Evo Morales se acerca a Bolivia: se traslada a Argentina y mantiene reuniones preelectorales con su partido

Fotografía cedida el pasado jueves por el secretario de Comunicación de la CTA de Argentina, Carlos Girotti, en la que se registró al expresidente boliviano Evo Morales (c) a su llegada a Buenos Aires (Argentina).

EFE / eldiario.es

El expresidente boliviano Evo Morales ha dicho este domingo que se ha reunido en Argentina con integrantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) para empezar a preparar la campaña de cara a las nuevas elecciones que se celebrarán en Bolivia.

Tras "un mes del golpe de Estado en Bolivia, sostuvimos nuestra primera reunión en Buenos Aires con algunos dirigentes departamentales y nacionales de movimientos sociales, alcaldes, dirigentes del MAS y asambleístas para hacer una evaluación política y planificar para la campaña", aseguró Morales en su cuenta en la red social Twitter.

Morales, que llegó a Argentina el pasado jueves y solicitó el refugio al nuevo Gobierno del peronista Alberto Fernández, fue designado por el MAS como jefe de campaña de las elecciones que ha convocado el Ejecutivo interino boliviano de Jeanine Áñez, aún sin fecha definida.

Bolivia celebró elecciones presidenciales el pasado 20 de octubre, unos comicios en los que Morales salió electo por cuarta vez como mandatario al imponerse en primera vuelta por un margen superior a los diez puntos -según el recuento oficial- sobre su principal rival, el expresidente Carlos Mesa. El resultado fue cuestionado por la oposición, que denunció fraude electoral. La Organización de Estados Americanos (OEA) asegura que en los comicios hubo "graves irregularidades".

Morales abandonó Bolivia el pasado 11 de noviembre, un día después de su renuncia a la Presidencia tras un golpe de Estado y viajó a México en condición de asilado. El pasado jueves decidió trasladarse a Buenos Aires, donde pidió refugio al Gobierno de Alberto Fernández, que asumió la Presidencia argentina el martes pasado.

Junto a Morales, también se encuentran en Argentina y han solicitado refugio el exvicepresidente boliviano Álvaro García Linera, la exministra de Salud Gabriela Montaño, el excanciller Diego Pary y el exembajador de Bolivia en las Naciones Unidas Sacha Llorenti.

Desde su llegada a Buenos Aires, el expresidente ha cuestionado al Ejecutivo de Áñez y el papel desempeñado por la OEA en la crisis que vive su país. Este domingo, en Twitter, negó ser dueño de un conglomerado de empresas, en respuesta a una denuncia formulada por el senador Óscar Ortiz. "Quienes me acusan de ser dueño de un conglomerado de empresas, que presenten una sola prueba de que soy socio o dueño de las mismas. Es otra vil mentira, montada por el gobierno de facto de Añez, (Luis Fernando) Camacho y Mesa, en su plan de persecución y acoso", aseveró.

El canciller argentino, Felipe Solá, había dicho días atrás que el Gobierno le había pedido a Morales no hacer declaraciones políticas en Argentina, pero este domingo el jefe de Gabinete argentino, Santiago Cafiero, aclaró que esa es solo una condición para quienes piden asilo y no para los que solicitan refugio.

"El refugiado tiene los mismos derechos que un ciudadano argentino, con lo cual tiene libertad de expresión, de declarar, de pensar y decir lo que quiera. Nosotros no le vamos a restringir sus libertades", ha manifestado Cafiero en declaraciones al diario La Nación, de Buenos Aires.

Etiquetas
Publicado el
16 de diciembre de 2019 - 13:37 h

Descubre nuestras apps

stats