eldiario.es

9
Menú

Podemos se incendia en Madrid a seis meses de las municipales

La dirección regional suspende de militancia a todos los ediles en Madrid y abre una grave crisis a seis meses de las elecciones

Rita Maestre, José Manuel Calvo, Francisco Pérez, Esther Gómez, Jorge García Castaño y Marta Gómez decidieron no concurrir a las primarias por discrepancias con la lista propuesta por Julio Rodríguez

La alcaldesa de Madrid ha respaldado a sus concejales y ha asegurado que contará con ellos para 2019

108 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Pablo Iglesias ve compatible que Carmena reciba a familiares de presos de Venezuela y que su grupo no la apoye

Pablo Iglesias y Manuela Carmena en una foto de archivo.

La negociación para confeccionar la lista de Manuela Carrmena para las municipales de mayo ha incendiado el partido de Podemos en Madrid. La dirección regional que preside Ramón Espinar ha decidido suspender de militancia a sus seis ediles en el Ayuntamiento de Madrid, después de que estos decidiesen no concurrir a las primarias del partido para elaborar la candidatura de los comicios de mayo por discrepancias con el orden de la lista.

Entre las expedientadas están nada menos que la portavoz municipal, Rita Maestre, y el concejal de Economía, Jorge García Castaño, junto a los ediles José Manuel Calvo (delagado de Urbanismo), Francisco Pérez, Esther Gómez y Marta Gómez. Toda la representación de Podemos en el ayuntamiento de la capital.

La crisis, de consecuencias impredecibles, se produce en plena precampaña cuando faltan solo seis meses para unas elecciones cruciales en las que la izquierda se juega el Gobierno de la capital de España.

En pocas semanas debía estar definida la fórmula con la que Podemos, IU, Equo y el equipo de fieles de la regidora intentarán revalidar el éxito de 2015, cuando desbancaron al PP del poder en la capital de España tras 24 años ininterrumpidos de gobiernos conservadores.

Podemos e Izquierda Unida decidieron hacer sus primarias para decidir los nombres que presentarían a Carmena. Pero este lunes el proceso participativo del partido que lidera Pablo Iglesias ha saltado por los aires.

Todos los concejales de Podemos en el Ayuntamiento de Madrid –Rita Maestre, José Manuel Calvo, Francisco Pérez, Esther Gómez, Jorge García Castaño y Marta Gómez– se han retirado de las primarias de la organización por desacuerdos con la lista que encabeza el ex Jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad) y secretario general de Podemos Madrid Ciudad, Julio Rodríguez. Lo hicieron a última hora de este domingo, confirmaron fuentes del partido en la capital, justo antes de que se cerrase la configuración de la candidatura que había propuesto la dirección de la formación.

Y la dirección regional de Podemos ha respondido a última hora de la tarde suspendiendo a todos de militancia. Se trata de una medida cautelar que según la cúpula del partido en Madrid podría levantarse si los ediles reconsideran su decisión y concurren a las primarias de Podemos, informa Aitor Riveiro.

Ninguno de los ediles afectados ha hecho declaraciones, después de que eldiario.es haya adelantado la decisión. Fuentes cercanas a los ediles aseguran que estos se sienten extrañados y que desconocen los motivos del expediente.

Ya durante la tarde y antes de que se conociera la decisión de de la cúpula en Madrid, las mismas fuentes acusaban a la dirección del exJemad de incumplir el acuerdo al que habían llegado y que les convenció para concurrir a unas primarias cuya filosofía no compartían, ni por su planteamiento ni por los plazos.

Según explicaban estas mismas fuentes, Julio Rodríguez acordó el pasado octubre, que los seis concejales de Podemos en el Ayuntamiento de la capital estarían entre los diez primeros puestos de la lista que él encabeza. Según ese supuesto pacto, se garantizarían unas primarias "blandas" con control de la militancia para "que no hubiera sorpresas".

El secretario general de Podemos Madrid Ciudad negoció lo mismo con Marta Higueras, aseguran las fuentes, dado que la alcaldesa reclamó como condición para repetir candidatura que los quiere a todos en su lista. Carmena puso entonces como requisito tener las manos libres para configurar su propio equipo.

La dirección de Podemos en Madrid no quiso valorar estas afirmaciones a preguntas de eldiario.es a lo largo de la tarde. Julio Rodríguez había convocado a media mañana una rueda de prensa que fue suspendida sin explicación al mediodía. Por la noche llegó la decisión del Consejo de Coordinación de Podemos en la capital.

Los seis concejales de Podemos en Madrid habían decidido borrarse de las primarias a última hora, el domingo por la tarde, cuando se les informó de que Jorge García Castaño, delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, y Esther Gómez, concejala Presidenta de los Distritos de Carabanchel y Chamberí, quedaban relegados a las posiciones once y doce de la lista, un movimiento que los ediles califican de "impresentable". En su opinión, la dirección del exJemad había incumplido el acuerdo: "es la gota que colmó el vaso".

"El proceso ha sido chapucero porque no han conseguido integrar a ninguno de los concejales", critican fuentes municipales. "Esto demuestra el fracaso de una dirección que no ha sabido negociar con unos mínimos", añaden estos ediles alineados con Carmena y críticos con Julio Rodríguez.

El desencuentro entre el núcleo de ediles cercanos a la alcaldesa -Maestre, Castaño, Gómez y Calvo- con la dirección de Podemos en la capital por las primarias venía de atrás. Los cuatro concejales estuvieron a punto de no inscribirse en un proceso participativo que, según lamentan, no les tuvo en cuenta, pese a los importantes cargos que desempeñan en el Gobierno Municipal. Aquella crisis de octubre se cerró con un acuerdo que garantizaba los diez primeros puestos para los ediles.

La sorpresa se producía este domingo cuando Francisco Pérez, concejal presidente de Vallecas y afín a la dirección del exJemad, decidía borrarse de las primarias por consideran "inadmisible" que Castaño y Gómez bajaran en la lista. "Fue Pérez, que hasta ahora abogaba por un perfil bajo y mantener la paz, quien dinamita las relaciones y decide irse", explican diferentes fuentes consultadas. "Después van todos los demás detrás porque tenía toda la razón", explican.

"Desde el principio no compartimos ni el proceso ni el objetivo de estas primarias, que lo único que pretendían eran imponer unos nombres a Manuela cuando ella ya había dicho que no aceptaría cuotas", asegura uno de los concejales.

Otras fuentes defendían a lo largo de la tarde que lo que ha sucedido es un pulso de Podemos con la alcaldesa para colocar a los afines a Rodríguez e Iglesias de cara a una hipotética sucesión a medio plazo de Carmena.

La regidora salió por la mañana en defensa de sus concejales de los que ha dicho que "son muy importantes". "Cualquier decisión que tomen ellos la voy a valorar porque los valoro a ellos. Son unos concejales muy importantes que han desempeñado su trabajo muy bien con los que yo me encuentro muy cómoda y muy bien y creo que forman parte de la continuación del proyecto", aseguró la alcaldesa de Madrid, horas antes de que se conociese la decisión de Podemos Madrid.

Los ediles, en principio, tienen asegurado su puesto en la candidatura, según las palabras de la regidora, aunque fuentes cercanas a Carmena garantizan todos los nombres excepto el de Francisco Pérez. Desde Podemos Madrid Ciudad aseguraban a media tarde a este diario que no se opondrían a que los ediles vayan en la lista de Carmena.

La continuación en Podemos

Casi al mismo tiempo que Carmena atendía a la prensa en Berlín para apoyar públicamente a sus concejales, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, situaba políticamente fuera del partido a Rita Maestre y los otros cinco concejales del Ayuntamiento de Madrid. Echenique respondía en una rueda de prensa: "Los concejales de Podemos en Madrid serán otras personas".

Echenique aseguró en la habitual rueda de prensa de los lunes que "las primarias sirven para que se elija qué personas son candidatos". Por lo tanto, señaló el secretario de Organización, "los concejales que representen a Podemos serán los que han pasado por las primarias de Podemos".

El responsable de Organización de Podemos no concretó en ese momento si la dirección tomaría alguna medida orgánica contra estos concejales, que son inscritos del partido. Maestre incluso forma parte de la dirección estatal, mientras Calvo, Marta Gómez, Paco Pérez y Esther Gómez lo son en el ámbito municipal. "No hemos hablado de eso en la reunión de la ejecutiva", señaló Echenique al mediodía. "No va de reglamentos ni de esas cosas. Esto va de democracia interna", apuntó.

Antes de que se precipitase la apertura de los expedientes, los ediles aseguraron que no tenían ninguna intención de abandonar Podemos en un comunicado conjunto. Su idea era, y no hay noticia de que haya cambiado tras ser expedientados, someterse a las primarias que revalidará la lista final de Carmena y seguir trabajando junto a la alcaldesa desde la formación morada.

"Todos los concejales de Podemos formaremos parte del proceso participativo que se desarrollará en un futuro ya que es imprescindible hacer compatible el proyecto político en torno a nuestra alcaldesa y nuestro compromiso con Podemos, una de las fuerzas fundamentales del cambio político en este país", declararon los ediles. "Somos parte del Podemos que lleva años trabajando codo con codo con Manuela Carmena y lo seguiremos haciendo".

Desde el entorno de los concejales se asegura que no han incumplido nada del reglamento por lo que tengan que abandonar el partido ya que presentarse a unas primarias es un derecho y no una obligación.

Antes de conocer la decisión de expedientarlos y la suspensión temporal de militancia, fuentes cercanas a los concejales de Podemos abogaban por "coser" las relaciones" y defendían que eso pasaba por que Julio Rodríguez, a quien acusan de haber hecho "juego sucio", se sentase a negociar con ellos. La manera "más efectiva", defendían, para reconducir la relación "sería desconvocar las primarias", aunque no tenían mucha esperanza de que eso fuese a suceder.

"No obstante, esto es política y siempre se puede hablar y llevar las cosas por el mejor camino posible. Si aspiramos a compartir un Gobierno juntos, ya que Julio Rodríguez pretende estar en la lista que encabece Manuela Carmena, habrá que reconducir las cosas", aseguraba uno de los ediles a eldiario.es.

Tras la situación desatada, el  exJemad  ha apelado a través de un tuit a la experiencia que hace valorar "la lealtad, la perseverancia, el camino recto y el juego limpio".

Carmena ya había anunciado que en las próximas semanas presentaría la plataforma con la que pretende que diferentes actores políticos y de la sociedad civil se unan a su candidatura. La alcaldesa de Madrid ha insistido siempre en que no quiere "cuotas" y quiere presentarse con personas con las que se sienta "cómoda". Las negociaciones, por tanto, se presentan complicadísimas con el partido de Pablo Iglesias partido por la mitad en Madrid y el deseo de Podemos de controlar a los nombres que acompañen a la primera edil en 2019.

Ahora, con todos los concejales suspendidos de militancia y el partido en Madrid abierto en canal, la batalla interna ha tocado al corazón del Gobierno de Ahora Madrid y ofrece munición a la oposición para una campaña que se adivina feroz. Está en juego el Gobierno de la capital y Podemos ha abierto una crisis de consecuencias imprevisibles. Oficialmente, el partido de Pablo Iglesias pierde el Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, ya no tiene concejales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha