Un hospital de Madrid admite que "demora" las revisiones a un enfermo crónico por el "incremento de pacientes"

Respuesta a una reclamación de un paciente del hospital Ramón y Cajal.

Retrasos en las revisiones médicas por la sobrecarga de pacientes. Un hospital público de Madrid admite, en una carta a la que ha tenido acceso eldiario.es, que ha demorado el chequeo rutinario de un enfermo con bronquitis crónica, tratado con antibióticos a diario, por el "incremento" de pacientes pendientes de atender. "Con relación a su escrito, relativo al deseo de que se agilice la cita para una consulta que tiene pendiente, nos informan de que la demora es debida al incremento de pacientes y por el momento no es posible adelantarlo", dice la misiva, que deja la puerta abierta a anticipar la revisión "si fuera posible".

El PP promete dejar a la mitad las listas de espera sanitarias en Madrid con una fórmula aplicada sin grandes resultados

El PP promete dejar a la mitad las listas de espera sanitarias en Madrid con una fórmula aplicada sin grandes resultados

El escrito, fechado en noviembre, responde a la queja de un paciente respiratorio, que prefiere no revelar su nombre y responde a las siglas de A.U. En agosto, relata, se sorprendió por el cambio de periodicidad de sus revisiones habituales en Neumología. Hasta entonces se habían hecho cada seis meses.  Sin embargo, en la última cita su médico le advirtió de que la siguiente no sería hasta 12 meses después.

"Cuando pregunté el motivo de por qué hacen esto, me dijeron que tienen muchos pacientes y en algunos casos están alargando los tiempos", explica en el escrito de reclamación, en el que denuncia que considera "inaceptable que por motivos organizativos" se hayan recortado sus revisiones. La próxima será en octubre de 2020.

El paciente asegura que ha intentado por varios medios conseguir una cita más temprana. Recurrió a la ventanilla de reclamaciones de la Consejería de Sanidad donde, dice, le recomendaron que buscara otro hospital de la red pública como alternativa para agilizar la cita. "Eso es barrer y meter la mierda debajo de la alfombra", critica en conversación con eldiario.es. Una de las vías empleadas por la Comunidad de Madrid desde hace años para descargar la lista de espera es derivar a los pacientes que así lo deseen, dentro de la llamada "libertad de elección", a centros concertados. También ha enviado emails dirigidos al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero, sin obtener respuesta.

En el hospital explican que la cita está sujeta a la "valoración médica" y subrayan que el paciente puede acudir a las urgencias del centro si ve agudizada su patología. Sobre los motivos de la demora, una portavoz asegura que "ha podido haber un incremento puntual" de la demanda y que "el Servicio de Neumología siempre está abierto para los pacientes". El informe médico de la última cita contempla un chequeo "en el primer hueco libre a partir de 12 meses". En documentos similares de consultas anteriores el tiempo era de seis meses.

Otra cara de las listas de espera

Esta es una cara más de las listas de esperas de la sanidad madrileña. Un sistema que registra una de las menores demoras de España pero que no logra reducir las cifras desde hace años. Los sucesivos gobiernos de la Comunidad de Madrid, desde Esperanza Aguirre hasta Cristina Cifuentes, han invertido centenares de millones de euros en planes específicos cuyos fondos han terminado sin gastarse en un porcentaje muy alto. En 2018, por ejemplo, se dejó sin ejecutar el 65% del presupuesto, según un informe reciente de la Cámara de Cuentas de Madrid. Igual que entre 2011 y 2015, cuando se presupuestaron 135 millones y solo se gastaron 74.

"Aunque la lista de espera quirúrgica es la más llamativa, porque esperas una operación, hay un problema muy gordo con las consultas especializadas", dice A.U. Este informático de 42 años fue diagnosticado hace cuatro tras un episodio agudo de bronquitis. Desde entonces toma antibióticos a diario, se suministra suero y debe hacer, por prescripción médica, ejercicios respiratorios todos los días para evitar infecciones.

"Este año toco madera porque no he pillado nada, pero me siento inseguro. Estoy con antibióticos permanentemente y nadie me va a ver en 14 meses, como si fueran caramelos de menta", se queja al otro lado del teléfono. "Aparte de eso, es el desgaste, que te manden de un sitio a otro y al final no haya solución. Yo entiendo que están hasta arriba, pero si no les dan los medios, que contraten a más gente", añade.

El paciente asegura que su neumólogo le dijo verbalmente que consideraba que su revisión debía ser antes pero que "no se podía partir por la mitad", que "estaba hasta arriba de pacientes". A día de hoy, A. U. continúa buscando una solución con quejas al Defensor del Paciente y del Pueblo.

Etiquetas
Publicado el
15 de enero de 2020 - 21:39 h

Descubre nuestras apps

stats