Trump reconoce que cree que Khashoggi está muerto

Donald Trump, durante una reunión en el Despacho Oval.

EFE

Washington —

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este jueves que “ciertamente” parece que el periodista saudí Jamal Khashoggi, desaparecido hace dos semanas en Estambul, está muerto, y aseguró que de confirmarse este hecho habrá duras consecuencias.

La prensa turca asegura que Khashoggi fue torturado, decapitado y descuartizado en el consulado saudí de Estambul

La prensa turca asegura que Khashoggi fue torturado, decapitado y descuartizado en el consulado saudí de Estambul

“Ciertamente eso me parece a mí”, explicó el presidente al ser preguntado sobre si Khashoggi, al que se le perdió la pista tras entrar en el consulado saudí en la ciudad turca, ha fallecido. Trump también señaló en declaraciones a los periodistas antes de tomar el avión para viajar a un mitin político en Montana que el supuesto crimen “tendrá graves consecuencias”.

En declaraciones previas al diario The New York Times, el mandatario señaló que solo un milagro evitaría que el periodista no estuviera muerto. “Salvo que el milagro de los milagros sucediera, pensaría que está muerto. (...) Eso, basándome en todo lo que llega a la Inteligencia desde todas las partes”, incidió el presidente.

Trump reconoció que las relaciones bilaterales con Arabia Saudí influyen en la dificultad para gestionar este asunto. En sus declaraciones puso en valor ese vínculo: afirmó que Riad es “un muy buen aliado” que “ha comprado enormes cantidades de diferentes cosas e inversiones en este país”, algo que agradeció.

Las palabras de Trump llegaron tras ser informado sobre las novedades del caso por el secretario de Estado, Mike Pompeo, recién llegado de un viaje a Riad y Ankara. Pompeo pidió al presidente que conceda “unos pocos días más” a Arabia Saudí para investigar la desaparición del periodista crítico con el régimen, aunque no especificó cuándo espera que se complete esa indagación.

El presidente había señalado este miércoles que lo más importante para él era determinar si el rey saudí, Salman bin Abdelaziz, y el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, sabían algo sobre el posible asesinato del periodista.

Khashoggi desapareció el 2 de octubre tras ingresar en el consulado saudí en Estambul y las investigaciones en Turquía apuntan a que el periodista, exiliado desde 2017 en Washington, pudo haber sido asesinado en esa oficina diplomática, algo que las autoridades de Riad han rechazado. El diario The New York Times reveló esta semana que Riad planea reconocer que Khashoggi murió bajo su custodia en un interrogatorio que se les fue de las manos, y que cinco de los supuestos quince implicados son cercanos al príncipe heredero.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats