La portada de mañana
Acceder
El mapa de todas las inmatriculaciones de la Iglesia
¿A qué enfermos crónicos vacunar primero?
Opinión – No, no ha lugar, por Esther Palomera

El cuartel del Conde Duque y los Húsares de Pavía

soldado

En estos días, en los que el viejo Cuartel del Conde Duque es objeto de debate en el seno del nuevo equipo municipal, y sirve lo mismo como cine de verano que como contenedor de diversas instituciones culturales, recuperamos un viejo artículo de 1901 que nos ayuda a imaginar sus patios repletos de soldados, como fue por siglos.

El extenso artículo hace un repaso a la historia del cuartel y de las distintas huestes que alojó en el tiempo, con especial atención al viejo cuerpo de la Guardia de Corps, que diera nombre al cuartel. En el momento en el que se escribió el mismo, en 1901, había allí dos regimientos de Caballería y uno de Infantería. Uno de los regimientos de caballería era el de los Húsares de Pavía, y un oficial de caballería, Antonio Morillas, se deshace en elogios a a vida castrense.

Pero lo realmente interesante del artículo son las fotografías, que nos muestran a los soldados haciendo la instrucción en los patios del Conde Duque y durante momentos de su vida diaria: comiendo en el suelo, recibiendo el rancho, pelando patatas, herrando a los caballos heridos o entrenando saltos. Hemos incluido algunas en el artículo pero recomendamos ir al original.

Llama mucho la atención la consideración que recibe la puerta principal del cuartel, posiblemente su elemento más apreciado hoy en día (y uno de los pocos  que se han mantenido casi inalterables tras las sucesivas reformas). Se dice que "en la portada que tiene orientación E. se halla colocada la puerta principal, obra malísima del churriguerismo". Esta opinión, lejos de ser una extravagancia del autor, era la más extendida en la época sobre la corriente artística, y la causa de que, por ejemplo, la portada del Hospicio de la calle Fuencarral casi desapareciera para siempre.

El artículo pertenece al número del 30 de julio de 1901 de la revista Madrid, y ha sido digitalizado por una institución que reside en el propio Centro Cultural, la Biblioteca Digital Memoria de Madrid, haciendo uso de los fondos de la Hemeroteca Municipal -también en el viejo cuartel-para acercar la memoria documental de la ciudad a todos los madrileños. La revista Madrid, fundada por Alberto Aguilera, se vendía entonces por 25 céntimos y se apellidaba revista literaria.

Etiquetas
Publicado el
26 de agosto de 2015 - 11:28 h

Descubre nuestras apps

stats