La portada de mañana
Acceder
El Gobierno encauza sus últimos Presupuestos tras pactar la reforma fiscal
Las lluvias torrenciales completan los fenómenos climáticos extremos
OPINIÓN | Los impuestos son ideología, por Ignacio Escolar

Mercedes Garrido: “El consumo de pornografía se está extendiendo y está empezando en niños de ocho años, es un problema”

La consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido

Europa Press

0

La consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, defiende el trabajo que el IBDona, junto con la Conselleria de Educación y Formación Profesional, realiza con las clases de educación afectivo sexual en colegios e institutos para explicar, por ejemplo, que “la pornografía no es la manera de acercarse a la sexualidad” y alerta que su consumo “se está extendiendo y empezando en niños de ocho años”. “Es un problema”.

En una entrevista concedida a Europa Press, Garrido remarca esta labor educativa como una herramienta para “evitar que haya agresores” como los que ahora atemorizan a mujeres con “una nueva expresión” de violencia de género, la de los pinchazos en lugares de ocio. “Es la violencia del terror contra la mujer que se lleva ejerciendo desde hace muchos años”, subraya.

En esta últimas dos semanas, Igualdad ha capitaneado varias reuniones con la Conselleria de Sanidad y Consumo, Delegación del Gobierno en Baleares, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ayuntamientos de Baleares y consells insulares, entre otros, para analizar el problema de los pinchazos en Baleares y remarcar las pautas que se deben seguir ante este tipo de agresión que, en algunos casos europeos, ha acabado en sumisión química.

Cabe recordar que en las Islas se investigan siete casos de pinchazos por parte de la Guardia Civil, ya que el único que había sido denunciado en la Policía Nacional ha acabado con la detención del chico por inventárselo para intentar cobrar un seguro.

Garrido recalca que indicar a las víctimas cómo se tienen que proteger, “no quiere decir que no actúen” contra los agresores, también con acciones preventivas que “son importantísimas”.

La actuación de las discotecas

Además, tanto agentes policiales como locales de ocio en Baleares trabajan contra los agresores. Por ejemplo, la consellera explica que desde la Asociación de Ocio de Ibiza y la Asociación Balear del Ocio y Entretenimiento (Abone) han subrayado que tanto el personal de barra como de seguridad tienen información específica sobre cómo actuar ante posibles agresiones a mujeres. “Incluso hay discotecas en Ibiza que cuentan con enfermerías por si tienen que hacer una primera actuación”, destaca.

Ante todo, la consellera precisa que se trata de una “nueva expresión” de violencia ejercida contra la mujer. Por ello, defiende que “las cosas hay que llamarlas por su nombre”, sobre todo ante el uso de algunos políticos del PP del término violencia intrafamiliar. “Posicionamientos políticos de extrema derecha que formaciones que no lo son, como el PP, están comprando en este momento, no lo necesitamos como sociedad para reconocer que existe un problema y se debe afrontar entre todos”, subraya.

Para Garrido, “es echar muchos pasos atrás y desandar un camino que nos ha costado a las mujeres muchos años y muertes”. “No creo que las comunidades autónomas ni las administraciones públicas ni los ciudadanos deban rendirse a la ideología que plantean los partidos radicales de derecha porque sólo plantean una ideología de enfrentamiento”, defiende.

IBDona, atención 24 horas

En ello, apuesta por “continuar defendiendo que se trata de una violencia de género machista, que se ejerce directamente por el hombre contra la mujer”. “Es un hombre que pega, mata, que viola a una mujer. No pasa al contrario. Es una barbaridad intentar ver que es una mujer quién lo hace, no es así”, insiste.

En las Islas, el IBDona ofrece atención 24 horas a mujeres que son víctimas de violencia de género. Garrido detalla que Baleares es una de las regiones que porcentualmente tiene mayor número de atenciones en este servicio, algo que demuestra que “hay mucha violencia en la sociedad, pero también que las mujeres saben dónde tienen que acudir”.

A la consellera, tener un “número alto” de denuncias no le da “miedo”. “Me daría si se bajara al último puesto en número de denuncias de violencia machista, me haría saltar todas las alarmas”, afirma, para después asegurar que el objetivo es que las mujeres víctimas de violencia de género acudan a este servicio del IBDona porque estarán “acompañadas para lo que necesiten”. En este caso, reciben apoyo psicológico, médico, para poner la denuncia o para la solicitud de ayudas económicas.

Cabe precisar que este servicio 24 horas del IBDona a víctimas de agresiones es telefónico y presencial, incluso por las noches en este verano. “Estamos ahí para los que las mujeres necesiten”, remacha Garrido, quien insiste en que para acabar con esta lacra, “lo primero es reconocerla”: “Nos ha costado muchos años que las mujeres se atrevieran a decir que eran víctimas de violencia machista porque en algunos lugares sigue siendo un estigma”.

Emocionada recuerda a Ana Orantes, la primera mujer que salió en televisión en 1997 afirmando que su ex marido la maltrataba y días después fue quemada viva. Incluso, subraya que la primera Ley contra la Violencia de Género fue aprobada por el ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero en 2004, “no hace tanto tiempo”. Por ello, enfatiza debe haber “un reconocimiento de toda la sociedad” para acabar con esta violencia.

Modificación de la Ley de Igualdad: “Busca beneficiar a las mujeres”

Uno de los asuntos que la Conselleria de Garrido tiene pendiente en este próximo curso parlamentario es la modificación de la Ley de Igualdad, que en Baleares se aprobó en 2016. La consellera recuerda que la norma fue “pionera”, pero desde entonces se ha producido un cambio de gobierno a nivel estatal con el que la legislación nacional en materia de Igualdad “ha avanzado” y, en consecuencia, Baleares debe adaptarse a “la realidad administrativa” para que reconozca dos tipos de violencia machista concreta: la prostitución y la vicaria.

Con esta explicación responde a la decisión de MÉS de no impulsar esta modificación porque consideran que el texto actual en lo referente a las violencias sexuales ya es “amplio” para mujeres que ejercen la prostitución y tildan de “oportunismo político” la intención del PSIB de modificar esta ley para reproducir el debate estatal de la ley abolicionista/prohibicionista de la prostitución del PSOE en el Congreso.

Garrido subraya que el “oportunismo político igual es de otros partidos” y se confiesa abolicionista, pero detalla que la Ley balear no puede plantear la abolición porque la comunidad autónoma no tiene esa capacidad. “Si se plantea la abolición tiene que ser desde el Congreso”, indica.

Sin embargo, responde que el planteamiento del PSIB no es éste, sino que la modificación de la Ley de Igualdad es para reconocer la violencia vicaria y la prostitución como violencias machistas. Así, las mujeres podrán acceder al “abanico de ayudas sin que quede a la voluntad de quien atiende en la administración”.

“Para nada es oportunista”, insiste Garrido, a la vez que asevera que la norma se adapta “a las necesidades” de la sociedad. Por tanto, confía en el apoyo de “todos los partidos políticos” en esta modificación porque “busca beneficiar a las mujeres”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats