Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Catalunya se encamina a un primer pleno de investidura como cuenta atrás electoral
La frustración de la derecha agrava el choque entre poderes, por Esther Palomera
OPINIÓN | 'Una desgracia llamada Macron', por Enric González

The Guardian en español

Centenares de inmigrantes africanos se ahogaron en un naufragio cerca de Libia

Miembros de equipos de rescate ayudan a inmigrantes a desembarcar en el puerto de Kalamata al sur del Peloponeso en Grecia.

The Guardian

Patrick Kingsley y Ruth Michaelson/Londres-El Cairo —

Centenares de personas pudieron haber muerto ahogados la semana pasada en el sur del Mediterráneo en lo que pudo haber sido el mayor naufragio con inmigrantes de los últimos meses. Los supervivientes han contado a Acnur que un antiguo barco pesquero sobrecargado por los contrabandistas con hasta 500 africanos se hundió cuando intentaba llegar a Italia desde la zona oriental de Libia.

Sólo con la mitad de esos muertos la cifra total de víctimas en el Mediterráneo en 2016 superaría las mil, lo que supone más de una cuarta parte de las sufridas en todo el año pasado.

Se cree que la catástrofe ocurrió a pocas millas de la costa, después de que los contrabandistas intentaran trasladar a un grupo de inmigrantes desde un barco pequeño a otro mayor, contaron los supervivientes. El barco mayor ya estaba abarrotado y empezó a hundirse con la llegada de nuevos pasajeros. “A causa de la sobrecarga, el barco grande se hundió”, dice Acnur en un comunicado.

Un líder de la comunidad somalí en Egipto dijo que algunos de los muertos parecen proceder de la comunidad de somalíes expatriados en Egipto. “Las familias en Egipto están llorando por sus hijos ahogados en el mar”, dijo. “Sigo viendo imágenes de la gente que se ahogó en las redes sociales. Algunos eran mis estudiantes”.

Los 41 supervivientes incluyen a algunos que aún no habían sido traspasados desde el barco pequeño, además de otros que nadaron de vuelta después de que el otro empezara a hundirse. Proceden de Somalia, Sudán, Etiopía y Egipto.

Los supervivientes “alegan que estuvieron allí o fueron testigos de un gran naufragio en el Mediterráneo que se cobró la vida de aproximadamente unas 500 personas”, dice Acnur.

Después del naufragio, los del barco pequeño quedaron a la deriva, hasta que fueron localizados y rescatados por un mercante el 16 de abril y trasladados a Grecia. La fecha del hundimiento no está clara, pero podría haber coincidido con el aniversario del naufragio con más víctimas en el Mediterráneo en los tiempos modernos (el ocurrido cerca de Lampedusa).

Los testimonios de los supervivientes clarifican una situación que originó rumores contradictorios en los últimos días. Las versiones anteriores indicaban que el barco había partido de Egipto o que los supervivientes habían sido llevados a una isla italiana o griega.

Los supervivientes no serán deportados a Turquía bajo los términos del acuerdo suscrito por la UE y Turquía, porque partieron de Libia, un país castigado por la guerra con el que la UE no ha negociado un acuerdo de devolución. Su llegada demuestra las limitaciones del acuerdo UE-Turquía como forma de prevenir la inmigración a Europa. Aunque el pacto hace más difícil que esas personas lleguen a Grecia, en Europa existen otras rutas, incluida la de Libia.

Más de 170.000 personas llegaron a Europa desde Libia en 2014, y 150.000 intentaron la misma ruta en 2015. Casi 25.000 han seguido ese camino este año, más o menos el mismo nivel que el año pasado en estas fechas.

Casi todos ellos proceden del África subsahariana. Los sirios aún no han podido llegar a Libia desde que se cerró la ruta griega, pero los expertos en migraciones creen que lo intentarán ahora desde Libia en un número creciente.

stats