La portada de mañana
Acceder
Los barones se enfrentan por la pandemia y evidencian la descoordinación del PP
Teresa Ribera: "La sociedad demanda la reducción de vehículos"
Opinión – El problema de la prescripción universal, por Elisa Beni

Dudua Palacio, otro parche ciudadano al hambre de 120 personas al día

Cola de personas esperando la comida gratuita del Dudua Palacio | SOMOS MALASAÑA

Desde inicios del mes de mayo el restaurante Dudua Palacio, un clásico de la hostelería situado en el número 2 de la Cuesta de San Vicente desde hace 35 años, está ofreciendo comida gratuita a personas necesitadas en respuesta a la situación de extrema necesidad que la crisis social provocada por el Covid-19 está generando. Ayer, martes, salieron más de 120 menús completos de su cocina: patatas revolconas, dorada a la plancha y tarta de yema de huevo. Todo un lujo facturado por un local cuyo menú en los tiempos de la normalidad perdida costaba 12 euros.

Cada día, poco después de las 13 horas comienza a formarse una ordenada y silenciosa cola de personas ante las escaleras de acceso al restaurante. Los futuros comensales mantienen la correspondiente distancia de seguridad entre sí mientras aguardan a que les entreguen lo que comerán esa jornada. A los mayores se les dispensa de esperas y se les invita a saltarse la fila. Voluntarios de las cercanas parroquias del Buen Suceso y de San Antonio de la Florida también se llevan un buen número diario de los menús del Dudua Palacio para usuarios de Cáritas con problemas de movilidad.

Juan Hernández, el dueño del restaurante, dice que todo fue idea de Miguel, uno de sus empleados, quien junto a otros tres trabajadores -un camarero y dos cocineras- se encarga de sacar adelante el singular servicio que en estos días de estado de alarma se han auto impuesto o, más bien, que las circunstancias les han obligado a auto imponerse, porque Hernández cuenta que era tal la necesidad que estaban viendo a su alrededor que fue lo que les urgió a colaborar con sus vecinos.

El pasado fin de semana comenzó a circular por los grupos de WhatsApp de las redes de apoyo ciudadano que se han montado en el distrito Centro un mensaje del Dudua Palacio en busca de bocas a las que alimentar: "Queremos informaros que desde hace una semana estamos ofreciendo menús completos gratis para todas las personas que lo necesiten y puedan acercarse a recogerlo respetando las medidas de seguridad vigentes. Os pedimos difusión para esta iniciativa, ya que consideramos que, en estos tiempos de crisis, debemos dejar a un lado nuestros intereses individuales y trabajar por ayudarnos los unos a los otros, dar y encontrar apoyo en los demás, no sólo para formar una sociedad más fuerte y unida, sino porque es lo que más puede reconfortarnos es estos tiempos difíciles".

Si Juan y su equipo pedían más madera, no tardaron en encontrarla. No será por personas necesitadas en el distrito y en la ciudad en estos días. Ante su puerta no faltan cada mañana.

Como no puede ser de otra forma, la loable iniciativa del Dudua Palacio tiene fecha de caducidad. El 27 de mayo el restaurante espera poder reabrir al público.

Al igual que hicieron otros establecimientos con anterioridad, este es uno más de los parches al hambre inmediata de muchos madrileños que tratan de poner un puñado de quijotes de barrio; un hambre que también parchean, y contra la que luchan, las redes solidarias de voluntarios que han surgido por doquier durante esta pandemia, así como otras asociaciones y oenegés de diverso tamaño y recorrido. Parches ciudadanos y temporales que ayudan a que no reviente un sistema de protección social al que se le han visto las costuras.

Hernán

El menú del día en Dudua Palacio costaba 12 euros, no 32!!
Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats