pons y Pep Tosar, y cuenta con la participación de otros actores como Mar Fiol, Blai Llopis, Lluís Marquès, Xim Vidal y Alexandra Prokhorrova.

Martorell explica que IB3, TV3 y À Punt han colaborado históricamente de muchas maneras como, por ejemplo, en la coproducción de documentales, pero que esta colaboración se ha ido “estrechando” en los últimos años coproduciendo programas (Favorits), series (Després de tu) o tvmovies (La mort de Guillem). “La colaboración entre territorios de una misma lengua es muy positiva, y más en este presente tan interconectado e interdependiente a nivel audiovisual, es algo que las televisiones francófonas como la belga, canadiense o francesa hacen desde hace años... o canales de Portugal y Brasil”, explica.

“El tejido audiovisual balear, valenciano y catalán existe desde hace muchos años y creativamente ha sido puntero en el contexto español. Pero es verdad que cada uno de los 3 territorios ha seguido históricamente un camino, a nivel de producciones y cooperación, más individual en relación a los otros dos. Ahora, en el contexto actual de mercados abiertos, coproducciones transterritoriales, volumen y audiencias globales, es cierto que tiene todo el sentido del mundo sumar y trabajar estratégicamente, salvando siempre las peculiaridades y necesidades específicas de las partes”, añade el director de IB3 Televisió.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats