Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El órdago de Abascal contra el PP rompe las costuras de Vox
Las otras prórrogas de García Castellón antes: caso Villarejo y homenajes a ETA
“El CIS de Tezanos” y ¿“Sala Segunda de Marchena”? Opina José Precedo

Zarzuela oculta los informes con los que justifica su distinción a una entidad contraria a la unidad del catalán

El rey Felipe VI.

Angy Galvín

Mallorca —

49

Tras varios días de silencio, la Casa Real ha decidido justificar este jueves su decisión de otorgar el título de “Real” a una entidad contraria a la unidad del catalán. Según Zarzuela, la medida se basa en unos supuestos informes de “distintas instituciones competentes”, tal y como ha avanzado el diario Última Hora y han confirmado fuentes de la Casa del Rey a elDiario.es. Zarzuela oculta deliberadamente esos informes, que ni comparte ni detalla.

La Casa Real decidió distinguir la semana pasada a la Acadèmi de sa Llengo Baléà, que defiende erróneamente que en Balears no se habla catalán, sino el pseudoidioma balear. Esto va en contra del consenso lingüístico, social y político que existe sobre qué lengua se habla en las Islas. Tanto el Estaut d'Autonomia como la gran mayoría de expertos en la materia avalan que en el archipiélago se habla catalán y que el balear es un dialecto, como podría serlo el andaluz en relación al español.

Sin embargo, Zarzuela se mantiene firme en su decisión y señala que “nunca y en ningún caso” da cuenta de las entidades que avalan la concesión del título de “Real”. Este es el argumento que le sirve para no compartir esos supuestos informes. Además, la Casa Real insiste en que este procedimiento ha seguido los cauces protocolarios y habituales, según ha comentado al citado periódico y ha podido confirmar elDiario.es.

Vox se une a la defensa del “balear”

La concesión del título de “Real” a la Acadèmi de sa Llengo Baléà ha servido a esta entidad para ganar notoriedad en los últimos días. De hecho, han presentado un registro en el Parlament para que se declare la existencia de la lengua balear como lengua minoritaria española. Vox -que, al igual que la Acadèmi de sa Llengo Baléà, pertenece al movimiento conocido como “gonellismo”- ha decidido poner su granito de arena y ha presentado una pregunta dirigida al vicepresidente del Govern balear del PP, Antoni Costa, para preguntarle si su Gobierno está a favor de “sustituir la denominación catalán por la de 'lenguas baleares'” en el Estatut.

Sin embargo, ni Antoni Costa ni el Govern balear del PP parecen interesados en apoyar esta iniciativa. Fue el propio Costa el que se desmarcó la semana pasada de los planteamientos de la Acadèmi de sa Llengo Baléà: “Aquí hay una lengua propia, que es el catalán, propia de Balears, y el Govern no discute lo que dispone el Estatut ni tampoco la unidad de lengua”. Aunque el Ejecutivo de Marga Prohens defiende dicha unidad, ha implementado a lo largo de esta legislatura varias medidas que afectan a la salud del catalán en las Islas, empujado por su socio, Vox, de quien depende parlamentariamente para poder gobernar.

La universidad pública, en contra

El Govern balear del PP no ha sido el único que se ha desmarcado de la Acadèmi de sa Llengo Baléà. También lo han hecho la Universitat de les Illes Balears (UIB) -la institución oficial consultiva para todo cuanto se refiere a la lengua catalana en la Comunidad Autónoma- y el Institut d'Estudis Catalans (IEC) -entidad encargada de fijar la normativa de la lengua catalana-, quienes han recibido “con sorpresa” la decisión de Zarzuela.

Para estas entidades, la 'Reyal Acadèmi de sa Llengo Baléà' “preconiza unas normas ortográficas, un léxico y una gramática que transgreden totalmente la normativa por la que se rige la lengua catalana”. “Ante una transgresión tan evidente de lo que establece la filología, la historia y la jurisdicción que regula la lengua en Balears, queremos expresar nuestro rechazo y nuestra oposición rotunda a la concesión del título a esta asociación, así como al nombre que lleva ya su propósito de fijar una norma para la lengua hablada en las Islas”, expresaron desde la UIB y el IEC.

En un comunicado, la UIB recordó que la denominación de 'catalana' está reconocida por la Filología y por la Romanística internacional para referirse al conjunto de todas las variedades de la lengua hablada en Catalunya, la Comunitat Valenciana, Balears, la Catalunya del Norte, Alguer y la Franja de Aragón.

Ambas recordaron que el Estatut d'Autonomia establece, en su artículo 4, que la lengua propia de Baleares es la catalana, que tiene el carácter de lengua oficial junto al castellano. El artículo 35, además, menciona que las modalidades insulares del catalán de Mallorca, Menorca, Eivissa y Formentera deben ser objeto de estudio y protección, pero siempre sin perjuicio de la unidad de la lengua. También hicieron referencia a la Ley de normalización lingüística de Balears, que reconoce el catalán como lengua propia de las Islas y afirma que ha sido siempre el instrumento con el que los isleños han hecho sus máximas aportaciones a la cultura universal.

“Es darle un Nobel a un curandero”

“La Casa Real ha concedido el título de 'Real/Reyal' a la 'Acadèmi de sa Llengo Baléà', un grupúsculo de apología de la incultura y del negacionismo académico y científico de la altura de Millán Astray. Los Borbones haciendo de Borbones”, comentó en X (antes Twitter) el líder de Més per Mallorca, Lluís Apesteguia. “Ya tengo un argumento más para ser republicano”, añadía Josep Castells (Més per Menorca).

“El secesionismo lingüístico, la pretensión de que las diferentes variantes del catalán son lenguas diferentes, ha sido una herramienta para dividir, enfrentar y desapoderar a los hablantes. Pese a ser acientífico y contrario al consenso filológico, se ha practicado en el País Valencià, donde se ha explotado la denominación histórica de valenciano para promover la división”, afirmaba en un hilo la Plataforma per la Llengua.

Por su parte, el partido El Pi-Proposta per les Illes Balears defendió que otorgar el título de Real a L'Acadèmi de sa Llengo Baléà “es como darle el premio Nobel de Medicina a un curandero”. “No se entiende como la Casa Real ha podido otorgar esta distinción a una asociación que se ha inventado la grafía de una lengua. Estamos ante un grupo que fomenta la incultura y va en contra de los académicos y estudiosos de nuestra lengua”, afirmó el conseller insular de la formación Antoni Salas.

El gonellisme

La Acadèmi de sa Llengo Baléa, fundada en 1992, pertenece al movimiento conocido como “gonellisme”, que nació de unas cartas en las que un magistrado defendía un catalán estándar que protegiera más a las variantes mallorquinas y que ha derivado en una defensa -sin base académica- de que el catalán y el balear son idiomas distintos. A raíz del auge de Vox en las instituciones de Balears, el movimiento ha conseguido hacerse más fuerte.

“Su objetivo, dejemos ahora si con buena o mala intención, es deshacer buena parte de lo que se ha conseguido en la construcción del estándar relativamente unitario que tenemos y que, a pesar de algunas dificultades, permite al catalán funcionar como las lenguas de cultura normales, todas dotadas de un estándar potente”, comentaba el filólogo Gabriel Bibiloni sobre este movimiento.

“Tres circunstancias básicas son las que empujaron la creación de la Academia de la Lengua Balear: el cambio de uso del mallorquín a principios de 1900 por parte de los intelectuales baleáricos, la necesidad de una entidad reguladora de la gramática del balear y la creación de entidades que avalaban posturas catalanistas. Defendemos nuestra lengua ancestral, la lengua propia de aquí, lengua hecha desde el habla de la calle y no en un laboratorio”, dice la entidad en su página web, escrita en este pseudoidioma “balear”.

Etiquetas
stats