Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Junts impide al Gobierno asentar la legislatura
CRÓNICA | La pinza del PP y Junts golpea dos veces a Sánchez
OPINIÓN | El 'caso Peinado' y los múltiples culpables, por Rosa María Artal

La rabia vecinal por las talas en Arganzuela llega al pleno del distrito, suspendido por los gritos de protesta

Las protestas vecinales en el pleno de Arganzuela, este martes

Diego Casado

Madrid —

2

Las protestas por la tala de cientos de árboles en Madrid esta semana han llegado al pleno de la Junta de Arganzuela, donde se debatían los asuntos correspondientes al mes de diciembre. Un grupo de vecinos contrarios a que el Ayuntamiento haya permitido las talas han protestado durante la sesión, ante lo que la concejala del distrito, María Dolores Navarro (PP), suspendió la sesión.

El momento en el que acabó con este espacio de debate distrital se produjo después de un minuto de protestas y con tres llamadas apresuradas al orden, después de las cuales Dolores Navarro se levantó y abandonó la sala, seguida del resto de vocales vecinos del Partido Popular.

Los vecinos portaban móviles con los que emitían sonido de motosierras y gritaban “Madrid capital de la tala ilegal” mientras el equipo de Gobierno se marchaba y dejaba a los concejales de la oposición preguntándose el porqué de este cierre apresurado, explican a este periódico fuentes del PSOE y de Más Madrid.

Desde el Ayuntamiento de Madrid confirman la suspensión, debido a la entrada en el salón de plenos de alrededor de 50 personas que se manifestaban en el exterior contra las recientes talas. “Después de llamar al orden varías veces y viendo que el Pleno no se podía desarrollar garantizando la seguridad y el orden público, la concejala ha decidido suspenderlo”, apuntan a Somos Madrid fuentes municipales.

“No es la manera, hay otras alternativas” se queja la edil socialista Enma López, que también denuncia que la concejal del PP no consultó la suspensión al resto de portavoces de la oposición. “Podía haber ordenado un receso, podría haberse acercado a las vecinas y vecinos para escucharles y dialogar con ellos, pero son las formas absolutistas a las que no está empezando a acostumbrar el gobierno del señor Almeida”.

Los vecinos que protestaban son los mismos que mantienen desde el mes de febrero una lucha para intentar salvar la arboleda histórica de Arganzuela, desaparecida en parte este martes por las motosierras de la Comunidad de Madrid, para la construcción en el parque de una nueva estación de la línea 11. La parada estaba inicialmente prevista bajo el paseo de Yeserías, pero el Gobierno regional cambió su ubicación al adjudicar la obra, lo que originó la movilización vecinal.

El proyecto con el que se adjudicó la obra, que contemplaba más de un millar de talas, quedó reducido a 523 después de meses de movilización de los habitantes de Arganzuela, Carabanchel y Retiro. Aún así, la Consejería de Transportes tumbó la mayoría de alegaciones vecinales que ofrecían otras alternativas a la deforestación.

Etiquetas
stats