Peatonalizar Antonio Grilo y otras calles traseras de Gran Vía es "posible y positivo" para el Ayuntamiento de Madrid

Una furgoneta invade la acera para atravesar Antonio Grilo

Uno de los puntos negros peatonales en Malasaña podrá desaparecer el año que viene. La calle Antonio Grilo, una vía por la que los coches suben constantemente a sus aceras para circular, será peatonalizada junto con dos travesías de su entorno. Al menos esa es la intención del área de Obras, que ultima el proyecto de remodelación del entorno de Mostenses, en el que incluirá esta actuación. Solo queda el visto bueno del área de Movilidad y Medio Ambiente, que actualmente estudia las vías por las que deberían circular los camiones que acudan al mercado de abastos situado en la zona.

El Ayuntamiento remodelará el entorno de Mostenses peatonalizando gran parte de la zona

El Ayuntamiento de Madrid remodelará el entorno de Mostenses

La delegada de Obras, Paloma García Romero, admitió que en Grilo "la distancia entre las fachadas no hace posible el cumplimiento de las condiciones básicas de accesibilidad universal". Lo hizo en respuesta a una pregunta del PSOE en la comisión de su área, que se interesaba por conocer el futuro de este espacio. García Romero avanzó que desde el área de Movilidad han indicado que "es posible y positivo" acometer la peatonalización, pero que depende de un estudio detallado que establezca los impactos de circulación en el entorno. "Es necesario establecer itinerarios alternativos para la entrada y salida del párking subterráneo y el acceso de las operaciones de carga y descarga del mercado", avanzó.

Actualmente, el área de Obras está a la espera de la propuesta funcional de Movilidad para concluir el proyecto con la solución definitiva para la zona y comenzar las obras "en los primeros meses" de 2022.

Un "espacio residual" junto a Gran Vía

Paloma García Romero explicó en comisión que el entorno del Mercado de Mostenses presenta una notable "degradación del espacio público" y admitió que "no cumple con las mínimas condiciones de accesibilidad peatonal ni calidad ambiental". Lo llegó a definir como un "espacio residual" a las espaldas de Gran Vía y a escasos metros de la Plaza de España.

En esta situación ha influido que toda la plaza se encuentre encima de una losa de aparcamiento "cuyo forjado superior es bastante superficial", lo que no permitiría la plantación de arbolado, por "dificultar bastante la evacuación de aguas fluviales", añadió.

El objetivo de su área es una remodelación integral de todo el entorno, para mejorar la calidad del espacio público, además de conseguir adaptar normativa accesibilidad universal. Está previsto además implantar una pérgola, nuevo alumbrado, plantar arbolado en aquellos espacios que lo permitan en las calles Antonio Grilo, San Ignacio de Loyola, las Travesías de la Parada y de las Beatas.

La remodelación del entorno de Mostenses surge del concurso de ideas Europan 14, convocado en 2017 y en el que resultó premiado el proyecto de renovar seis plazas cercanas a Gran Vía elaborado por el estudio de arquitectura Furii Studio. Sin embargo, su propuesta fue solo un catálogo de ideas que el Ayuntamiento de Madrid puede seguir o no a la hora de establecer la reforma. El actual proyecto lo desarrolla la consultora Prointec, bajo la dirección de técnicos municipales.

La calle Antonio Grilo ha dado lugar a un buen número de protestas vecinales solicitando su peatonalización y, antes, en febrero de 2020, a la aprobación por parte del pleno de la Junta Municipal de Centro de estudiar su conversión en una vía de plataforma única con más espacio para el peatón.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats