El Pleno del Ayuntamiento de Madrid da el último aprobado a la Operación Chamartín con la abstención del PSOE

Operación Chamartín

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha dado este viernes el sí definitivo en el pleno de este viernes a la Operación Chamartín, el desarrollo urbanístico del norte de la capital ahora renombrado como Madrid Nuevo Norte, tras su aprobación definitiva por parte de la Comunidad de Madrid el pasado 25 de marzo. La votación ha salido adelante con la abstención del PSOE.

Madrid Nuevo Norte (el último plan urbanístico lo desarrolló el Gobierno de Manuela Carmena) fue aprobado en julio por el Ayuntamiento de Madrid. Desde entonces estaba pendiente del último visto bueno del Gobierno regional que llegó el 25 de marzo. Este viernes ha vuelto al Pleno municipal para ser aprobado definitivamente.

"Ahora más que nunca necesitamos de estos proyectos que nos pongan otra vez en cabeza en materia de generación de oportunidades y de empleo para la ciudad", ha declarado el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, quien ha destacado que "gracias al trabajo conjunto de los Gobiernos municipal y regional, la Modificación del Plan General de Ordenación Urbana para el ámbito Madrid Nuevo Norte ya es una realidad".

Madrid Nuevo Norte se articulará alrededor de la estación de tren de Chamartín y afecta a unos 2,65 millones de metros cuadrados. El proyecto contempla la construcción de 348 edificios de oficinas (60%), 11.500 viviendas y equipamientos públicos. "Va a ser la obra pública más importe del sur de Europa de los últimos años. En un momento de tanta incertidumbre lo que necesitamos es seguir creando empleo y apostando por esto", anunciaba hace unas semanas la presidenta madrileña.

Durante los últimos 26 años, la sociedad privada y la empresa pública Adif (propietaria de gran parte de los terrenos) han ido renovando el contrato por el que la empresa pública venderá los terrenos a una sociedad privada formada por BBVA y la constructora San José, unos documentos que publicó en exclusiva eldiario.es. La evolución de estos contratos supone una transformación completa del plan inicial, con condiciones muy distintas a las que, en su momento, consiguió el banco Argentaria –entonces público– cuando ganó el concurso convocado por Renfe para esta operación. Nunca se volvió a sacar a concurso.

El gigantesco solar que venderá Adif a Distrito Castellana Norte (DCN), formada por la constructora San José y BBVA, agrupa 1,27 millones de metros cuadrados, según el último contrato. La empresa pública tiene la propiedad de la mitad del terreno que se va a urbanizar, el resto se lo reparten con porcentajes mucho menores el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid, Correos y el Ministerio de Fomento junto a otros propietarios privados. DCN pagará por ese suelo 984,2 millones de euros: lo que supone menos de 769,5 euros por metro cuadrado si se descuentan los intereses financieros del pago a 20 años.

El proyecto finalmente se desarrollará a lo largo de 25 años –en el segundo semestre de 2021 empezará la urbanización y tendrá que pasar otra década para que se empiecen a construir los edificios–. Supondrá una inversión de 7.100 millones de euros y la creación de 200.000 empleos, directos e indirectos, asegura la Comunidad de Madrid.

Etiquetas
Publicado el
29 de mayo de 2020 - 11:09 h

Descubre nuestras apps

stats