The Guardian en español

Fotos de comida para tapar las estanterías vacías en los supermercados de Reino Unido

Estantes vacíos cubiertos con fotografías de cartón en Reino Unido.

Sarah Butler (The Guardian) / elDiario.es

16

Zanahorias falsas, espárragos de cartón, imágenes de naranjas y uvas, y botellas de detergente en 2D. Dos de las cadenas de supermercados más grandes de Reino Unido, Tesco y Sainsbury's, están utilizando cartones con fotografías de comida para llenar las estanterías, ante el desabastecimiento producido por la crisis de suministros y mano de obra.

🎙 PODCAST | Brexit: trabajo, gasolina y caos

"Tesco ha sacado los espárragos falsos esta mañana", dice un usuario de Twitter.

"Fotografías de naranjas para rellenar las estanterías vacías hoy en Tesco", dice Jeremy Selwyn.

Con la difusión de estas imágenes de los supermercados en las redes, los chistes y burlas no se han hecho esperar. "Mirando el lado positivo, hay mucho papel higiénico detrás de las fotos", dice un usuario de Twitter.

"Me encanta que los espárragos crezcan de este tamaño en Reino Unido. Es nuestro clima, estoy seguro", dice otra persona, que adjunta una foto donde se ven cajas de fruta tapadas por cartones con imágenes de espárragos.

La táctica se produce durante la escasez de conductores de vehículos pesados y de recolectores y envasadores en las granjas y plantas de procesado de alimentos, que ha provocado una baja disponibilidad de algunos artículos en los supermercados. Los problemas en los puertos, donde sus responsables se esfuerzan por hacer frente a un aumento de las entregas de cara a la temporada de Navidad, también están provocando escasez.

Bryan Roberts, analista de comercio minorista de Shopfloor Insights, dice que ha empezado a ver los cartones con fotos de productos frescos en el último año, pero señala que se habían aplicado tácticas similares en supermercados de otros lugares. "Se ha convertido en algo bastante habitual. No es solo por la escasez, sino porque muchas de las tiendas más grandes son ahora simplemente demasiado grandes".

Roberts dice que estos cartones eran una de las tácticas utilizadas para llenar el espacio, que también incluyen rellenar los frigoríficos para la carne con botellas de salsa de tomate o mayonesa, extender los paquetes de cerveza a través de pasillos enteros y colocar grandes carteles u otro material de marketing.

Tesco, que se ha jactado de que sus ventas han aumentado gracias a su capacidad para mantener las estanterías abastecidas, ha dicho que las imágenes de frutas y verduras no estaban relacionadas con los recientes problemas en la cadena de suministro y que se han utilizado durante muchos meses.

Menos variedad

Los supermercados tradicionales, que pueden almacenar más de 40.000 líneas de productos, han estado perfeccionando sus gamas de comestibles para mejorar la eficiencia, de modo que puedan reducir los precios y competir más eficazmente con las tiendas de descuento como Aldi y Lidl, que venden menos de 3.000 productos diferentes.

Este proceso se ha visto acelerado por el Brexit y la pandemia, que han provocado escasez de personal y dificultades en el envío de mercancías. Los supermercados y los fabricantes han reducido la gama de tipos de pasta, café o té que venden para facilitar el flujo de mercancías.

Algunos artículos voluminosos y poco rentables, como las bebidas gaseosas embotelladas y el agua, también han bajado en la lista de prioridades de entrega debido a la escasez de conductores, lo que significa que puede haber huecos más grandes de lo habitual en las estanterías.

Varias cadenas, como Sainsbury's, Asda y Tesco, también han cerrado mostradores de servicios de comida para reducir costes, dejando más espacio para llenar.

El auge de las compras por Internet ha hecho que muchos supermercados hayan dejado de tener artículos no alimentarios, como televisores, CDs o utensilios de cocina, lo que ha dejado espacios vacíos que muchos no han podido llenar con productos alternativos. Algunos han incorporado otros servicios, como ópticas, tiendas de copias de llaves o tintorerías para ocupar el espacio.

En cuanto a los productos frescos, tiendas como Tesco también tienen objetivos de reducción del desperdicio de alimentos, por lo que mantienen las existencias más ajustadas que en el pasado.

A veces, los supermercados también utilizan recortes de cartón de artículos caros, como detergentes, proteínas en polvo y bebidas alcohólicas, como la ginebra, para evitar el hurto. Se colocan fotos de los artículos en las estanterías para indicar su disponibilidad y los compradores deben recoger el producto real en la caja.

Traducción de Lara Lema

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats